Diego Costa
Diego Costa
Football Player
Soccer

Diego Costa

1988 Lagarto


Diego Costa es un futbolista profesional que actualmente milita en el Club Atlético de Madrid, su carrera profesional ha sido muy exitosa ya que está llena de grandes torneos y competiciones con las que el futbolista se ha hecho con ellas.

Foto: El Mundo
Foto: El Mundo

Diego nació en Lagarto (Brasil) el 7 de octubre de 1988, pero a pesar de haber nacido fuera de España, el jugador obtuvo la doble nacionalidad (hispano-brasileño) que él demandó. A sus 31 años, Diego Costa ha pasado por muchos equipos como el Celta de Vigo, Real Valladolid, Rayo Vallecano, Chelsea, entre otros. Pero sin duda alguna, el equipo que más ha marcado al jugador y el que le ha hecho despertar grandes sentimientos ha sido el Atlético de Madrid, en el que jugó desde 2010 hasta 2014, con un parón de un año (2012) en el que fue cedido al Rayo Vallecano. Su marcha en 2014 fue para poner rumbo a Londres, donde se convirtió en jugador del Chelsea durante tres años que al haberlos finalizado volvió a la que fue su casa en la capital española, el Atleti. Diego Costa volvió al Atlético de Madrid el verano de 2018 y se ha mantenido en el club hasta la fecha.

Como muchos otros comienzos, el de Diego Costa fue difícil. Sus primeros toques al balón los dió en las calles de brasil junto a las favelas como muchos otros futbolistas brasileños. Debido a la escasez económica que sufría su familia, Costa no pudo formarse en un equipo federado como ahora sería un alevín, por lo que no fue hasta los 16 años cuando empezó a jugar con un equipo federado. Hasta dicha edad Diego se formó en la calle, jugando al fútbol con otros niños por los que el pequeño Diego no tenía respeto por ellos cuando se trataba de quien tenía el balón es su poder. No cabe duda que su carácter tan marcado que demuestra ahora en los campos de fútbol lo ha sacado de jugar en la calle sin formación alguna y por lo tanto, sin respeto al rival.

Su llegada a Europa

Foto: Diario Brasil
Foto: Diario Brasil

Un día como otro cualquiera, Diego y su tío fueron ha hacer una prueba para jugar en el juvenil del Barcelona Esportivo Capela de Sao Paulo. Tras esa prueba, a Diego Costa le ofrecieron un contrato para ir a jugar al Sporting de Braga (Portugal) que ya había realizado la mitad de la temporada y tan solo le quedaba acabar la segunda vuelta de jornadas en la temporada 2005-06. Al haber finalizado la temporada con Costa como jugador del Sporting, la temporada siguiente se fue cedido al Futebol Clube Penafiel, donde destacó y no tardó en llamar la atención de grandes clubes como el Atlético de Madrid que lo fichó "ipso facto" pero le dejó terminar la temporada en el Penafiel. 

Al año siguiente (2007-08), fue cedido por el Atlético de Madrid al Celta de Vigo, un equipo en el que Costa consiguió anotar seis goles en toda la temporada. Su rendimiento no fue el que esperaban en la casa rojiblanca que lo volvió a ceder al Albacete Balompié, donde fue titular indiscutible y marcó un total de 10 goles en 35 partidos.

En la temporada 2009-10 se vió involucrado en el fichaje que quería cometer el Atlético de Madrid, se trataba de Sergio Asenjo el que era portero del Real Valladolid que terminó bajo los palos de la portería del Vicente Calderón gracias a que Diego Costa fue traspasado al equipo pucelano para así facilitar la llegada del portero al club colchonero al cual Diego ya no pertenecía. Pero no fueron todo malas noticias para Costa, ya que el Atleti se había guardado una opción de recompra por él en el primer año por un millón de euros. Dicha recompra fue usada y Diego Costa volvió para quedarse definitivamente en el Atlético de Madrid después de una temporada en la que como jugador del Valladolid marcó 8 goles y el equipo terminó bajando a segunda división.

Por fin en el Atlético de Madrid

Foto: Atlético de Madrid
Foto: Atlético de Madrid

Fue la temporada 2010-11 en la que por fin Diego Costa pudo vestirse de rojiblanco y debutar con el equipo madrileño. No fue una de las mejores temporadas para él, puesto que por delante suyo se encontraban Diego Forlán y Sergio Agüero que eran los delanteros indiscutibles de esa época, por lo que Costa no tuvo demasiadas oportunidades para demostrar su calidad. 

