Philippe Gilbert se encumbra en Flandes

Philippe Gilbert se impuso en el Tour de Flandes 2017 de forma espectacular realizando el ataque ganador a más de 50 kilómetros de meta. Greg Van Avermaet finalizó en segundo posición y Niki Terpstra consiguió el tercer puesto. Una caída privó a Peter Sagan de poder luchar por el triunfo.

Philippe Gilbert se encumbra en Flandes
Cuarto monumento ciclista para Philippe Gilbert | Fotografía: Quick-Step Floors

Philippe Gilbert (Quick-Step Floors) ha vuelto a agrandar su leyenda con una victoria de autoridad en el Tour de Flandes. El campeón belga no dudó a la hora de marcharse en solitario en Kwaremont y ninguno de sus rivales fue capaz de arrebatarle un triunfo de categoría. Se trata de su primera victoria en Flandes, pero no de su primer monumento ciclista, pues Gilbert ya tiene en su palmarés la Lieja-Bastoña-Lieja y el Giro de Lombardia, en dos ocasiones. El ataque ganador lo realizó a más de 50 kilómetros de la meta, pero supo resistir como un jabato y llegar a la línea de meta con la diferencia suficiente como para poder saborear la victoria.

La otra cara de la moneda la sufrieron Greg Van Avermaet (BMC Racing Team), Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) y Tom Bonnen (Quick-Step Floors). Después de mes de marzo repleto de victorias y con una gran preparación, Van Avermaet continúa sin endosarse el Tour de Flandes, su gran objetivo de la temporada. Esta vez tuvo que conformarse con un más que meritorio segundo puesto. Por su parte, Sagan y Bonnen ni pudieron pelear por el triunfo, pues una caída y una avería, respectivamente, les impidió estar en posiciones más avanzadas.

La fuga se formó por la vía rápida

Tan solo habían transcurrido dos de los 260 kilómetros del Tour de Flandes y 8 ciclistas saltaron en busca de la aventura, pero conscientes de las tremenda dificultad que entrañaba. Julien Duval (AG2R La Mondiale), Oliviero Troia (UAE Team Emirates), Edward Planckaert (Sport Vlaanderen-Baloise), Mark McNally (Wanty-Groupe Gobert), Julien Morice (Direct Énergie), André Looij (Roompot-Nederlandse Loterij) y Stef Van Zummeren y Michael Goolaerts (Vérandas Willems-Crelan) eran los integrantes de una fuga que gozó de total libertad por parte del pelotón y llegaron a obtener una renta superior a los diez minutos.

Las primeras             ascensiones avivaron la carrera

Con la llegada de los primeros puntos claves de la prueba el pelotón, comandado por el equipo BMC, comenzó a aumentar el ritmo. Poco a poco, la diferencia fue disminuyendo y se produjeron atisbos de ataques que quedaban en nada. Después de varias ascensiones, fue el Kepelmuur el que rompió la carrera. Varios movimientos quebraron el pelotón y corredores importantes como Bonnen, Gilbert, Sep Vanmarcke (Cannondale-Drapac) y Alexandre Kristoff (Katusha-Alpecin) cogieron unos metros de ventaja. Peter Sagan y Greg Van Avermaet no fueron capaces de contactar en un primer momento y parecía que la carrera se les escapaba. 

Carrera dividida en mil grupos

El grupo de Bonnen y Gilbert rodaba a las mil maravillas y los relevos eran buenos para intentar distanciar a Sagan y Van Avermaet, que habían encontrado acomodo en un tercer grupo y venían apretando por detrás. La diferencia siempre estuvo en torno al minuto, pero les era muy difícil poder reducirla. Con la carrera ya lanzada, el fin de la fuga era cuestión de tiempo y no tardó en llegar, pues a falta de 70 kilómetros se produjo la fusión y el grupo de Gilbert pasó a ser cabeza de carrera. El gran empuje del grupo trasero consiguió disminuir la distancia a 30 segundos, por lo que las alarmas se comenzaron a encender en cabeza.

El Kwaremont, momento Philippe Gilbert

En el Kwaremont se marchó Gilbert hacia la victoria | Fotografía: Quic-Step Floors
En el Kwaremont se marchó Gilbert hacia la victoria | Fotografía: Quick-Step Floors

Consciente de que había que reaccionar, Philippe Gilbert apretó el motor durante el Kwaremont y se marchó en solitario. Quizás buscó algún aliado más, pero no frenó y continuó hacía delante. El ataque fue sensacional y en el momento oportuno, pues comenzó a coger una gran diferencia, mientras que el grupo del que provenía era cazado por Sagan y Van Avermaet. Después de haber contactado con el grupo, se tomaron un kilómetros de respiro, pues la dureza da las cotas era tremenda. Esta situación les jugó una mala pasada, pues Gilbert se mostró muy consistente y la diferencia no hacía otra cosa más que aumentar.

   Una avería apartó a         Bonnen y Sagan                             atacó

Durante los últimos años, Tom Bonnen no está teniendo la suerte que a él le gustaría para poder estar en la disputa de las clásicas de los adoquines. Esta vez una avería le dejó fuera de la carrera y le eliminó de cualquier opción a la victoria. Momentos después, Sagan intentó un movimiento y cortó el grupo para ir en busca de Gilbert. Van Avermaet, Niki Terpstra (Quick-Step Floors) y Oliver Naesen (AG2R La Mondiale) eran algunos de los ciclistas que iban junto al eslovaco.

Incombustible Gilbert

No había nadie capaz de parar a Philppe Gilbert, que iba directo y sin miramientos a por la victoria. Si fue en Kwaremont donde atacó, fue Kwaremont quién le dio más opciones para llevarse el triunfo, pues un ataque a la desesperada de Sagan acabó con el eslovaco, que se enganchó a una pancarta, Van Avermaet y Naesen en el suelo.

Sin mirar atrás, Gilbert continuó apretando y superó el último muro de la jornada, Paterberg, con 52 segundos sobre un grupo formado por Van Avermaet, que se había reincorporado rápido tras la caída, Terpstra y Dylan Van Baarle (Cannondale-Drapac). Los kilómetros finales, todos llanos, fueron una auténtica persecución, pero Gilbert no bajó los brazos en ningún momento y mantuvo un pedaleo potente para evitar que le alcanzaran y así llevarse el cuarto monumento ciclista de su carrera, el primer Tour de Flandes.

Vídeo de los kilómetros finales

Clasificación Tour de Flandes 2017

Fuente: ProCyclingStats.com
Fuente: ProCyclingStats.com

Ciclismo