Washington Wizards
Washington Wizards
Basketball Team
Basketball

Washington Wizards

1970 Washington


Los Washington Wizards son un equipo profesional de baloncesto que compite actualmente en la National Basketball Association (NBA), concretamente en la División Sureste, dentro de la conferencia este. Tiene su sede en la capital de los Estados Unidos, Washington D.C. y juega sus partidos como local en el Capital One Arena  (con capacidad para más de 20.000 espectadores) desde 1997.

Fueron fundados en 1961 y desde entonces han pasado por tres ciudades: Chicago, Baltimore y Washington. En un principio fueron conocidos como Chicago Packers, luego Chicago Zephyrs y con el traslado a Baltimore pasaron a llamarse Bulles. Este nombre se mantendría también en Washington y no sería hasta 1997 cuando decidieron cambiarlo definitivamente a Wizards para evitar asociaciones con el crimen que dañasen la imagen de la ciudad.

Plantilla de 1978, con la que los Bullets son campeones de la NBA | Foto: Getty Images
Plantilla de 1978, con la que los Bullets son campeones de la NBA | Foto: Getty Images

Los Washington Wizards, a lo largo de su historia, han logrado 4 títulos de conferencia, apareciendo así en 4 finales, de las cuales ganaron una en 1978. Además, en la década de los 70 consiguieron 6 títulos de división, todo gracias al núcleo formado por Earl Monroe, Gus Johnson, Wes Unseld y Elvin Hayes. En 2017, de la mano de John Wall y Bradley Beal sumarían un nuevo título de división. 

Fundación y primeros cambios

Los Washington Wizards fueron fundados en 1961, sin embargo no fue ni en esta ciudad ni con este nombre. Eran conocidos como los Chicago Packers y fueron los primeros en la historia en unirse a la NBA mediante su política de expansión. 

Al año siguiente cambiaron su nombre por el de Zephyrs y un año más tarde se trasladaron a Baltimore, Maryland, pasando a ser conocidos como Baltimore Bullets. El nombre ‘Bullets’ lo mantendrían hasta 1997.

En 1964, mediante un traspaso, los Bullets se hicieron con Bailey Howell, Don Ohl, Bob Ferry y Wali Jones. Todos ellos, clave para que los Bullets alcanzaran los Playoffs por primera vez en su historia en la temporada 1964-65. Allí, tras superar a St. Louis Hawks, cayeron ante los Lakers en las finales de conferencia. 

La exitosa década de los 70 

A finales de los 60 los Bullets adquieren mediante el Draft a dos futuros miembros del salón de la fama: Earl Monroe y Wes Unseld. Con ellos, el equipo mejoró rápidamente pasando de 36 a 57 victorias y Unseld fue nombrado Rookie del año y MVP en su primera temporada en la liga. 

Los Bullets afrontaron los Playoffs con grandes expectativas, pero se toparon con los Knicks en primera ronda, igual que un año más tarde.

Wes Unseld es probablemente el jugador más importante de la historia de la franquicia | Foto: Getty Images
Wes Unseld es probablemente el jugador más importante de la historia de la franquicia | Foto: Getty Images

En la temporada 1970-71, tras una discreta Liga Regular, los Bullets volvieron a encontrarse con los Knicks en Playoffs, esta vez en Finales de Conferencia. La serie se decidió en un agónico séptimo partido gracias a una canasta de Gus Johnson a pocos segundos del final. De esta forma, los Bullets se clasificaban para sus primeras finales de la NBA, donde fueron barridos por los Milwaukee Bucks de Oscar Roberson y Lew Alcindor.

Los Bullets se clasificaron para Playoffs durante toda la década de los 70, a pesar de traspasar a Earl Monroe. De hecho, terminan 6 veces primeros de su división, siendo firmes candidatos al anillo constantemente. Parte de culpa de este éxito la tuvo el fichaje de Elvin Hayes, procedente de los Rockets.

Gus Johnson durante un partido con los Bullets | Foto: Getty Images
Gus Johnson durante un partido con los Bullets | Foto: Getty Images

En 1973 la franquicia se traslada a Landover (Maryland), un suburbio de Washington D.C., convirtiéndose en los Capital Bullets. Un año después, se transformaron en los Washington Bullets.

En la temporada 1974-75, los Bullets terminaron con un impresionante récord de 60 victorias y 22 derrotas, llegando de nuevo a las finales de la NBA. Pero a pesar de ser los favoritos, fueron barridos por los Golden State Warriors de Rick Barry, quedándose a las puertas del título otra vez.