Pero ante la "mala" situación por la que pasaba el joven brasileño, siguió jugando como él sabía hacerlo y no tardó en mostrar su capacidad goleadora en un partido ante el Club Atlético Osasuna, en el que Diego Costa jugaba como delantero de referencia en solitario y anotó un "hat-trick" que le dió la victoria a su equipo por 3-1. 

No fueron suficientes esos arreones de goles para que Costa se hiciera un hueco en el once titular, y siguió en la sombra de Forlán y de Agüero a los que sustituía Diego Costa en el caso de que estos no estuvieran disponibles ya fuese por lesión o simplemente para dar descanso.

De vuelta a ser cedido

Foto: Rayo Vallecano
Foto: Rayo Vallecano

En la campaña 2011-12 el Atlético de Madrid contaba ya con 4 jugadores extranjeros y tenía que decidir durante la pretemporada a cuál ceder para no incumplir el reglamento. La buena suerte no acompañó a Diego Costa que en esa pretemporada se rompió el ligamento cruzado anterior y el menisco de la rodilla derecha. Debido a esa lesión y a su condición de extracomunitario, el Atlético de Madrid terminó decidiendo que sería él el que no tendría ficha con el equipo durante esa temporada.

Tras la recuperación de su lesión, el 23 de enero de 2012 se anunció su cesión al Rayo Vallecano hasta el final de esa temporada. Con los rayistas Diego jugó 16 partidos y anotó 10 goles que ayudaron al equipo a no descender y mantenerse en primera división.

El regreso como titular

Foto: LaLiga
Foto: LaLiga

Al finalizar el año de cesión con el Rayo, Diego Costa volvió al Atlético de Madrid de la mejor manera posible, ya que fue esa temporada la que Diego Costa dio el salto a la titularidad. No pudo empezar mejor el año para el brasileño, el 31 de agosto de 2012 logró su segunda Supercopa de Europa tras vencer al Chelsea, el que sería su próximo club.

No fue todo para tirar cohetes puesto que al principio Costa no estaba en el once titular, por delante suyo se encontraban Falcao y Adrián, pero con el paso del tiempo se fue ganando la confianza del entrenador y finalmente se acabó convirtiendo en un titular indiscutible.

Diego Costa estaba realizando una temporada magnífica hasta tal punto de que llegaba a estar entre los pichichis de la Copa del Rey. El 17 de mayo de 2013 el Atlético de Madrid disputó la final de la Copa del Rey ante el Real Madrid, la cual tuvo como campeón a los rojiblancos gracias al milagroso gol de Miranda en la prórroga a la cual se llegó gracias al tanto que anotó Costa para poner el empate en el marcador justo antes de que finalizara la primera mitad del encuentro. El partido terminó con 1-2 en el marcador favorable para los colchoneros y Diego Costa se proclamó pichichi de la competición con 7 goles en su cuenta particular.

Español y campeón

Foto: LaLiga
Foto: LaLiga

Al comienzo de la siguiente campaña, Diego Costa juró la Constitución Española y se convirtió en un español con doble nacionalidad dejando atrás la plaza de extracomunitario en el club. Un mes después, Costa renovó con el Atleti por 3 temporadas más, quedando ligado al club hasta 2016.

El 22 de octubre es una fecha que Costa recuerda con gran ilusión ya que fue cuando debutó en la máxima competición continental, la Uefa Champions League. En un partido ante el Austria de Viena que se llevaron los rojiblancos por 1-0.

El Atlético estaba haciendo bien las cosas en esa temporada, le estaba compitiendo el puesto de campeón de liga al FC Barcelona, hasta que llegó la última jornada que enfrentaba a ambos equipos y decidiría quien se proclamaría como campeón de la competición.

Ese partido no llevaba el nombre de Costa como héroe, puesto que tuvo que ser sustituido en el minuto 16 por una lesión. Pero aún así el Atlético de Madrid hizo historia y le arrebató el título de liga al club azulgrana gracias al gol de Godín que suponía el empate que le servía a los colchoneros para ganar el campeonato.

A pesar de no ser el héroe de ese encuentro, a Diego Costa se le reconoció el trabajo realizado en las anteriores jornadas y fue merecidamente incluido en el once ideal de la LFP.

