Anuario VAVEL Manchester City 2017: transición al éxito
Fotomontaje: Aitor Sánchez-Rey Larrea - VAVEL.

El año 2017 de Manchester City tuvo dos etapas bien marcadas. Una primera parte donde el conjunto de Pep Guardiola continuó afinando detalles y una segunda mitad en la que el estilo de juego del entrenador catalán logró plasmarse en cada rincón del campo y en cada jugador de la plantilla. 

Pudo ser mejor, pudo ser peor

Los primeros meses del año fueron los más complicados para los Citizens. En Premier los resultados fueron incontinuos y en enero el equipo estuvo fuera del 'Top 4', debido a una dura derrota por 4-0 a manos de Everton y un empate a dos con Tottenham. Sin embargo, el equipo tuvo una remontada en los primeros días de febrero y logró alcanzar la segunda posición, ilusionándose con arrebatarle el titulo al Chelsea de Antonio Conte.

Aquel sueño se cortó en los primeros días de abril. El City llegó al Emirates Stadium tras un empate a uno con Liverpool una semanas atrás, y se iría de Londres con un 2-2 ante Arsenal, lo que dejó en jaque su ilusión. Pero sería el propio Chelsea quien derribaría toda posibilidad de levantar el trofeo de liga. El cinco de abril se vieron las caras en Stamford Bridge y Eden Hazard se encargó de agregar el 'mate' al jaque.

Hazard puso de rodillas al City | Foto: Premier League.
Hazard puso de rodillas al City | Foto: Premier League.

Luego de aquella derrota por 2-1 ante los Blues, el conjunto de Guardiola pasó varias jornadas en la cuarta ubicación, y fue recién en las últimas tres jornadas en las que alcanzó a colocarse entre el podio que le permitió ir de manera directa a la fase de grupos de la Champions League.

Dos copas, dos golpes duros

El golpe más duro del año calendario de los Citizens llegó en los octavos de final de la Champions 2016/17. El sorteo colocó al equipo de Guardiola ante quien sería la revelación de la temporada, el Monaco de Leonardo Jardim.

La serie comenzó en el Etihad Stadium con un City muy contundente en ataque, pero con muchas dudas en defensa, que llevaron a que el encuentro de ida terminara con increíble 5-3. Todo hacía indicar que los de Manchester llegaban al Stade Louis II un escalón por encima del conjunto francés. Sin embargo, los de Jardim sorprendieron a todos y se hicieron con una victoria por 3-1 (global de 6-6), dejando a los de Guardiola fuera de la competición por los goles recibidos en su casa.

El otro golpe de la primera etapa llegó en las semifinales de la FA Cup. Los de Guardiola contaban con la ilusión de transformar al torneo de clubes más añejo del mundo en el único trofeo a levantar en la campaña 16/17. Sin embargo, el Arsenal de Arsene Wenger tiró a la borda toda esperanza, se impuso por 2-1, y sentenció a un año sin copas para Pep.

Los Citizens no pudieron con Monaco | Foto: AP.
Los Citizens no pudieron con Monaco | Foto: AP.

La aplanadora de la segunda mitad 

Luego de que la temporada 16/17 culminara sin títulos, los Citizens finalmente hicieron el click necesario y terminaron de absorber todos los aspectos del juego que trajo Pep Guardiola desde su llegada.

Tal fue el cambio de Manchester City en esta segunda etapa del año que, desde que comenzó la campaña 17/18, no saben lo que es salir derrotados en terreno local y han caído en una sola oportunidad en todas las competiciones.

La actuación en suelo inglés es magnifica y no para de romper récords. Los Citizens han jugado 20 encuentros en Premier League, solo empataron en una ocasión -sorpresivamente ante el irregular Everton- y ganaron los restantes 19 partidos ligueros, de los cuales 18 de ellos fueron -aún lo son- de manera consecutiva, marcando un récord en la máxima categoría del fútbol ingles. ¿Lo mejor? Ha ganado todos los partidos contra los equipos del 'Top 6': 5-0 vs Liverpool en el Etihad; 1-0 vs Chelsea en Stamford Bridge; 3-1 vs Arsenal en el Etihad; 2-1 vs Manchester United en Old Trafford y 4-1 vs Tottenham en el Etihad.

