Cuando juegues siempre estaré a tu lado

Desagraciadamente estas últimas semanas en España, el tema relacionado con los aficionados al fútbol, ultras y derivados está de moda, convirtiéndose en el orden del día. La muerte de Jimmy hace unas semanas ha hecho incluso que los telediarios abran con dicha noticia. El fútbol español está en el punto de mira pero no precisamente por el juego o por sus equipos, sino por la violencia. Javier Tebas está intentando tomar medidas al respecto para erradicar a los violentos pero parece que a su lado, por desgracia, no tiene a alguien que le sepa aconsejar sobre cuales son las medidas más eficaces y cuáles son un verdadero desastre. Seguramente este reportaje no lo leerá, pero le convendría.

¿Qué diferencias existen entre el fútbol español y el alemán?

Diferencias en el precio de las entradas

Sobran las palabras para obviar la respuesta a esta pregunta. El aficionado medio español tiene una venda puesta en los ojos, incapaz de quitársela debido a que Real Madrid y FC Barcelona colapsan todos los diarios. Se distraen en los 'mundos de yupi' viendo como Messi y Cristiano baten récords día si y dia también. Fantástico. Es digno de admirar lo de estos dos futbolistas y seguro está que los echaremos de menos una vez dejen los terrenos de juego. Pero por culpa de ello, el respeto al aficionado, la verdadera estrella de este precioso deporte, es inexistente, cada vez hay menos. Precios disparatados, horarios desacertados, deudas por aquí y por allá...en definitiva un caos que como no le busquen una pronta solución, la Liga Española, la presunta mejor liga del mundo, puede irse al garete.

En 2002, el fútbol alemán pasó por una crisis económica muy grave, pero con esfuerzo lograron que varios años después su modelo sea uno de los más envidiables de toda Europa. En España se está perdiendo el valor del respeto al aficionado, el verdadero amante del fútbol. En Alemania, señor Tebas, es totalmente diferente. Cierto es, que en 2002, el fútbol alemán se adentró en una crisis económica muy grave y eso que el Bayer Leverkusen y el Borussia Dortmund llegaron a la final de la Champions League y UEFA respectivamente. El operador Kirch Media, cuyo contrato televisivo proporcionaba el 31% de los ingresos de los clubes de la Bundesliga, se declaró insolvente. Pero rápidamente, Beckenbauer quiso tomar medidas en el asunto: "La quiebra de Kirch puede servir para que entre todos redimensionemos el fútbol alemán y nos adaptemos a la realidad". Y eso hicieron. Tardaron varios años, pero ahora, el modelo de fútbol alemán es uno de los más envidiados, no solo en Europa sino también en el mundo. Y fue por estos aspectos:

1. El aficionado por encima de todo

Como comentábamos antes, el aficionado es el mayor protagonista del fútbol. Por ello, en el pais teutón lo cuidan como si de oro en paño se tratase. Las entradas oscilan entre los 10€ y los 50€, asequibles según el nivel de vida de cada persona, lejos de lo que supone una entrada en la Liga Española que suele oscilar entre los 25€ y los 70€. Sin ir más lejos el coste medio de ver un partido de la Bundesliga durante la temporada 2010/2011 se sitúo en 22'75 euros.

Pero no todo está relacionado con el tema del precio de las entradas, sino también en el aspecto 'diversión'. En Alemania se ofrecen multitud de opciones para que el partido no solo sea un partido de fútbol al que acudes durante dos horas como si de una película en una sala de cine se tratase. No. Todo lo contrario. En la gran mayoría de los estadios alemanes, hay pantallas de televisión instaladas en los baños, grifos de cerveza en cualquier esquina, sorteos, juegos para niños y mayores, además de centros comerciales donde hacen descuentos los días de partido. En definitiva la Bundesliga trata de unir al aficionado y al club en cuestión, de una manera más íntima, como si estuvieran en su propia casa. De la misma manera ocurre con la afición visitante, ya que el 10% de las entradas de los partidos de liga se destinan al equipo que viene de fuera, que reciben facilidades de transporte junto a la entrada del partido.

2. Saneamiento de los clubes

En Alemania, la regla 50+1 obliga a cada equipo a que el 51% de las acciones deben ser propiedad de los sociosEl fútbol alemán funciona bajo la famosa regla del 50+1. Dicha norma establece que el 51% de las acciones de un club deben ser propiedad de los socios, con lo que se evita que empresas o jeques puedan hacerse con el dominio del equipo. Pero con cada regla debe siempre haber una excepción: El Bayer Leverkusen, propiedad de la farmacéutica Bayer, y el Wolfsburgo, de la automotriz Wolkswagen que han mantenido un contrato duradero con el club durante un mínimo de 20 años.

