Trentin vuela para frenar el sueño de Lobato
Matteo Trentin celebrando la victoria conseguida en Tarragona | Foto: PhotoGomezSport - La Vuelta

Después de imponerse BMC Racing Team en la contrarreloj inicial, hacer lo propio Yves Lampaert en la segunda etapa, y llevarse el italiano Vincenzo Nibali la tercera etapa, primera gran jornada de montaña, la cuarta etapa hacía acto de presencia en la Vuelta a España con 198,2 kilómetros que transcurrirán ente Escaldes-Engordany y la ciudad de Tarragona, donde Philippe Gilbert (BMC Racing Team) se llevó la etapa por delante de Edvald Boasson Hagen (Sky Procycling) y Maximiliano Ariel Richeze (Lampre-Merida) en la última vez que un etapa de la Vuelta terminó en la ciudad catalana. Jornada sin duda alguna muy tranquila para los hombres de la general, en una etapa donde tan solo el Alto del Belltall (3ª categoría) tendrían como escollo los corredores. Corredores como Magnus Cort Nielsen (Orica-Scott), Sacha Modolo (UAE Team Emirates), Juan José Lobato (Lotto NL-Jumbo) o Matteo Trentin (Quick Step-Floors) deberían ser los hombres a seguir en una jornada que se decidiría al sprint a priori, algo que ya no se pudo conseguir en la segunda jornada de la ronda española.

Una larga fuga marca la jornada

Después de que la primera jornada en línea de la ronda española estuviera marcada por no tener ninguna escapada, la cuarta etapa se presentaba con la incógnita de si algún valiente conseguiría abrir hueco con respecto al pelotón. La salida fue a un ritmo vibrante, con muchos corredores probando suerte desde lejos, para que al final se terminara formando un grupo de cinco corredores en el que estaban Stéphane Rosseto (Cofidis), Juan Osorio (Manzana Postobon), Johan Le Bon (FDJ), Diego Rubio y Nick Schultz (Caja Rural-Seguros RGA), que a la postre serían los hombres que formarían la escapada del día. Como no podía ser de otra manera, la calma imperaba en el grupo mayoritario, siendo el Team Sky el encargado de controlar la carrera durante los primeros kilómetros antes de dejar el testigo a Aqua Blue, UAE Team Emirates y Quick Step-Floors, equipos que comenzarían a incrementar poco a poco el ritmo para que la ventaja de los fugados estuviera estable en torno a los cinco minutos de adelanto.

La carrera no se comenzaría a mover hasta que quedaban poco más de setenta kilómetros para la conclusión de la jornada, momento en que el Alto del Belltall (3ª categoría) hacía acto de presencia. Con poco más de tres minutos de ventaja sobre el pelotón, y con pocos visos de llegar a la línea de meta con adelanto, Rosseto y Diego Rubio se iban en solitario dejando al terceto perseguidor sin opciones de cogerles, imprimiento una velocidad de crucero que disparaba nuevamente su ventaja hasta los cinco minutos, y por tanto, los equipos de los sprintes incrementaban su velocidad. A cincuenta kilómetros de meta, y nuevamente con poco más de tres minutos de ventaja, el pelotón daba caza a Juan Osorio, Johan Le Bon y Nick Schultz, para que solo quedaran por delante en una intrepida aventura Rosseto y Diego Rubio.

Los cinco escapados pasando por un puente | Foto: PhotoGomezSport - La Vuelta
Los cinco escapados pasando por un puente | Foto: PhotoGomezSport - La Vuelta

La aventura de Rubio y Rosseto termina a diez kilómetros de meta

Con menos de veinte kilómetros para la meta la tensión comenzaría a palparse en el ambiente, tanto que se producía un enganchón en un estrechamiento, saliendo Wilco Kelderman (Team Sunweb) como el más perjudicado al perder contacto con el pelotón y necesitar la ayuda de dos compañeros para poco a poco recuperar el tiempo perdido y enganchar nuevamente con el grupo mayoritario. Por delante, Rosseto intentaría jugar la baza de marcharse en solitario, con tan mala suerte que Diego Rubio no solo conseguía cazarle, sino que le arrancaba yéndose hacia delante para que a poco menos de diez kilómetros del final el pelotón pusiera el punto y final a la aventura de ambos corredores.

A cuatro kilómetros del final, sin estar en la zona de protección, se producía una caída en la que Dani Moreno (Movistar Team) y Dominco Pozzovivo (AG2R La Mondiale) se veían implicados, como los hombres más importantes de la general, y por otro lado Tim Wallays (Lotto-Soudal) era sin duda alguna el más perjudicado. Ya en el sprint final, Juanjo Lobato era el primero en lanzar la llegada desde lejos, pero a su rueda salía perfectamente Matteo Trentin, que con el paso de los metros comenzaba a adelantarle para terminar imponiéndose con sobrada contundencia en la cuarta etapa de la Vuelta a España 2017 por delante del corredor español y de Tom Van Asbroeck. Por primera vez en la presente edición de la ronda española no hay cambios en la general y Chris Froome continúa como líder con dos segundos de ventaja sobre David de la Cruz, Tejay Van Garderen y Nicolas Roche, para que posteriormente aparezcan Nibali, Aru, Chaves, Bardet y los hermanos Yates.

Fuente: Enric García - VAVEL
Fuente: Enric García - VAVEL

Clasificación de la etapa

VAVEL Logo