Rick Barry ejecuta un tiro en suspensión en la final contra los Bullets | Foto: Getty Images
Rick Barry ejecuta un tiro en suspensión en la final contra los Bullets | Foto: Getty Images

Al año siguiente, tras una temprana y decepcionante eliminación de Playoffs, los Bullets destituyeron a su entrenador K.C. Jones y Dick Motta fue su sustituto. Con Motta al mando, los Capital Bulles tampoco fueron capaces de superar la segunda ronda de Playoffs.

Campeones de la NBA

Después de ser uno de los grandes equipos de la década y a pesar de tener en la plantilla a varias estrellas de la liga como Elvin Hayes o Wes Unseld, los Bullets acabaron la temporada 1977-78 con un decepcionante récord de  44 victorias y 38 derrotas, de tal forma que no eran favoritos de cara a Playoffs. Fue entonces cuando Motta utilizó la famosa frase de “la obra no finaliza hasta que la señora gorda canta”. Y Motta tenía razón. 

Elvin Hayes trata de anotar ante los Seattle Supersonics en la final de la NBA | Foto: Getty Images
Elvin Hayes trata de anotar ante los Seattle Supersonics en la final de la NBA | Foto: Getty Images

Los Bullets eliminaron sorprendentemente a Hawks, Spurs y 76ers colándose sin que nadie confiase en unas nuevas finales de la NBA. 

Allí esperaban los Seattle Supersonics, quienes se pusieron 3-2 arriba en la eliminatoria. Sin embargo, los capitalinos lograron darle la vuelta se proclamaron campeones de la NBA por primera vez en su historia. Era el primer campeonato deportivo profesional que conseguía cualquier franquicia de Washington en 36 años. Wes Unseld fue nombrado MVP de las finales.

Wes Unseld tapona un lanzamiento | Foto: Getty Images
Wes Unseld tapona un lanzamiento | Foto: Getty Images

Al año siguiente, después de terminar con un balance de 54-28, los Bullets se plantaron por segundo año consecutivo en las finales de la NBA. No obstante, los Seattle Supersonics se impusieron por 4-1. 

Decepcionantes años 80

Después de dos presencias consecutivas en las finales de la NBA, los Bullets fueron poco a poco perdiendo fuelle, dando paso a una etapa de transición en la que predominan continuas decepciones en los Playoffs. Durante los años 80, los Bullets se clasifican 7 veces para Playoffs, cayendo en 6 de ellas en primera ronda. 

En 1981, el equipo se queda fuera de la postemporada por primera vez en 13 años, Unseld decide retirarse de baloncesto y Hayes se marcha traspasado a los Rockets. Claramente era el fin de una era.

Durante los 80, destacó la pareja anotadora formada por Moses y Jeff Malone, quienes lideraron a los Bullets en la 1986-87 hasta un balance de 42-40. La última temporada con récord positivo hasta 1997.

Manute Bol (2,29 m.) junto a Muggsy Bogues (1,60 m.) | Foto: Getty Images
Manute Bol (2,29 m.) junto a Muggsy Bogues (1,60 m.) | Foto: Getty Images

Por aquel entonces, también destacó la presencia de Manute Bol en la plantilla. Un jugador histórico de 2,29 metros de altura que se caracterizaba por sus tapones. De hecho, en su primera temporada pone 397 tapones (récord de la franquicia). Y curiosamente, en el Draft de 1987 seleccionaron a Muggsy Bogues, quien con 1,60 m. de altura es el jugador más bajito de toda la historia de la NBA. 

En 1988, con Wes Unseld como entrenador, los Bullets se clasificaron para Playoffs con un récord negativo de 38-44, cayendo en primera ronda ante los Pistons, y dando paso a una etapa de continuos fracasos.

Más de una década sin rumbo

Desde la temporada 1988-89 hasta la 2003-04, Washington solo se clasifica una vez para los Playoffs, en 1997, donde fueron barridos en primera ronda. 

En 1991, Susan O'Malley se convierte en la primera mujer en presidir una franquicia de la NBA, pero mientras, la mala suerte y las lesiones se cebaron con el equipo. Jugadores como Rex Chapman, Calbert Cheaney o Pervis Ellison sufrieron problemas físicos que les impedían demostrar su verdadero nivel. 

En 1993, los Bullets adquieren al pívot rumano Gheorghe Mureşan, de 2,32 metros de altura, convirtiéndose en el jugador más alto de la historia de la NBA. En la temporada 1995-96 es nombrado jugador más mejorado de la liga, pero las lesiones le obligaron a retirarse poco después. 

Después de varios años estancados alrededor de las 20 victorias, el optimismo volvió a Washington de la mano del Rookie Rasheed Wallace y de Juwan Howard, quienes lideraron a los Bullets hasta las 39 victorias en 1996, aunque no fue suficiente para meterse en Playoffs. Sí que lo consiguieron al año siguiente, con un balance de 44-38, pero serían eliminados en primera ronda. 

