Anuario VAVEL Chicago Bulls 2017: un año de altibajos
Los Bulls están a tiempo de salvar su temporada | Montaje: Santiago Arxé Carbona (VAVEL.com)

El año de Chicago Bulls ha tenido tantos altibajos que realmente es difícil resumirlo en un texto. Una de las franquicias más populares de la liga ha tenido de todo, unos duros playoffs frente a los Boston Celtics, un cambio de cara en verano, la caída como proyecto deportivo y la resurrección del mismo cual ave fénix.

Los Playoffs de Chicago Bulls

Los de la denominada Windy City se colaron in extremis en los playoffs, después de disputar a cara de perro el último billete de ida a los mismos con los Miami Heat de Whiteside y compañía.

De esta manera, los de Fred Hoiberg debían enfrentarse en primera ronda al primero clasificado, nada más ni nada menos que unos Boston Celtics en pleno auge.

Para sorpresa de todos, los Bulls comenzaron la serie barriendo a unos Celtics que no se ubicaban. En el primer partido de la serie, Chicago se impuso a Boston por 106-102, con un Isaiah Thomas en shock tras perder a su hermana en un trágico accidente de tráfico, algo que dentro de la cancha pareció no afectar al base. Finalmente un decisivo Jimmy Butler decantó la contienda.

En el segundo encuentro la tendencia fue algo diferente a la del anterior. Un partido dominado por los Bulls en todo momento, que siempre estuvieron por delante en el marcador  en todo momento, destacando por encima de todos un excepcional Rajon Rondo. El partido finalizó 111-97.

Tras estos dos partidos, una lesión marcaría el futuro de los Bulls en la eliminatoria, ni más ni menos que la de Rondo, el líder del equipo en los dos partidos anteriores.

El equipo no fue capaz de sobreponerse a una baja tan sensible como la de su base titular, cediendo cuatro derrotas consecutivas y cayendo eliminados en el sexto partido con un parcial de 2-4.

El verano en Chicago no fue una maravilla

Como era previsible, el trágico final de temporada que tuvo el equipo hizo mella en la plantilla y confianza de sus integrantes en el proyecto.

El draft de 2017 fue clave de cara a confeccionar la plantilla de este año. Los Bulls mandaron a su estrella, Jimmy Butler, a la fría Minnesota a cambio de Zach LaVine, Chris Dunn, Lauri Markkanen (Pick número 7) y el pick número 16 del mismo draft. Por si no fueran pocos movimientos, Chicago traspasó a cambio de dinero a uno de los rokies más prometedores del draft, Jordan Bell, a los Golden State Warriors.

Estos no fueron los únicos cambios significantes en la plantilla. Rajon Rondo se marchó a New Orleans Pelicans, dejando una importante vacante en su posición.

Por otra parte, Wade ejerció su player option tras finalizar la temporada asegurando su continuidad. Postura que “Flash” Wade cambió al ver la fuga de talentos producida en verano, las relaciones se pusieron cada vez más tensas, y con la oferta de volver a jugar con su amigo, LeBron James, en Cleveland Wade forzó para abandonar el barco rumbo a Ohio, algo que finalmente consiguió.

Las principales incorporaciones de Chicago | Foto: Chicago Bulls
Las principales incorporaciones de Chicago | Foto: Chicago Bulls

Comienzo de temporada

Los de Fred Hoiberg comenzaron la temporada con 3 derrotas consecutivas ante Toronto Raptors, Cleveland Cavaliers y San Antonio Spurs, partidos en los que el equipo no fue sólido y daba la sensación de estar experimentando de qué son capaces, con el fin de establecer un objetivo para esta temporada.

Tras estas derrotas consecutivas, los Bulls cogieron un poco de oxígeno imponiéndose a Atlanta, algo que fue un mero espejismo. Tras esta victoria los Bulls volvieron a conceder dos derrotas consecutivas contra Oklahoma City Thunder y Miami Heat. La de Oklahoma fue especialmente abultada, casi por 70 puntos.

Tras imponerse a Orlando Magic, Chicago encarriló cinco derrotas consecutivas, entrando en una mala dinámica de equipo. El vestuario comenzó a fracturarse gravemente y los jugadores dejaron de creer en el proyecto y en su entrenador, un equipo totalmente a la deriva que no sabe por qué lucha ni a que juega.

Esta mala dinámica se vio reflejada en la siguiente racha negatiga, después de ganar un partido, los Bulls cosecharon nada más ni nada menos que nueve derrotas consecutivas, incluyendo partidos donde se enfrentaban a rivales directos de la competición. El equipo tocaba fondo del todo.

Tras esta pésima racha, el equipo recuperaba a Mirotic y LaVine, ausentes por lesiones. Esto supuso un empuje brutal para la franquicia, ya que desde la vuelta de ambos el equipo consiguió siete victorias consecutivas, incluyendo entre las mismas equipos potentes, como los Boston Celtics. Esta racha se frenó con la derrota ante Cleveland Cavaliers, pero esta buena dinámica ha permanecido, imponiéndose a otros grandes equipos de la competición, como es el caso de Milwaukee Bucks.

Actualmente los Bulls ocupan la decimotercera plaza de la conferencia este con una racha de once victorias y veintidós derrotas.

Lío Portis-Mirotic

 Ambos nunca han mantenido una buena relación, pero dentro de sus discrepancias siempre se han respetado como compañeros de equipo, pero en esta última ocasión no fue así.

La disputa comenzó tras un entrenamiento, con insultos y efectuando el famoso “trash talk” de la NBA. La conversación fue subiendo de temperatura hasta que Portis propinó dos puñetazos al montenegrino que lo dejaron en el suelo con la mandíbula rota y una conmoción cerebral.

Mirotic fue diagnosticado con baja indefinida, mientras que la franquicia sancionó a Portis con ocho partidos de suspensión, castigo que a algunos les pareció suave.

Una vez comenzada la competición, y con el equipo en plena crisis, comenzaron a aparecer rumorologías de que el vestuario apoyaba a Portis, y que a pesar de haber iniciado el la disputa y haberla concluido de esa forma tan violenta, era más querido en el vestuario que Mirotic.

La vuelta de Niko coincidió con el inicio de la racha de victorias en Chicago, donde casualmente Portis también tuvo mucho que ver. Ambos se convirtieron en los líderes del equipo que fuera del parqué no intercambiaban palabra alguna.

Con el tiempo la situación se regularizó y ahora mismo mantienen una buena relación de compañeros de equipo.

Mirotic celebra con portis | Foto: Getty Images
Mirotic celebra con portis | Foto: Getty Images

Perspectivas de futuro

Nadie sabe el rumbo que el destino deparará a Chicago Bulls. Estos han pasado en tres meses de competición de ser el peor equipo de la liga a conseguir una importante racha de victorias. Sin duda, la vuelta de las sensibles bajas que sufría el equipo ha ayudado mucho a la mejora de juego y resultados, una vez que Chicago determine sus objetivos y rumbo veremos si su temporada se puede salvar o es un absoluto fracaso. 

VAVEL Logo