El Estudiantes, sin rival en el Palacio
Foto: ACB.com

Ambos equipos llegaban al partido en situaciones opuestas. El Estudiantes prácticamente salvado de la quema del descenso, se encuentra en “tierra de nadie” en la clasificación de la ACB, a tres partidos de los playoffs y a seis de los dos últimos. Mientras, el Bilbao Basket está situado en la 16º posición con las mismas victorias que el Betis, por lo que su situación es más que delicada.

Es por este motivo que el partido apenas generó interés entre los aficionados, con un Palacio de los Deportes semidesértico, habiendo más caretas en la grada de Landesberg que espectadores.

Centrándonos en lo meramente deportivo, el encuentro arrancó con un Bilbao Basket sabiendo lo que se jugaba, con Devin Thomas alzándose como líder anotando seis de los primeros ocho puntos. Curiosamente, el pívot apenas aportó más para su equipo debido a la rapidez con la que se cargó de faltas personales, que le sacaron antes de tiempo del encuentro.

Por su parte, Estudiantes no contó con la inestimable ayuda de su jugador más en forma esta temporada, Landesberg el cual apenas apareció en la primera mitad. Los locales se pusieron en manos de Suton, que debido a la faltas personales de los pívots rivales, se pudo poner las botas en la zona y mantener el pulso a los visitantes, que estaban comandados por Lucio Redivo y sus tres triples seguidos.

La desigualdad en el marcador llegó en los minutos finales del primer cuarto, en el cual apareció Landesberg y un 3+1 de Suton para poner el 28-21 al final del primer cuarto.

La dinámica ascendente local se mantuvo a inicios del segundo cuarto, ayudados por la siesta que se echaron los de Veljko Mršić, que únicamente observaban como la ventaja en el marcador ascendía. Con Suton encargado de dominar la zona con sus 12 puntos y las manos rápidas  en defensa de Cook, Estudiantes llegó a tener una ventaja de 18 puntos a mediados del segundo cuarto (48-30)

Sin embargo, RETAbet tiró de orgullo, y la pareja de bases formada por Tabu y Salgado lograron reducir la ventaja gracias al parcial de 0-9 con dos triples del base español, pasando de un +18 a un +9 para Estudiantes (50-41). Tuvieron que volver a pista Suton y Brown para sacar a su equipo del atasco ofensivo en el que se encontraba, maquillando el marcador al descanso, aumentando la ventaja a 13 puntos (54-41)

Comenzó la segunda parte con una canasta de Devin Thomas, que volvía a cancha tras no disputar el segundo cuarto por faltas personales. Y tan rápido como vino se fue, ya que tardó tres minutos en realizar las dos faltas restantes permitidas y acabar expulsado del encuentro.

Landesberg se pone serio

RETAbet Bilbao Basket  comenzó la segunda parte perdiendo de 13 puntos,  un marcador que reflejaba la poca labor del equipo tanto en taque como en defensa. Pero lo peor  aún estaba por llegar.  Landesberg  llevaba únicamente  cuatro puntos en la primera mitad y para desgracia de los visitantes, el estadounidense salió enchufado en el tercer cuarto anotando 12 puntos en cinco minutos poniendo 68-52.

Sin embargo, cuando peor pintaba la cosa para Bilbao Basket, apreció su “Landesberg” particular en este encuentro, Álex Mumbrú que se echó a su equipo a la espalda gracias a dos triples seguidos y grandes canastas como  un dos más uno tras realizar un aro pasado con la izquierda colocando a su equipo a tan solo nueve puntos (72-63) y  metiéndole de nuevo en el partido.

Llegaban los últimos minutos del tercer cuarto con un Estudiantes sin ideas en ataque, viendo como su rival se acercaba peligrosamente en el marcador. Sin embargo, los locales apretaron  cuando vieron  como Bilbao comenzaba a creer en la remontada, con un gran Arteaga que realizó un dos más uno para colocar a su equipo 79-67, resultado con el que se llegaría al final del tercer cuarto.

Arranca el decisivo y último cuarto con un Estudiantes por encima en el marcador, teniendo solo que administrar la ventaja.  Y no hay mejores jugadores para administrar ventajas como Landesberg y Suton que consiguiendo aumentar la ventaja en los primeros compases del cuarto a 18 puntos ( 87-69).

Llegados a los últimos 5 minutos, Bilbao Basket prácticamente tiró la toalla, incapaz de generar nada en ataque, sumado a las continuas  pérdidas de balón por parte de Hervelle y la incapacidad de sus pívots de capturar algún rebote ofensivo o defensivo.

De esta forma Estudiantes se limitó a dejarse llevar y relajarse, viendo como en ningún momento peligraba su ventaja a pesar del buen hacer de Mumbrú, que reducía la ventaja a 12 puntos, diferencia con la que se llegaría al resultado final de 96-84.

Los locales suman así su tercera victoria seguida, en un partido que dominaron de principio a fin, sintiéndose muy cómodos en todo momento, encontrando siempre  a los hombres libres y dominando ambas zonas de la cancha. Bilbao Basket apenas hizo acto de presencia,  salvo pequeños chispazos en momentos puntuales. Suman así su tercera derrota seguida y complican más si cabe su objetivo de no descender.

VAVEL Logo