Tyler fue el Herro(e) del partido
Tyler Herro celebra la victoria. Vía: nba.com

La eliminatoria llegó con un marcador favorable a los de Florida, pero los Celtics querían poner el empate y alargar su estancia en Orlando. El inicio del choque mostró a dos equipos muy igualados, con grandes figuras en ambos lados de la pista, donde cualquier detalle podía definir el desenlace.

  • La primera parte condenó a Boston

Ninguno se despegaba en el marcador del otro, a pesar de que algunas estrellas estaban algo desaparecidas, como Jimmy Butler en Miami, o Jason Tatum en Boston, quien no anotó en toda la primera parte.

Sin embargo, como fue habitual en el resto de partidos, los teóricos secundarios aportaban más que los líderes estadísticos de la temporada regular. Por parte de Boston, se vio un Gordon Hayward bastante activo, aportando puntos después de su reciente lesión, además de un Jaylen Brown con muchos minutos de juego, un total de 40.

En el lado de los Heat, Erik Spoelstra recortó la rotación del equipo y no dejó opción a jugadores como Kendrick Nunn o Derrick Jones Jr., los cuales sí estuvieron en las citas previas. El técnico de Miami tuvo en cuenta los días de descanso entre los partidos y repartió los minutos de juego a sus principales activos, sobre todo a Bam Adebayo (41), Jimmy Butler y Goran Dragić (39). Con todo esto, los del sur pusieron seis puntos de ventaja al descanso, con un marcador de 50-44.

  • Tyler Herro, síndrome de la muñeca caliente

El desarrollo de la segunda parte dictaba mucho en el desenlace de la serie, puesto que, si Boston no remontaba, sus posibilidades de ir a por el anillo se convertían en ínfimas. Así fue como los verdes se pusieron manos a la obra para meterse de nuevo en el partido y volver a ponerse por delante en el marcador por primera vez desde el segundo cuarto. Aquí fue clave la resurrección de Jason Tatum, quien se puso a encestar como un loco y arregló su tarjeta estadística con 28 puntos, pero los Heat también jugaban.

Tyler Herro apareció en escena, como si de un jugador veterano se tratara, y también empezó a anotar a ritmo de récord. El novato sumó 37 puntos, batiendo la marca de un ilustre de la franquicia como Dwyane Wade (27), superando la anotación de un rookie de Miami en playoffs. La muñeca del escolta parecía sacada del mismísimo Stephen Curry, con triples increíbles, sumados a penetraciones al estilo de Kyrie Irving en Cleveland. Todos se rindieron ante la actuación de este joven que promete ser una de las estrellas de la liga.

  • Una victoria más y un viejo conocido

En cuanto al final del choque, las pérdidas, los fallos y los rebotes desperdiciados supusieron la derrota de Boston, aunque lo intentó hasta el final, poniendo en serios aprietos a un Jimmy Butler que no tembló en la línea de tiro libre. El marcador final fue de 112-109, lo que demostró el espíritu de lucha de los de Massachussets en momentos complicados.

La serie se pone 3-1 a favor del quinto clasificado en la temporada, y con una victoria más, se aseguran su presencia en las finales de la NBA por primera vez desde que un tal LeBron James se marchó en 2014. Quién sabe si sus caminos se volverán a cruzar, esta vez, para luchar por el anillo uno contra otro.

  • Líderes estadísticos

Puntos: Tyler Herro (37) y Jason Tatum (28).

Asistencias: Bam Adebayo (4) y Marcus Smart (11).

Rebotes: Bam Adebayo (12) y Jason Tatum, Jaylen Brown y Daniel Theis (9)

VAVEL Logo