¿Qué es más importante en la Fórmula 1, el dinero o el talento?

En este artículo de la Guía F1 VAVEL se analizará qué es lo más importante hoy en día para competir en Fórmula 1, si el dinero o el talento.

¿Qué es más importante en la Fórmula 1, el dinero o el talento?
Fuente: F1ALDIA

En el mundo del deporte, la polémica y el debate siempre están a flor de piel. En la Fórmula 1 no es menos. Siempre ronda el debate si la Fórmula 1 es un deporte o si se debería volver a los V8, V10, entre otros. Uno de esos debates es si para entrar en la Fórmula 1 qué es más necesario, ¿el dinero o el talento?

Este debate se abrió con la incorporación de pilotos como Pastor Maldonado. El piloto venezolano consiguió una meritoria victoria en el Gran Premio de España en 2012, pero por lo que más destaca es por acabar las carreras o en el muro o con una penalización por algún incidente. Pastor debutó en Williams en el año 2011. Por aquel entonces, la escudería de Grove no atravesaba por buenos momentos, tanto deportiva como económicamente.

Es por ello por lo que en una gran parte el piloto venezolano debutó en Fórmula 1, por el dinero. En gran parte, porque también se había ganado un asiento ya que, en 2010, fue campeón de la GP2.

Pastor Maldonado celebrando su victoria en el GP de España en 2012 | Imagen: Getty Images
Pastor Maldonado celebrando su victoria en el GP de España en 2012 | Imagen: Getty Images

En su etapa en la Fórmula 1, es recordado más por sus incidentes en pista que por sus resultados y hazañas. La temporada 2012, a pesar de haber ganado en España, fue el piloto más sancionado en toda la temporada. Hasta en nueve ocasiones el piloto venezolano fue sancionado. Esto está considerado como un récord en la historia de la Fórmula 1. Es, hasta la fecha, el piloto que más sanciones ha recibido en una temporada. En 2014, en el Gran Premio de Bahrein, salía de hacer una parada y se topó con Esteban Gutiérrez. El venezolano se llevó por delante al mexicano y este último acabó dando una vuelta de campana. Este es uno de los accidentes más destacados del venezolano. Debido a los numerosos incidentes de Pastor, un aficionado creó una página web en la que aparecía un contador con los días, horas, minutos y segundos que habían pasado desde que Maldonado había tenido un accidente y se le apodó como Crashtor (una mezcla de la palabra crash y su nombre).

En resumen, se podría decir que Pastor Maldonado pilotó en Fórmula 1 mayormente gracias a la petrolera de Venezuela.

Pero aquí no acaba esto. Hay muchos más pilotos que han demostrado estar en Fórmula 1 por dinero. Casos como los de Will Stevens, Marcus Ericsson, Giedo Van der Garde, Felipe Nasr y Esteban Gutiérrez, entre otros.

Incidente entre Pastor Maldonado y Esteban Gutiérrez en el GP de Gran Bretaña de 2014 | Imagen: Getty Images
Incidente entre Pastor Maldonado y Esteban Gutiérrez en el GP de Gran Bretaña de 2014 | Imagen: Getty Images

Casos más recientes son los de Stevens, Nasr y Ericsson. Will Stevens se incorporó a las filas de Manor en 2015. Dada la situación de Manor por aquel entonces, un empujón económico no le vino mal a la escudería. Es por ello por lo que Stevens se ganó el asiento en Manor. Su compañero por aquel entonces fue Roberto Merhi. El piloto español, sin patrocinadores y con peor coche, consiguió ganar a Stevens. Dada la poca cantidad de dinero que tenía Roberto, Manor decidió que, en algunas carreras, el ganador de las 500 millas de Indianápolis 2016, Alexander Rossi, le sustituyera. Otro piloto con talento consiguió superar a Stevens. El piloto inglés tenía una gran cantidad de dinero debido a la fortuna de su familia. Caso semejante el de Marcus Ericsson en el aspecto de la procedencia del dinero.

El caso de Felipe Nasr es distinto al de Stevens y Ericsson. Felipe Nasr era apoyado por el Bando do Brasil que le daba gran cantidad de dinero y esto hacía que equipos como Sauber y sus problemas financieros le ficharan enseguida. En temas de patrocinadores, Esteban Gutiérrez también está en el saco. Es este caso, Telcel le avalaba para poder competir en la máxima categoría.

A finales de 2016, Williams anunció el fichaje de Lance Stroll, que hace tan sólo unos meses, cumplía la mayoría de edad. El canadiense va a ser el sustituto de Bottas tras la marcha del finlandés a Mercedes. Por el momento, este piloto está considerado "de pago" ya que procede de una familia millonaria debido a que el padre es propietario de la marca Tommy Hilfiger.

Lance Stroll en los test de Barcelona | Imagen: Getty Images
Lance Stroll en los test de Barcelona | Imagen: Getty Images

A estos pilotos, se les consideran pilotos de pago. Pilotos que consiguen dinero mediante patrocinadores o por su propia cuenta bancaria. Uno de los que estuvo considerado como piloto de pago fue Sergio Pérez. Su mala temporada en McLaren hizo que se le atribuyera ese calificativo. Pero Sergio ha demostrado en numerosas ocasiones que es un piloto con mucho talento.

La aparición de estos pilotos está haciendo que pilotos jóvenes con mucho más talento y menos recursos no puedan competir en la categoría que todo niño, que le gusta la Fórmula 1, sueña con llegar algún día. En esta categoría, hasta 2009, se veían muy pocos pilotos de pago, por no decir ninguno. Desde entonces, la incorporación de pilotos de pago ha sido muy frecuente y, también provocado por la crisis económica mundial. Obviamente, no todos lo son. Casos como los de Verstappen, Sainz u Ocon que son pilotos de la cantera de Red Bull y Mercedes, en el caso del último. Los tres pilotos tienen un enorme talento.

Roberto Merhi en el GP de Bélgica 2015 | Imagen: Getty Images
Roberto Merhi en el GP de Bélgica 2015 | Imagen: Getty Images

El caso que abrió aún más este debate fue el de Stevens y Merhi en 2015. Tal y como mencioné antes, Will Stevens aportaba dinero, cosa que Merhi no hacía por falta de apoyo económico. El piloto inglés, al aportar dinero, tenía mejor coche que Roberto. Porque más dinero significaba más mejoras en el coche y más potencia en el motor. Pero carreras después, Merhi demostró al mundo de la Fórmula 1 que el talento gana al dinero. Porque con un coche inferior al de su compañero quedó numerosas veces por delante de él.

La imagen que dejaba la Fórmula 1 con estos “pilotos” no era del todo buena. Se podía comprobar como poco a poco se iba convirtiendo en un deporte de "niños ricos". A día de hoy, sin embargo, se aprecia que gran parte de los pilotos que componen la parrilla están ahí por méritos propios y no por el dinero. Esta aparición de más pilotos con talento, hace que la imagen dañada que los pilotos de pago dejaron vaya mejorando poco a poco.