La victoria por 129 a 124 ante Indiana Pacers los mantiene como el mejor equipo de la liga.

El balance de victorias y derrotas es todavía más espectacular si nos centramos en los partidos como local (22-2). Los únicos equipos que han conseguido ganarles en el Garden han sido los Nuggets y los Clippers. 

Engranaje perfecto

Cuando se habla de estos Celtics, a la mayoría de personas se les viene a la cabeza la estrella del equipo, Jason Tatum. No obstante, el éxito de Boston se debe a mucho más que al desempeño de su jugador franquicia.

Jugadores como Jrue Holiday, Jaylen Brown y Porzingis o secundarios como Pritchard o Hauser, conforman un equipo realmente sólido ofensiva y defensivamente. Actualmente ocupan el 'Top Five' tanto de los equipos que más anotan (120,2 puntos por partido) como de los que menos reciben (110,7 PP).

Por otro lado, gran parte del éxito verde se debe a la figura de Joe Mazzula. El actual entrenador de Celtics tuvo que enfrentarse a un gran desafío al final de la temporada pasada, cuando parte de su equipo de ayudantes se machó a los Houston Rockets con Udoka.

Sin embargo, el italiano ha sabido recomponerse y crear un gran grupo humano, en el que todos los integrantes aportan y tienen protagonismo.

El efecto Porzingis

Fuente: Sports Illustrated
Fuente: Sports Illustrated

El letón, que se incorporó al equipo al inicio de esta temporada, ha resultado ser un rotundo acierto y una de las causas del buen rumbo de los Celtics.

Tras un paso no demasiado triunfante por equipos como Dallas Mavericks o Whasington Wizards, Kristaps Porzingis parece haber encontrado su sitio en Boston.

Los números no engañan, el pívot actualmente está cerca de los 20 puntos por partido y su porcentaje de acierto en tiros de campo es del 52,1% (el porcentaje más alto de su carrera).

Por Boston Celtics han pasado recientemente buenos jugadores interiores como Robert Williams, Blake Griffin o el propio Al Horford, pero sin duda alguna Kristaps ha marcado la diferencia con su constancia y su gran regularidad. Convirtiéndose así en uno de los pilares fundamentales del equipo.

¿Quién puede pararles los pies?

En la actualidad, la NBA cuenta con equipos francamente fuertes y peligrosos que podrían hacer frente a estos Celtics. 

Si nos centramos en la estadística, evidentemente la mirada se nos va al actual líder de la carrera por el MVP, Joel Embiid. Sin embargo, los 32 puntos que promedia el camerunés no parecen suficientes para que los Sixers den miedo. El conjunto de Filadelfia es quinto de la Conferencia Este y acumula una racha de cuatro derrotas seguidas.

Por otro lado encontramos a los Bucks. La combinación Antetokounmpo - Lillard parece estar funcionando y sus números lo reflejan. No obstante, habrá que ver cómo afectan los cambios estructurales que atraviesan tras la incorporación de Doc Rivers a la dirección técnica. 

Pero, ¿el anillo es posible?

Cerca de alcanzar el ecuador de la temporada regular, las miradas empiezan a dirigirse a los Playoffs. Es lógico poner a estos Boston Celtics como favoritos viendo su temporada regular. Aunque eso no es ninguna garantía, de nada sirve dominar los 82 partidos regulares si no son capaces de aguantar la presión de las eliminatorias.

En los últimos años han conseguido llegar bastante lejos en la postemporada. En 2022 llegaron al sexto partido de las Finales ante Warriors y la temporada pasada llegaron al séptimo partido de las Finales de Conferencia. No sería ninguna sorpresa volver a verlos pelear, aunque una cosa es llegar a las Finales y otra muy distinta es lograr ganarlas.

Pase lo que pase, la realidad es que estos Celtics merecen estar donde están. Se trata de un equipo con gran personalidad, perfectamente equilibrado, coordinado y, sobre todo, candidato a todo.

VAVEL Logo
Sobre el autor
Daniel Ponce
Grado en Periodismo