El conjunto de Guardiola, que no ha tomado el liderato en la quinta jornada y no lo ha soltados hasta el momento, lleva sumados 58 puntos de 60 posibles. Llevan marcados 61 goles, con una diferencia de gol de +49, y apuntan a romper el récord de la Premier que pertenece a Chelsea, quien en la temporada 2009/10 anotaron 103 veces.

Otamendi le dio la victoria en Old Trafford | Foto: Premier League.
Otamendi le dio la victoria en Old Trafford | Foto: Premier League.

Además, por Carabao Cup los skyblues de Manchester sumaron dos triunfos y ya se encuentran en semifinales, donde deberán jugar ante la sorpresa de la competencia, el Bristol City. Sin embargo, ambas victorias llegaron desde los doce pasos y gracias a dos estupendas actuaciones de Claudio Bravo.

En el terreno internacional el conjunto de Guardiola tuvo casi la misma contundencia. En un grupo formado por Napoli, Shakhtar Donetsk  y Feyenoord, los Citizens terminaron como líderes gracias a cinco victorias y una sola derrota ante el conjunto ucraniano, la única del equipo en lo que va de la temporada. Ahora, tras el sorteo de los octavos, deberá enfrentarse al modesto Basilea, que a priori no se presenta como un rival que pueda hacerle fuerza a la aplanadora de Manchester.                   

Portería rotatoria

Pep Guardiola no ha tenido claro en casi ningún momento qué portero quiere que sea su titular. Hasta tres distintos han jugado a lo largo del año, y solamente uno ha estado en ambas temporadas. A pesar de que Bravo llegó como estrella en verano de 2016, la temporada fue muy irregular en la portería. Comenzó jugando el chileno, pero tras varios errores, Guardiola decidió darle la titularidad a Caballero, el segundo portero. El argentino disputó partidos importantes de liga ante Liverpool, Arsenal o Chelsea, y también los octavos de Champions ante el Mónaco. Sin embargo, Bravo recuperó la portería, tras actuaciones meritorias en copa y con la selección, para el tramo final de liga. También estuvo presente Angus Gunn en varias convocatorias, sin llegar a debutar.

Guardiola felicita a Bravo, que está algo reacio a saludarle. Foto: AFP
Guardiola felicita a Bravo, que está algo reacio a saludarle. Foto: AFP

Llegó el verano, y con él, la salida de Caballero rumbo a Londres, y también las de Hart, que volvía a salir cedido, y la de Gunn. Por ello, el City fichó a Ederson, del Benfica, convirtiéndolo en el portero mas caro de la historia. Solo el precio ya pesaba mucho a la hora de elegir titular, y como se esperaba, el brasileño le quitó el puesto al chileno desde el principio, dejándole a este, solo las copas inglesas. El ex del Benfica comenzó algo dubitativo, pero poco a poco se convirtió en pieza clave, haciendo partidazos como el de Old Trafford. Mientras tanto, el chileno se convertía en héroe de la afición al ser clave en dos tandas de penaltis en copa, y también en otro encuentro, para clasificarse a semifinales. El rencor del chileno dejó imágenes como la del King Power Stadium, donde negó el saludo a Pep cuando este quería felicitarle por su actuación.