Washington Wizards y la vuelta de Michael Jordan

En 1995, el propietario de la franquicia anunció que esta sería renombrada para evitar cualquier relación con la violencia y el crimen. Se abrió una competición para elegir el nuevo nombre y en 1997 los Bullets se convirtieron definitivamente en Wizards, nombre que se mantiene actualmente. Ese mismo año, se mudaron al MCI Center (Capital Center Arena). 

El cambio de nombre y de pabellón no vino acompañado de buenos resultados, ya que no regresarían a Playoffs hasta 2005.

Imagen histórica de Michael Jordan con los Wizards | Foto: Getty Images
Imagen histórica de Michael Jordan con los Wizards | Foto: Getty Images

En el año 2000, Michael Jordan, ya retirado, se convirtió en propietario en minoría de la franquicia y presidente de operaciones de Baloncesto de los Wizards. Y en 2001 sorprendió a todos anunciando su regreso a las canchas con 38 años.

Como era de esperar, su vuelta no fue todo lo exitosa que a él le hubiera gustado, pero aún así ayudó a los Wizards a mejorar ligeramente y fue el único jugador de la plantilla en completar los 82 partidos en su segunda temporada. Dejó algunas imágenes que quedarán para la historia. 

Michael Jordan se despide definitivamente de la NBA | Foto: Getty Images
Michael Jordan se despide definitivamente de la NBA | Foto: Getty Images

En 2003, tras decir adiós al baloncesto esta vez de forma permanente, Jordan fue despedido de su cargo como presidente de operaciones.

La era Gilbert Arenas

Los Wizards comenzaron a levantar cabeza en la temporada 2004-05, cuando lograron el mejor balance de los últimos 26 años con 45-37, clasificándose así para Playoffs. Gilbert Arenas y Antawn Jamison fueron seleccionados para disputar el All-Star, siendo los primeros jugadores de los Wizards en lograrlo desde Jeff y Moses Malone en 1987.

En la postemporada, liderados por Arenas, los Wizards consiguieron su primera victoria desde el año 1988, logrando eliminar a los Bulls por 4-2. Luego fueron eliminados por Miami Heat.

De la mano de Gilbert Arenas, Antawn Jamison y Caron Butler, los tres All-Stars, los Washington Wizards se presentaron en Playoffs los tres años siguientes, siendo eliminados por los Cleveland Cavaliers de LeBron James en las tres ocasiones.

En 2007, Arenas sufrió una lesión que le dejó fuera toda la temporada y desde entonces no volvió a ser el mismo. Al año siguiente, se tuvo que someter de nuevo a una operación de rodilla perdiéndose otros 5 meses de competición, lo cual provocó el hundimiento de unos Wizards que en la temporada 2008-09 solo consiguieron 19 victorias.

A finales de 2009, Gilbert Arenas fue detenido por tenencia de armas en su taquilla y un mes después sería suspendido por la NBA por jugar con las armas antes de un partido. El equipo volvió a terminar la temporada con un balance pobre de 26-56. 

En diciembre de 2010, los Wizards finalmente dirían adiós a su jugador franquicia, Arenas, tras mandarlo a los Magic vía traspaso. 

John Wall y Bradley Beal vuelven a la carga

En el Draft de 2010, los Wizards eligen en la primera posición a John Wall, y en el Draft de 2012 escogen a Bradley Beal en la tercera posición. Ambos formarán una de las parejas exteriores más prometedoras de toda la liga, aunque las lesiones les han impedido demostrar todo su potencial. 

Sonrientes Bradley Beal y John Wall se dan la mano | Foto: Getty Images
Sonrientes Bradley Beal y John Wall se dan la mano | Foto: Getty Images

Gracias al extraordinario juego de John Wall, los Wizards vuelven a los Playoffs en la temporada 2013-14, empezando así una racha de 4 Playoffs en 5 años. 

En la temporada 2016-17, con John Wall a la cabeza, el equipo consigue su primer título de división en 38 años, cayendo finalmente en el séptimo partido de las semifinales de conferencia tras una serie épica.

Los Wizards volvieron a los Playoffs al año siguiente, aunque plagados de lesiones acabaron siendo eliminados en primera ronda. En la temporada 2018-19, John Wall sufre una rotura del tendón de aquiles que le deja fuera toda la temporada y la siguiente, siendo Bradley Beal quien toma el mando del equipo. Con Beal como líder, el equipo no ha sido capaz de alcanzar los Playoffs, pero este se ha consolidado como una de las estrellas de la liga, dejando grandes esperanzas para cuando se recupere Wall.

//