El Chelsea apuesta por Costa

Fuente: Chelsea FC
Fuente: Chelsea FC

Diego Costa era mundialmente reconocido y muchos clubes estaban dispuestos a desembolsar grandes cantidades de dinero para hacerse con los servicios del hispano-brasileño. 

El 1 de julio de 2014 Diego Costa fichó por el Chelsea que tuvo que abonar los 38 millones de euros de su cláusula al Atlético de Madrid para llevarse al jugador.

Costa firmó por 5 temporadas con los blues, y su debut fue el 18 de agosto de 2014 en el que marcó su primer gol como jugador del Chelsea. Siguió con su racha goleadora y fue nombrado jugador del mes de la Premier League nada más asentarse en la competición.

Fue una temporada fantástica para Costa, que marcó 20 goles en 26 partidos disputados y proclamó al Chelsea campeón de la Premier además de ganar también la Copa de la Liga ante el Tottenham por 2-0 con el segundo gol anotado por Diego.

Los méritos y reconocimientos no tardaron en llegar, Diego Costa fue incluido en el equipo ideal de la Premier League.

Su segunda temporada en Stanford Bridge no fue tan buena como la anterior, ya que fue acusado de conducta violenta por la Asociación de Fútbol, y fue suspendido durante 3 partidos.

Tras esa sanción fueron muchas las noticias que tachaban a Diego como el jugador más sucio de la Premier, la cual cosa no permitía que el jugador estuviera concentrado y terminó acabando en el banquillo. 

Ante el mal rendimiento del equipo, Mourinho fue destituido, y con su reemplazo Guus Hiddink, Costa se sintió más cómodo y mejoró sus estadísticas aunque sus comportamientos violentos en el terreno de juego se seguían reiterando.

El regreso a casa

Foto: Agencia EFE
Foto: Agencia EFE

Después de una mala temporada en el Chelsea, el Atlético de Madrid volvía a pensar en él para reforzar su línea de ataque y acometieron el fichaje del jugador por el valor de 66 millones de euros.

El 21 de agosto se hizo oficial su vuelta al Calderón, donde firmaría un contrato que lo mantuviera ligado al club hasta 2021 con una cláusula de 200 millones. Pero su debut tuvo que esperar porque en aquel entonces el Atleti estaba sancionado sin poder fichar y no pudieron inscribirlo hasta enero de 2018, así pues, Costa estuvo 4 meses sin jugar un partido, tan solo podía entrenar.

La fecha de su debut fue el 3 de enero en octavos de final de la Copa del Rey ante el Lleida, partido en el que anotó un gol.

Ese año Diego Costa compartió delantera con Griezmann, los cuales llevaron al Atlético a ser el campeón de la Europa League y de la Supercopa de Europa de esa edición.

La selección

Foto: Diario AS
Foto: Diario AS

El 5 de marzo de 2013 fue convocado por primera vez por la selección brasileña para jugar dos amistosos ante Italia y Rusia. Costa debutó con la selección el 21 de marzo ante Italia.

Una vez declarada su doble nacionalidad, Vicente del Bosque no tardó en llamarle, y el 7 de noviembre de 2013 fue convocado por la selección española. La mala noticia fue que Diego fue desconvocado a causa de una lesión.

Finalmente, el 28 de mayo de 2014 volvió a ser convocado por la selección, pero esta vez para disputar el mundial de Brasil 2014. En dicho mundial, España quedó eliminada en fase de grupos y su participación fue muy corta, tan solo disputó dos partidos en los que Diego Costa fue titular pero sin goles.

Su primer gol con España fue en un partido de clasificación para la Eurocopa 2016 ante Luxemburgo.

Más tarde fue convocado para el Mundial de Rusia 2018, en el que España quedó eliminada en octavos de final por la anfitriona, pero Diego Costa consiguió anotar dos goles en fase de grupos.

Foto: sefútbol
Foto: sefútbol

A día de hoy

Actualmente Diego Costa no pasa por su mejor momento físico, debido a su edad (31 años) y a las múltiples lesiones que ha sufrido estos últimos años. Se ha convertido en el suplente del delantero titular, que es Morata, y sus números como goleador cada vez van a menos. Sin embargo y con gran parte de su misión ya cumplida, el delantero hispano-brasileño afronta los últimos años en la élite del fútbol con ganas e ilusión por seguir defendiendo los colores del Atlético de Madrid, su casa y el conjunto en el que mejor fútbol ha desplegado. 

//