De blandos a muros

12 meses extraños para la zaga del Manchester City. Extraños porque pasaron de ser una de las más débiles, a ser una de las fortalezas de la Premier League de primavera a otoño. Año en el que Pep Guardiola decidió hacer limpia en los laterales, después de mucho tiempo, y en el que la sabia nueva ha sido muy importante en la evolución del equipo. También ha habido tiempo para hacer debutar a chavales con ilusión. Es el caso Duhaney, que lo hizo en copa y en verano, y es el caso de Oleksandr Zinchenko, que tras una cesión no demasiado fructífera en el PSV, se ha reinventado de lateral, siendo él media punta. El joven ucraniano no ha jugado apenas, pero suma 240 minutos en dos partidos de copa, ambos con prórroga, y 17 en liga frente al Swansea. También es remarcable el año de Adarabioyo. El joven central inglés, debutó en Champions y copa en el primer año de Guardiola, pero en verano, se hizo un hueco en la plantilla y logró dorsal del primer equipo. Es un habitual de las convocatorias, y ya ha jugado dos partidos de copa y uno de Champions esta temporada.

Clásicos que se vanPara hablar de los defensores que jugaron este año, pero que ya no están, habría que empezar por Pablo Zabaleta. El argentino llegó a ser capitán del equipo, y fue titularísimo mucho tiempo. La primera mitad del año jugó alternando titularidades con Bacary Sagna, otro que también se ha marchado, pero decidió buscar minutos en un club menor ante la exigencia de Pep en los laterales. Eso en la derecha. En la izquierda también dejaron hueco en verano los míticos Clichy y Kolarov. El francés, que no fue titular indiscutible nunca, se marchó al Istanbul tras otra mediocre temporada y sin la confianza de Pep. El serbio fue el único que se marchó teniendo el beneplácito del técnico catalán. Decidió buscar nuevos retos en Roma, y dejó dinero en Manchester tras un impecable año siendo de los mejores del equipo y fijo en el lateral e incluso en el centro de la zaga.

Walker con Rose en el suelo. Foto: Getty Images
Walker con Rose en el suelo. Foto: Getty Images

Una de las claves del todopoderoso Manchester City 2017-2018 de Pep Guardiola, son los nuevos laterales, los fichajes. Guardiola ha hecho que el jeque desembolse cantidades indecentes de dinero en defensas, convirtiendo a dos de sus nuevos laterales en los más caros defensores de la historia, Mendy y Walker. El otro fue Danilo. Los dos laterales diestros han dado un giro total a la ofensividad del equipo, incluso han jugado a pierna cambiada o de centrales en contadas ocasiones. Son el pulmón del equipo y eso se nota. Por su parte, en la izquierda está jugando el sorprendéntemente reinventado Delph, debido a la lesión de larga duración de Mendy en el encuentro ante el Bournemouth. El ex del Mónaco jugó de manera espectacular lo poco que pudo, porque la lesión fue en las primeras jornadas, y ya se vio todo lo que va a aportar al equipo. El otro 'fichaje' es Mangala. El francés fue descartado por Pep la pasada temporada y se marchó cedido, pero esta, con las intermitentes lesiones de Stones, Mendy y Kompany, se ha hecho con un puesto en las rotaciones, haciéndolo muy bien y recuperando la confianza del míster.

Por último, y más importante, están los que continúan en el equipo. Otamendi, Stones y Kompany siguen siendo los reyes de la zaga, pero su nivel en 2017 ha cambiado mucho. Stones fue el blanco de todas las críticas en la 16-17, pero ahora se ha ganado el respeto de todo el mundo por sus increíbles actuaciones. Kompany, por su parte, ha empezado a jugar con asiduidad, tras una temporada casi en blanco. Es clave para Pep, si está en condiciones, y lo ha demostrado este año, es el capitán. El último es Otamendi, el más regular. Su nivel también ha crecido y ahora está considerado como uno de los mejores del mundo. La temporada pasada, sin embargo, era débil en los balones aéreos, y su equipo encajaba con facilidad, cosa que ya no es así.

