City - United, análisis del primer 'match-ball' para los de Guardiola
Fotomontaje VAVEL: Dani Souto.

El próximo sábado presenciaremos el primer ‘hacke’ y posible ‘mate’ del Manchester City para coronarse con el título de liga. El equipo de Guardiola puede conseguirlo en el ‘Etihad Stadium’, ante el Manchester United, su eterno rival.

El equipo de José Mourinho intentará mediante todos los métodos que estén en su mano evitar el alirón del City. Por eso analizamos los métodos de juego de cada uno de los dos equipos, junto con los puntos fuertes y débiles de los dos combinados.

Ambos entrenadores son conocidos por su gran carácter y por los Se enfrentaron por primera vez en las semifinales de Champions entre Barça e Inter con victoria para los italianosmúltiples enfrentamientos que han tenido entre ellos, sobretodo en la etapa que estuvieron dirigiendo los dos clubs más importantes de España, Barça y Madrid.

Actualmente dirigen a los dos equipos de Manchester y aunque se ha rebajado mucho la tensión entre ambos, si la comparamos con episodios anteriores, siempre saltan chispas entre ellos dos.

Los dos equipos poseen el sello característico de ambos entrenadores que los dirigen. Guardiola por su parte ha conseguido que el Manchester City juegue al ‘tiki-taka’ de esa manera que solo él consigue imprimir en sus equipos.

Por el otro lado nos encontramos con José Mourinho, un técnico que prioriza no encajar a marcar goles y que en consecuencia tiene un estilo mucho más conservador, siendo habitual ver a su equipo conceder la iniciativa del juego a su rival y esperar su oportunidad mediante contraataques o segundas jugadas.

En este artículo analizaremos tácticamente a los dos equipos de Manchester, tratando de conseguir que entendáis mejor los planteamientos futbolísticos que se verán en el partido del sábado.

Análisis táctico Manchester United

Los equipos de Mourinho siempre han logrado sus objetivos a partir de la solidez defensiva y los implacables contraataques que lanzan sus equipos, solo hace falta ver el el gran trabajo que hizo con el Inter de Milan o el Real Madrid.

Mourinho acostumbra a jugar con un sistema de 4-2-3-1 donde el doble pivote es la base de esa solidez. Matic es el dueño de una de esas dos posiciones y en un principio Paul Pogba tendría que ser dueño indiscutible de la otra parcela pero sus carencias defensivas están provocando que caiga en más de una ocasión del 11 titular. 

 

La función que realiza el extremo izquierdo es muy particular. En esta posición acostumbra a jugar Alexis Sánchez, pero también lo pueden hacerlo Martial y Rashford. En acciones de ataque el jugador que juega por la parte izquierda realiza la misma función que realiza Critiano Ronaldo en el Real Madrid, llegando a posición de remate dentro del área junto el delantero centro, en este caso Lukaku.

El extremo derecho, posición donde acostumbra a jugar el español Juan Mata, tiene libertad para meterse hacia dentro, dejando de este modo el carril derecho para el capitán del equipo, Antonio Valencia. De esta manera se aprovecha al máximo la llegada al área del extremo opuesto.

Muchas veces el United de Mourinho es duramente criticado ya que sus aficionados entienden que un club con tanta historia como el suyo tiene que ser el protagonista del partido. El planteamiento extremadamente conservador que plantea en los partidos más importantes donde llega a colocar incluso el denominado ‘autobús’, no es del agrado de su afición.

Fellaini fue el encargado de acompañar a Matic frente el Sevilla en ChampionsEn repliegue el sistema táctico de los ‘Red Devils’ se convierte en un    4-4-1-1 juntando mucho las líneas, sobre todo los dos pivotes por delante de los centrales. Este aspecto es fundamental para el portugués y justamente por esta situación el francés Paul Pogba se ha quedado más de una vez en el banquillo, ya que descuida mucho la faceta defensiva.