Borussia Park, estadio del B.Mönchengladbach [via uefa.com]

Según el último informe económico de la UEFA, la deuda total de los 18 clubes alemanes es prácticamente cero. Durante la temporada pasada, presentaron unos beneficios totales de 52 millones de euros con ingresos de 1. 746 millones, solo por detrás de los 2.500 Premier League (la Liga española genera 1.718). Por si fuera poco, ha aumentado su volumen de negocio en un 8%, siendo la competición europea que más crece en este apartido.

3. Reparto equilibrado en los derechos televisivos

La fórmula del éxito alemán: "¿Sabéis por qué la gente va a los estadios? Porque no saben como acabará" Este punto es con diferencia, el más desequilibrado comparado con la Liga Española. La diferencia entre el que más cobra, el Bayern de Munich (28) y el que menos, Hoffenheim (13) es de tan solo 15 millones. Deja por los suelos la diferencia en España que alcanza los 128 millones entre los 140 del R.Madrid y FC Barcelona y los 12 de hasta 7 equipos españoles. Una absoluta barbaridad. Este reparto tan equilibrado de los derechos televisivos en los equipos alemanes desemboca en una mayor igualdad entre los 18 clubes que conforman la Bundesliga. Como afirmaba Sepp Herberger: "¿Sabéis por qué la gente va a los estadios? Porque no saben como acabará».

Diferencia abismal entre la Bundesliga y la Liga Española [via Futbol y resultados]

Como se puede comprobar, las diferencias son desorbitadas entre las dos ligas. La Bundesliga es el campeonato al que mirar, el modelo a seguir. Clubes saneados, estadios llenos y equipos aspirantes que pueden dar la sorpresa a cualquier equipo. Sin deudas, y con ingresos positivos cada año. Además el aficionado conoce todos los horarios y fechas de los partidos hasta el final de temporada por lo que puede organizarse con más tiempo. Por lo tanto, señor Tébas, hay que ser valientes, guiarnos por el camino de los mejores porque esa es la fórmula del éxito. Es ganancia segura.

¿Es más fiel la afición alemana que la española?

En Alemania no hay barreras entre aficionado y jugadores. Se acercan a las gradas y dan la mano cuando ganan y cuando pierden. En la imagen de la izquierda, el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe. En la derecha el Rhein Energie Stadion de Colonia. Comparando las dos fotos cualquiera respondería que sí a la pregunta. Pero la respuesta es NO. Como ya hemos comentado al principio del artículo, respeto al aficionado entre España y Alemana es abismal. Entre afición y jugadores no hay tantas barreras como las que hay en España. En el país alemán afición y jugadores están unidos. Cuando pierden, cuando ganan y cuando empatan. Los jugadores se acercan a un metro y piden perdón en el caso de derrrota o festejan con la grada en caso de victoria.

El aficionado alemán sabe que su equipo está saneado por lo que en el caso de descender de categoría no sería tan grave como si ocurre en España, ya que el equipo no se endeudaría y no tendría problemas económicos para evitar una desaparición. En la siguiente imagen se observa uno de los fondos del estadio del Dynamo Dresden, equipo que se encuentra en la 3.Liga, (un equipo de 2ª División B en España). ¿Seríamos capaces de ver algo por estilo en nuestro pais? Me temo que imposible debido no solo a las deudas sino también a la inexistente comunión entre equipo y aficionados.

DynamoDresden.de

Aunque antes tuvieron que transcurrir largos años de penuria, actualmente el fútbol alemán presenta logros tan notables como la mejor media de todas las Ligas europeas en asistencia de espectadores por partido (42.100) y ocupación de los estadios (90%), ser la segunda competición que más ingresos genera (solo por detrás de la Premier) y la que más crece, reducir a prácticamente 0 las deudas de sus clubes o tener cinco campeones distintos en diez años, arrebatando además una plaza de Champions a un equipo de la Liga Italiana.

[via deporyfinazas.om]

Gracias a esa gran asistencia, los estadios casi siempre presentan un aspecto muy colorido, que lo hace atractivo para el espectador. Bien es cieto, que los abonados no pueden superar el 50%del aforo del estadio, debido a que hay que dejar asientos libres para que todos los aficionados puedan tener la oportunidad de ver a su equipo. La mayoria de los estadios sufrieron una remodelación para el Mundial de Alemania del 2006 ya que cada uno de ellos se encuentran en la zona céntrica de las ciudades, lo que facilita el acceso de la mayoría de personas a lo que hay que sumar que ningún estadio posee pistas de atletismo para favorecer la cercanía de las gradas.

En conclusión queda en evidencia que modelo a seguir es el más eficiente. Solo hace falta que unas cuantas personas pensantes se reúnan, no hace falta que las medidas se lleven a rajatable de immediato sino despacio, ultimando cada detalle para que en la próxima década se aprecie como el fútbol español va cambiando hacia un futuro mejor donde el aficionado siempre esté de la mejor manera posible al lado del equipo cuando los jugadores salten al terreno de juego.

VAVEL Logo