Miami Heat 106 - 117 Boston Celtics, verde esperanza
Jayson Tatum y Gordon Hayward chocan la mano. Vía: NBA

El tercer encuentro comenzó con los Celtics recuperando a uno de sus principales actores, Gordon Hayward. Si perdían, Miami se iba a su hotel con un 3-0 y las Finales de la NBA casi aseguradas, ya que nadie había remontado tal desventaja en la historia de los playoffs.

  • Boston trabajó de forma grupal

El quinteto de Boston empezó a jugar con intensidad, tanto en ataque como en defensa, e hicieron estériles los intentos de las estrellas de su rival, Bam Adebayo y Jimmy Butler. Los de Massachusetts mandaron en el primer cuarto, con una ventaja de 9 puntos (31-22) y un 48,2 % de acierto en los tiros de campo.

Durante el segundo cuarto, los floridanos igualaron algo más la contienda, pero seguían por detrás en el marcador. Boston puso un parcial de 32-28 para llegar al descanso con la idea del 2-1 en la eliminatoria y la sensación de que aún estaban vivos en el Este.

Gordon Hayward en su vuelta a las canchas.Vía:NBA
Gordon Hayward en su vuelta a las canchas.Vía:NBA
  • Adebayo, la única opción para no dejarse llevar

Tras el periodo de estar en los vestuarios repasando lo ocurrido y recuperando las energías, Adebayo trató de tirar del carro y ayudar a sus compañeros, sobre todo a Butler, que suele sufrir con las defensas de Smart, pero que se crece en los momentos finales. Por el lado verde, Tatum siguió a lo suyo, anotando sin parar y rozando el triple doble (25-14-8), como Kemba Walker (21 puntos), pero destacó Jaylen Brown. El alero mostró agresividad doblando las rodillas para sumar 3 robos y muchas complicaciones en el ataque de los de Spoelstra. Además, convirtió 26 puntos con un 64 % de acierto en los tiros.

El choque parecía estar sentenciado en los últimos instantes, con una ventaja de Boston estable entre los 10-12 tantos, pero Miami nunca se da por vencido. Robinson hizo un amago de volver a enchufar triples como si no hubiera un mañana, al igual que Jimmy Butler dejase de echar cuentas de cuánto ganaría por café vendido y apareciera en el momento decisivo. No fue así, y es que los del trébol gestionaron su ventaja y cerraron un partido con los tiros libres de Marcus Smart.

 

Los secundarios, más importantes que nunca

La final de la conferencia Este se convierte en una lucha de equipos y no de estrellas, ya que, en determinados momentos, los que se suponen que son los jugadores franquicia se esconden y aparecen los, en teoría, secundarios. En este caso, surgió la figura de Jaylen Brown, clave en la victoria de los Celtics. Se pone en 2-1 en el marcador, siendo muy importantes activos como Marcus Smart, Daniel Theis, Tyler Herro, o un veterano como Andre Iguodala.

La sensación que se vio en estos tres primeros encuentros fue que cualquiera puede estar haciendo un trabajo impecable, pero que, en un determinado instante, un movimiento estratégico de las mentes de Brad Stevens o Eric Spoelstra, decantará la balanza hacia un lado u otro y que el objetivo de las Finales de la NBA, y las opciones de anillo de campeón, estén más cerca.

  • Líderes estadísticos

Puntos: Jaylen Brown (26) y Bam Adebayo (27).

Rebotes: Jayson Tatum (14) y Bam Adebayo (16).

Asistencias: Jayson Tatum (8) y Jae Crowder y Goran Dragrić (5).

VAVEL Logo