Obradoiro deja escapar la victoria ante un Delteco GBC que mantiene sus opciones de acudir a la Copa del Rey

La ausencia del máximo anotador local Matt Thomas fue clave en un encuentro que pudo ganar cualquiera de los dos equipos. Séptima derrota consecutiva del equipo local, que no consigue recuperar elnivel de juego mostrado al inicio de la competición.

Obradoiro deja escapar la victoria ante un Delteco GBC que mantiene sus opciones de acudir a la Copa del Rey
Agbelese intenta anotar ante la oposición de Pustovyi/ Foto: Delteco GBC
Monbus Obradoiro
69
72
Delteco GBC
Monbus Obradoiro: Sábat (8), Simons (-), Llovet (3), Radovic (4), Pustovyi (17), Spires (-), Navarro (11), Bendzius (2), Corbacho (12), Pozas (-), Laksa (12)
Delteco GBC: Agbelese (8), Van Lacke (16), Pérez (12), Oroz (3), Salvó (4), Fakuade (7), Swing (8), Norel (7), Clark (7)
MARCADOR: 13-18 / 41-29 / 56-55 / 69-72
ÁRBITRO: Colegiados Carlos Peruga, Jordi Aliaga y Javier Torres
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 16ª jornada de la Liga Endesa disputado en el Pabellón Multiusos Fontes do Sar de Santiago ante 4.700 espectadores.

Nueva oportunidad perdida en casa por los hombres de Moncho Fernández. Si al inicio de la competición, el Fontes do Sar se convertía en un fortín del que nadie conseguía salir vivo en sus cinco primeros encuentros como local, tres derrotas consecutivas ante Real Madrid, MoraBanc Andorra y ayer ante Delteco GBC complican la situación del equipo y elevan hasta siete las derrotas consecutivas sufridas.

En un encuentro que se preveía igualado de antemano, se confirmaba la ausencia poco antes del inicio de su máximo anotador Matt Thomas por indisposición. Delteco GBC se presentaba en Santiago con otra ausencia notable, como era la de un Kenny Chery que se ha convertido en pieza clave del equipo guipuzcoano.

Comenzaba anotando de tres un Alberto Corbacho que está volviendo por sus fueros, recuperando su condición de anotador impenitente desde el 6.75. Dominaba el encuentro la defensa visitante, con un Fakuade que taponaba los intentos de anotar en la pintura de los interiores gallegos. En ataque, GBC se mantenía los primeros minutos a base de tiros libres, mientras Obradoiro se encomendaba al acierto de Corbacho en el triple. Porfirio Fisac daba entrada en pista a Van Lacke por un Swing desacertado en el inicio. El argentino con cinco puntos casi consecutivos conseguía la primera ventaja visitante (6-11), y forzaba el tiempo muerto con siete minutos disputados. Tras él, Pustovyi comenzaba recibir cerca de canasta y a anotar con solvencia, pero Agbelese hacía lo propio en la otra canasta y con 13-18 se cerraba el primer parcial.

En el banquillo, la charla del técnico local sí que iba a tener efecto y Obradoiro se lanzaba a por el partido. David Navarro y Radovic empataban a 20 el duelo a los tres minutos de juego (20-20). La defensa local comenzaba a mejorar en intensidad, dificultando la rotación del balón del rival. En ataque, se buscaba el tiro exterior y hasta cuatro jugadores anotaban de tres en el cuarto con ocho canastas de 20 intentos (Laksa, Sábat, Navarro y Llovet), en un festival de puntos que cerraba un parcial de 28-11 y dejaba el marcador al descanso en un sorprendente 41-29 visto lo visto en los primeros minutos de juego.

Tras el parón se esperaba la reacción visitante, aunque en los primeros minutos Corbacho mantenía viva la llama del triple. Ahí aparecía un Dani Pérez valiente que asumía la responsabilidad y con siete puntos consecutivos acercaba a los suyos a diez puntos con 6:55 por jugar (46-36). Ahí tomaban el testigo Van Lacke, Fakuade y Norel, que ponían el empate en el marcador (46-46) en el ecuador del periodo ante un Obradoiro desarbolado en ataque. A partir de ahí, Montxo Fernández conseguía sacar del bache a los suyos y recuperar la confianza en ataque. Sendos triples de Sábat y Laksa dejaban el marcador el 56-55 con 10 minutos por jugar y todo por decidir.

Hasta tres minutos le costaba anotar a Obradoiro sus primeros puntos en el último parcial (un  triple de Laksa ponía el empate a 59 en el electrónico), con los jugadores agarrotados por la presión. Un GBC algo más suelto anotaba con mayor solvencia cerca del aro, pero la igualdad era la tónica dominante en el parcial y nadie conseguía marcar diferencias por mínimas que fueran. De nuevo un triple de Corbacho con tres minutos por jugar ponía por delante a los locales (69-67). Dos tiros libres de Swing y de nuevo Van Lacke colocaban un punto por delante a los visitantes con 1:10 por jugar…

Llegaban los instantes decisivos, y tras varios errores en el tiro de ambos conjuntos, llegaba el tiempo muerto local con 9 segundos por jugar. Montxo Fernández diseñaba un esquema para el triple de Corbacho, que erraba el tiro. Norel recogía el rebote, y anotaba uno de los tiros libres tras la falta de Simons. Bendzius atrapaba el rechace e intentaba un nuevo triple a la desesperada, pero el 69-72 ya no se movería del marcador.