Magia y más magia

En esta línea se crea, se prepara, y se ejecuta el fútbol de Pep Guardiola. Y para ello, posee jugadores de primerísimo nivel. Aún así, también ha contado con jugadores no tan hábiles, que venían de épocas anteriores, como Fernando. El brasileño apenas disputó minutos con Guardiola, y salió traspasado en verano, dejando dinero en las arcas del City. Otro que no funcionó fue Samir Nasri, ganador de dos Premier con el City, pero que perdió su forma, estuvo cedido en el Sevilla, y se ha marchado traspasado al Antalyaspor turco. También han debutado jóvenes promesas como Aleix García, Phil Foden o Dele-Bashiru. El primero disputó varios minutos en la primera mitad del año, y salió cedido al Girona en busca de experiencia para volver. En segundo lugar, el crack inglés de 17 años ha debutado esta temporada con Guardiola en copa, Premier y Champions dejando huellas de su grandísimo potencial, jugador de futuro, sin duda. Por último, otro inglés, Dele-Bashiru, debutó en copa frente al Leicester City, y también está llamado a ser jugador de renombre.

Delph en el derbi de Manchester. Foto: Getty Images
Delph en el derbi de Manchester. Foto: Getty Images

El hombre que más comentarios está produciendo es Fabian Delph. El hombre made in Pep se podría decir. ¿Por qué? Porque ha aparecido en el mapa gracias a la reubicación del técnico catalán. En su puesto, medio centro, no disfrutaba de apenas ningún minuto la temporada pasada, pero este año, y gracias a la lesión de Mendy, Guardiola decidió probarlo de falso lateral izquierdo, y ha dado resultado, y de qué manera. Se ha convertido en pieza clave del equipo en la salida de balón y se ha revalorizado mucho. Otros no tan afortunados son Yaya Touré, Bernardo y Gundogan. El marfileño ha perdido casi todo el protagonismo que ganó la temporada pasada, y sus presencias se cuentan con los dedos de una mano. No tan exagerada es la situación del alemán Ilkay Gundogan, que es el recambio de los dos magos del equipo titular, pero que no encuentra esa regularidad. Caso parecido el del portugués Bernardo, que llegó del Mónaco por un dineral y es el suplente de cualquiera de los extremos, jugando muy pocos minutos, excepto cuando entra en la rotación.

De Bruyne. Foto: Getty Images
De Bruyne. Foto: Getty Images

Los tres fantásticos de PepPero, por encima de todo, están las tres estrellas de Pep, los tres centrocampistas, los tres fantásticos. Fernandinho, David Silva y Kevin De Bruyne. El mejor trío de la Premier en estos momentos. El fútbol mostrado por estos tres fenómenos a lo largo de todo el año es increíble, pero el nivel de esta temporada es brutal. La mención es global, porque todo lo hacen juntos, y así sale su fútbol, con música. Silva y De Bruyne son dos de los máximos asistentes de la Premier desde que llegó el belga, y este año lo han demostrado. El nuevo box to box de la liga es Fernandinho. Su función es tan importante, que Pep no ha rotado su posición más que en partidos sin importancia o minutos muertos de goleadas. Brutal rendimiento del ex del Shakhtar, que le quitó el puesto a Touré, y ha hecho olvidar la falta de Gundogan, que llegó para ser titular y no lo está siendo.

Mucha pólvora en poca gente

El ataque Cityzen ha vivido un año intermitente en cuanto a críticas, pero constantemente goleador. En la segunda mitad de la temporada 2016-2017, la afición y Pep pedían a los atacantes materializar más ocasiones en gol. Agüero, Sané, Sterling, y Gabriel Jesús, cuando estuvo apto, fueron los que salvaron la papeleta. En la 2017-2018, sin embargo, se les ha catalogado como el ataque más letal de Europa. Cosas del fútbol. También ha habido dos potrillos que han debutado y con nota. Son Nmetcha y Brahim. Ambos han marcado esta temporada, y son promesas de futuro, sobre todo el extremo malagueño.

