Amistoso previo al Mundial 2006, último choque entre Corea del Sur y Suecia

Los años de mundial siempre son especiales. Un año cada cuatro años, el fútbol de todo el globo se reúne en una zona determinada para unir a todos los fanáticos a través de un torneo espectacular y glamuroso. Pero para que todas las selecciones lleguen a la Copa del Mundo aceitados y en forma, la FIFA habilita fechas para disputar amistosos después de asegurar la clasificación.

Por eso, los seis u ocho meses previos a la máxima cita son de vital importancia para los equipos participantes, además de ser unos meses de preparación para los aficionados. Los seguidores aprovechan estos meses para preparar sus viajes en caso de poder viajar, o para, simplemente, discutir en su cotidianidad sobre el futuro de su equipo. Quién debe jugar, cómo debe jugar, en qué formación es mejor, cómo están jugando sus figuras, etc. Miles de preguntas que rondan en la cabeza de miles de seguidores del deporte más lindo del mundo.

Suecia fue eliminado por Alemania en el Mundial 2006 | Foto: @DFB_Team_EN
Suecia fue eliminado por Alemania en el Mundial 2006 | Foto: @DFB_Team_EN

Así, hay que ubicarse en el mes de noviembre de 2005, el año previo al Mundial de Alemania en 2006. La mayor parte de los equipos de las diferentes confederaciones ya estaban clasificados al Mundial, tenían un tiquete directo al país germano. Dos de esos países con cupo asegurado eran Corea del Sur y el seleccionado de Suecia. Dos seleccionados que se verán las caras en la primera jornada del presente torneo, en aquella época se enfrentaban palmo a palmo para empezar la preparación y ajustar detalles en sus plantillas.

Los dos con pasaje directo

Seúl era el escenario escogido para el amistoso entre los locales y la selección europea, Seúl recibía a dos selecciones que entraron a Alemania con un pase directo, sin necesidad de repechaje ni partidos extra.

El seleccionado coreano, dirigido por Dick Advocaat desde el mes de octubre de ese año, clasificó al Mundial siendo el segundo en un grupo compuesto por Arabia Saudí, Uzbekistán y Kuwait. El grupo lo ganó el equipo árabe, cuatro puntos por encima de los coreanos; el tercero fue Uzbekistán, que pasó a enfrentar a Bahréin en una repesca para definir al equipo que jugaría frente al equipo merecedor de la repesca en la Concacaf. Bahréin se sobrepuso a su rival, pero perdió la repesca internacional con Trinidad y Tobago.  

Corea del Sur llegaba tras hacer un gran mundial en 2002 | Foto: @theKFA
Corea del Sur llegaba tras hacer un gran mundial en 2002 | Foto: @theKFA

Por su lado, el seleccionado sueco entró al Mundial como segundo de grupo en las eliminatorias de la UEFA. En aquellas eliminatorias, para clasificar directamente al Mundial en Europa se podía consiguiendo alguna de dos posiciones: ser primero de grupo o ser segundo de grupo y, adicionalmente, ser uno de los dos mejores segundos de toda la eliminatoria. Precisamente, así fue cómo clasificó Suecia, finalizó segundo en un grupo que ganó Croacia y fue el mejor segundo de toda la eliminatoria superando a la selección de Polonia, que también entró directamente.

Ambos equipos lograron sellar su presencia en el Mundial, repitiendo su presencia en una Copa del Mundo tras haber asistido a la del 2002, confidencialmente disputada en territorio asiático. Y, ahora, ambos equipos median fuerzas para enfrentar el torneo de 2006 en tierra europea.

Un partido igualado

Mellberg, uno de los históricos jugadores suecos | Foto: @FIFAWorldCupSWE
Mellberg, uno de los históricos jugadores suecos | Foto: @FIFA

El cotejo fue disputado el 12 de noviembre de 2005, en Seúl, Corea del Sur. Un sábado en el que los coreanos y los aficionados al juego colmaron el estadio donde el equipo de Advocaat hacía las veces de local para disfrutar de un cara a cara entre las figuras suecas y las figuras coreanas.

El equipo sueco conducido por Lars Lagerbäck, el recordado DT de Islandia en la Euro 2016, afrontó el compromiso en tierras asiáticas sin varias de sus cartas más peligrosas y regulares en el equipo. Por ejemplo, no estuvo Ibrahimović, no jugó Mellberg, ni estuvieron los históricos Ljungberg y Larsson en el equipo. Sin embargo, el entrenador le dio la responsabilidad de conducir al equipo a jugadores que estaban en el pico de sus carreras como Marcus Allbäck del Copenhague o Anders Svensson del Elfsborg sueco. Además, le dio cabida a jugadores por aquella época jóvenes como los delantero Elmander y Rosenberg.

Por su parte, el equipo de Corea contó con sus máximas estrellas en la cancha. Park Ji-Sung del Manchester United, Park Chu-Young del Seoul local y que después jugaría en el Arsenal y Mónaco, y Lee Young-Pyo del Tottenham eran los tres jugadores, todos titulares, que tenían la responsabilidad de cargar a Corea sobre sus espaldas.

El partido comenzó a emocionar desde el inicio, pues en el minuto siete del primer tiempo Ahn Jung-Hwan envió el balón al fondo de la red y adelantó a su selección. Solamente un minuto más tarde, los suecos combinaron colectivamente por el medio de la cancha, entrando con una pared por entre la defensa coreana y anotando un buen gol para empatar el partido. El anotador fue Johan Elmander, el gigante delantero que jugaba en el Brøndby danés. El partido se desarrolló con tranquilidad hasta que en el segundo tiempo, en el minuto 52, Kim Young-Chul, defensor que jugaba en el fútbol local, marcó de cabeza el gol de la ventaja para Corea.

Todo parecía indicar que el equipo coreano iba a mantener la ventaja por cierto tiempo, pues los suecos empezaban a realizar los típicos cambios de amistoso que, generalmente, le bajan el ritmo al partido. No obstante, cinco minutos más tarde, el recién ingresado Rosenberg marcó el empate. El joven jugador del Ajax—y uno de los pocos que siguen en actividad hoy en día— aprovechó un centro rastrero a través del área para poner el 2-2 definitivo.

VAVEL Logo