Fuenlabrada tumba a Unicaja en un gran partido
Un gran Fuenlabrada se impuso a Unicaja. Foto: ACB

Buena mañana de baloncesto en el Fernando Martín entre Montakit Fuenlabrada y Unicaja. Un partido entre dos invictos, que levantó mucha expectación por el buen juego de ambos conjuntos y la buena trayectoria de sus técnicos. Baloncesto bonito entre los de arriba de la clasificación.

Arranque eléctrico

Montakit Fuenlabrada comenzó como es habitual en el cuadro del “che” García, con intensidad y lucha, ganando el salto inicial y la primera canasta del encuentro. Vargas y Popovic empezaron controlando el juego y moviendo bien el balón. En el aspecto defensivo, el equipo fuenlabreño mantuvo una defensa individual muy pegajosa. La gran capacidad de rebote de los locales fue la tónica en los primeros compases, con O´Leary haciéndose con el esférico. Por otro lado, Eyenga arrancó fuerte el partido y causó graves problemas para los malacitanos.

Unicaja consiguió sacar varias faltas en el primer cuarto, logrando entrar en bonus bastante pronto. Alberto Díaz era el encargado de repartir el juego en el equipo de Málaga. Con el paso de los minutos, fueron el venezolano Vargas y el congoleño Eyenga los que empezaron a dominar el balón en el cuadro de Fuenlabrada. Néstor García hizo rotaciones a mitad del primer cuarto para dar un balón de aire fresco al equipo, cuando parecía que se atascaba en ataque. Por otro lado, el poderío físico de Shermadini hizo daño a la defensa de Montakit.

Un primer cuarto marcado por las faltas en defensa de Fuelabrada, que Unicaja supo aprovechar de la mano de Shermadini y Salin. El marcador se mantuvo parejo, demostrando la igualdad de los dos equipos en los primeros compases del partido. Eyenga, con dos triples revolucionó el partido, recuperando la desventaja y poniendo a su equipo por delante. Con empate a 14 en el luminoso, llegó el primer tiempo muerto del duelo, con el objetivo de poner algo de calma a una frenética lucha.

El final del primer cuarto estuvo marcado por la presión y reboteo de Sekulic y del letón Roland Smits. Paco Cruz demostró su gran estado de forma anotando desde la línea de tres a falta de treinta segundos para el final del cuarto, y el equipo siguió dominando el rebote, lo que se tradujo en ventaja en el marcador.

El segundo cuarto comenzó como acabó el primero, con Fuenlabrada al mando de la mano de Luka Rupnik anotando la primera canasta y con una serie de faltas sucesivas, probando esa intensidad habitual en el equipo del “che” García. Tras un ligero descanso, Popovic y Vargas regresaron a pista. También lo hizo poco después Eyenga. Unicaja recuperó fuerzas y la ventaja en el marcador, propiciado por el desacierto de los locales. Los malacitanos tiraron de juego interior con Nedovic y exterior con Carlos Suárez, pero Eyenga continuó siendo el dueño del rebote defensivo. El segundo tramo del segundo cuarto estuvo marcado por el gran momento de Marko Popovic, acertando desde el triple y repartiendo balones a sus compañeros. Nedovic y Waczynski mantuvieron a Unicaja a base de triples en el partido.

El técnico argentino de Fuenlabrada quiso calmar los ánimos, pidiendo otro tiempo muerto. Un ligero descanso que le vino mejor al equipo de Joan Plaza, tanto fue así que tras encajar canasta, García volvió a pedir tiempo muerto para reorganizar al equipo. Algo que le vino bien al cuadro del sur de Madrid, aunque Unicaja siguió a un buen nivel. Paco Cruz revolucionó el partido como ya hiciera la anterior jornada en Andorra, y Fuenlabrada igualó la contienda, llegando al descanso con 35 iguales.

Segunda parte fuenlabreña

Inicio del tercer cuarto con O´Leary acaparando la pintura y Popovic repartiendo asistencias. Milosavljevic acortó distancias desde el tiro libre, pero Eyenga siguió imparable bajo el aro, logrando bandejas al contacto. Poco a poco, el partido se fue trabando a base de faltas y fallos por parte de cada bando, lo que hizo que el marcador siguiera en 39-36. Popovic desbloqueó la situación con un triple que puso a su equipo seis arriba. Unicaja permaneció errático en el tercer cuarto, y el ambiente se caldeó por un par de acciones que el público considero fuera de lugar.  Eyenga aprovechó una jugada de tres tiros libres para poner más tierra de por medio, con un 45-36. Nemanja Nedovic paró la sequía de Unicaja con un tiro de media distancia, pero Sekulic respondió instantáneamente. Brooks logró 5 puntos consecutivos y acercó a su equipo en el marcador.

Joan Plaza introdujo a McCallum para frenar el asedio local y Unicaja aprovechó el bonus para anotar desde la línea de tiros libres. Los fuenlabreños siguieron insistiendo en la faceta reboteadora y el equipo superó en intensidad al rival. El cuarto terminó con una jugada no finiquitada por Fuenlabrada y con 54-49 en el electrónico.

El partido quedó pendiente para el último cuarto. Los locales iniciaron algo titubeantes, pero con ventaja aún en el global. Néstor pidió tiempo muerto para poner calma y recomponer al equipo porque la ventaja se redujo a un único punto. Vargas tiró de veteranía y Eyenga de físico para calmar el ímpetu de Unicaja. En los últimos cinco minutos, el pabellón apretó como nunca, mientras Sekulic y Vargas impulsaban al equipo. Paco Cruz no defraudó y puso a Fuenlabrada seis arriba a falta de tres minutos con un triple desde el parking. O´Leary amplió la ventaja dejando el encuentro en 73-65 con dos minutos por delante.

Unicaja apretó en los últimos momentos, con dos tiros libres anotados, pero el norteamericano O´Leary anotó una bandeja sin presión. Eyenga puso el colofón con un mate espectacular con asistencia de Marko Popovic. Los de Joan Plaza anotaron otros dos tiros libres, pero el partido acabó con el balón en manos locales. 77-69 el resultado final, y la tercera consecutiva para los de Néstor García, que aspiran a todo. 

VAVEL Logo