Ni Wilfried Bony ni Iheanacho vivieron su mejor año. Ambos fueron siempre descartes en el equipo, exceptuando las contadas veces que salió el nigeriano desde el banquillo, en las que aprovechó al máximo sus oportunidades, marcando 7 goles y dando tres asistencias en 899 minutos entre FA Cup, Champions, Premier y EFL Cup. El marfileño se marchó cedido al Stoke con la temporada empezada. Otro que no contó apenas con oportunidades fue Nolito. El español empezó de titular, pero rápidamente perdió el sitio y muchas veces ni salía. Jugó 1349 minutos divididos en 30 partidos, en los que marcó seis goles. Los tres se marcharon en verano. También se marchó Navas, jugador comodín para Pep, que jugó de extremo y lateral. El sevillano no marcó pero dio 5 asistencias en sus 34 partidos.

Gabriel Jesús celebra un gol esta temporada. Foto: Getty Images
Gabriel Jesús celebra un gol esta temporada. Foto: Getty Images

Pero los cuatro fantásticos son Agüero, Gabriel Jesús, Sané y Sterling. Se han hinchado a marcar goles en este 2017. Entre los cuatro han sumado 85 goles en este año. Y eso que tanto el brasileño como el argentino, han sufrido lesiones. Se han convertido en una maquina de marcar conjunta. Su efectividad permite al City mirar desde lo alto de la clasificación con mucha ventaja, ya en diciembre. El descubrimiento ha sido Gabrel Jesús. El brasileño ha marcado la friolera de 17 goles, habiendo jugado unos 30 partidos con el equipo de Pep, y no siempre de titular, una burrada. El argentino sigue en su línea anotadora, y eso que se reparte los minutos con Gabriel. Ameás, se convirtió en el máximo goleador histórico del club, y marcó su gol 100 en el Etihad. Los extremos han sido los que se han reinventado con Guardiola. Han mejorado exponencialmente desde la llegada del técnico catalán, pero sobre todo esta temporada. Lo mejor de todo es que son muy jóvenes todos, excepto Agüero.

Guardiola, el entrenador total

La llegada de Pep Guardiola a la Premier League trajo consigo un estilo de juego total y colocó sobre la mesa el debate sobre si su forma de ver y llevar a cabo el fútbol podría hacerse dueña en un fútbol tan frenético como el inglés.

Sin duda alguna, la idea de juego del catalán tuvo que pasar por un proceso de una temporada completa para ensamblar todas las piezas en la plantilla de los Citizens. Pero que, a pesar de un comienzo de año con muchos idea y vueltas, logró verse plasmado de forma completa en la segunda etapa del año, dejando en claro que Guardiola es un entrenador total.

A lo largo del año el técnico ensayó y jugó bajos varios esquemas de juego. Probó con la linea de tres en el fondo -libero y dos stopper-, una distribución muy utilizada en la Premier en el último año y medio, que llevó a la consagración del Chelsea de Conte, y que incluso fue utilizada por José Mourinho y Arsene Wenger.

Guardiola logró plasmar su idea de juego | Foto: Premier League.
Guardiola logró plasmar su idea de juego | Foto: Premier League.

Sin embargo, la solidez defensiva y la contundencia en ataque llegó de la mano del 4-3-3. Con este 'numero telefónico'  el equipo de Guardiola consiguió el equilibrio que tanto buscó en la primera campaña frente al banquillo de los Citizens. El esquema vio diferentes nombres a los largo del torneo -la seguidilla de partidos y las lesiones lo obligaron a cambiar-, pero nunca vio afectado su eficacia.

Los centrales siempre fueron de altura y con salida por el suelo, los laterales buscan ser una alternativa en ataque y ensanchar el campo. El volante central con marca y juego -Fernandinho juega cada vez mejor-, y dos internos con buen pie y con mucho ida y vuelta (David Silva y De Bruyne). Dos extremos veloces que rompan con la monotonía del toque como Sterling y Sané, y un nueve que no da referencias a los centrales contrarios -tanto Agüero y Gabriel Jesus son parte del circuito de juego-.       

VAVEL Logo