Los jugadores de banda del centro del campo son los encargados de presionar a los laterales rivales. Cuando el jugador banda opuesto presiona a su correspondiente lateral, su misión es cerrar el campo juntándose con el doble pivote, formando prácticamente un trivote.

Una vez recuperan el balón o el portero lo ataja, tienen muy claro dónde quieren llevar el juego. Su principal objetivo es llevar el balón a las bandas, ya sea aprovechando la segunda jugada del delantero centro o en conducción mediante los laterales.

El equipo en general se encuentra mucho más cómodo jugando en transiciones rápidas que no en ataques largos y posicionales. Por eso mismo muchas veces les cuesta ganar a equipos claramente inferiores.

Análisis táctico del Manchester City

El Manchester City por su parte es todo lo contrario. Aunque gracias a la gran calidad que tienen sus jugadores también saben contragolpear, prefieren mucho antes llevar el peso del partido mediante la posesión.

Guardiola usa su característico 4-3-3 con algunas variantes respecto a sus anteriores clubs que le están permitiendo marcar las diferencias en esta Premier League. Lo que al principio de temporada parecía una catástrofe, estamos hablando de la lesión de Benjamin Mendy, terminó provocando una adaptación táctica al esquema en fase de salida de balón que nadie se esperaba. 

Guardiola reconvirtió a Fabian Delph y Aoleksandr Zichenko, ambos mediocampistas, a laterales zurdos para poder llevar a cabo unos movimientos que en fase de ataque les permitiera volver a su posición natural. Dejando de esta forma que el extremo izquierdo del equipo, normalmente Sané, se sienta más cómodo y desborde por banda.

Puntos clave de este sistema:

El portero: Ederson es el inicio de todas las jugadas. El brasileño además de parar es el constructor del juego des de atrás. Juega de libero y todos sus compañeros confían en su capacidad con sus pies cuando ellos se ven apurados.

Lateral zurdo: El lateral zurdo en salida de balón en vez de convertirse en extremo como se ve tantas veces en el futbol actual pasa a la posición de mediocentro, generando de esta manera una confusión sobre que jugador rival tiene que ir a presionarlo, si su extremo o el interior de su banda.

Mediocentro: Fernandinho es el dueño de esta posición, en Inglaterra se le denomina libero, ya que tapa los huecos que dejan sus compañeros. Él es el encargado de decidir qué tipo de salida de balón emplea el equipo. Si el equipo rival presiona con dos puntas, se hunde entre los centrales generando un tres contra dos y dejando su espacio para el lateral zurdo y el interior derecho.

En cambio si el equipo rival presiona con un solo punta y un media punta, se queda en su posición formando un doble pivote junto el lateral zurdo y generando un cuatro contra dos en el carril central de salida de balón.

Interior izquierdo: En salida de balón, Silva que normalmente es quien ocupa esta posición,  se abre a banda con mucha altura, aprovechando el espacio que el lateral le deja. De esta forma genera confusión y el extremo no sabe si bajar con el a medio campo prácticamente o seguir a la que en principio es su marca.

La misma controversia le genera al interior. En situaciones de ataque, este interior coge mucha altura, pegándose prácticamente al delantero centro, provocando que el City sea un equipo que adquiere mucha altura.

Interior derecho: Normalmente ocupado por Kevin De Bruyne, el cual está a un nivel estratosférico. Este se encarga de llevar el balón des de zona de iniciación hasta zona de finalización, aprovechando el espacio que le genera el otro interior. Este año se ha descubierto el De Bruyne más organizador, aunque cuando llega a fase de finalización sigue siendo igual de resolutivo.

Guardiola es partidario de defender con el balón, ya que cuando lo tienes tú el rival no puede marcarte, esa filosofía le permite realizar una presión muy alta, ya que cuando pierde el balón muchos de sus jugadores se encuentran alrededor de este. Si el equipo rival consigue salir de esta primera presión entonces el equipo ya junta líneas y el esquema se convierte en un 4-1-4-1, con Fernandinho por delante de la defensa y el punta por delante de una línea de cuatro formada por los interiores y los extremos.

VAVEL Logo