Antetokounmpo y un desayuno clave para el sí de Budenholzer

Giannis Antetokounmpo dice estar "emocionado" por jugar para su nuevo entrenador.

Antetokounmpo y un desayuno clave para el sí de Budenholzer
Mike Budenholzer nuevo entrenador de los Bucks en la banda. Foto: Getty Images

Los Milwaukee Bucks despejan todas las dudas posibles sobre quien ocupará la silla de entrenador jefe que dejó libre Prunty, que a su vez sustituía a Kidd desde la mitad de temporada.

Finalmente el elegido por los Bucks era el que primero aparecía en las listas, y ese no es otro que Mike Budenholzer. También sonó como inquilina del banquillo otra discípula de Popovich, Becky Hammon, que al igual que Budenholzer es ayudante (o a formado parte del cuerpo técnico) del técnico de los San Antonio Spurs. Unos Bucks que quitan a los Raptors al que era su primera opción para ocupar el puesto de Dwayne Casey.

Al hilo de esta noticia, fue preguntado el jugador estrella de los Bucks Giannis Antetokounmpo a lo que el genial ala- pívot respondió: "es un gran entrenador. Ganó el premio al mejor entrenador en la 2014-2015. Tuvimos un gran charla sobre el futuro del equipo. Sobre como ve él como jugador, sobre lo que quiere que aporte al equipo. Tenía muchas preguntas difíciles para él. Pero fue divertido, Estoy emocionado de jugar para él". 

Budenholzer ha firmado por cuatro años como entrenador jefe de los Bucks. Para llegar a un acuerdo fue especialmente importante el desayuno que tuvo con Antetokounmpo y Khris Middleton el miércoles por la mañana después de negociar con los Bucks para su nuevo contrato.

Mike Budenholzer, era en cuanto a historial NBA uno de las mejores opciones para ocupar el banquillo de los Bucks. Y es que ha ocupado el banquillo de los Hawks cinco años a los que hay que sumar los 18 años que estuvo al lado de Gregg Popovich en los Spurs como técnico asistente. En los cinco años en Atlanta consiguió el premio al mejor entrenador del año en el 2016 cuando logró colocar a su equipo en semifinales de conferencia, a pesar de que luego perdieran cuatro a cero contra los Cleveland Cavaliers, que serían los Campeones de la NBA derrotando en las Finales a los Warriors de Stephen Curry.