Bélgica, a por su segunda final mundialista 32 años después

Bélgica, a por su segunda final mundialista 32 años después

El equipo dirigido por el español Roberto Martínez ha logrado emular lo logrado por los belgas en México 86. Ahora, buscan su primera final.

ivan-giner-montoro
Ivan Giner Montoro

Bélgica lleva años siendo una candidata a todo, pero en la mayoría de ocasiones se quedaba en el intento. Sin embargo, en esta ocasión, derrotaron a la potente selección brasileña en cuartos de final por 2-1 y ya se encuentran en las semifinales del Mundial de Rusia. Será la segunda vez que los belgas disputen una semifinal de un campeonato mundialista, tras emular lo logrado por la selección comandada por el mítico Enzo Scifo en México 86

Aquella selección belga

El Mundial de 1986 disputado en México siempre se recordará para muchos aficionados por la actuación individual de Diego Armando Maradona. Precisamente una memorable actuación de "el pelusa" apartó a la selección belga de la final, la cual habría sido la primera en su historia. Hace 32 años la selección europea caía en la primera jornada frente a la anfitriona México (2-1). Sin embargo, pese al batacazo inicial, se rehicieron y firmaron unos grandes cuartos de final eliminando a España en penaltis. Llegaban a su primera semifinal pero toparon con la selección argentina, la cual los eliminaba gracias a un doblete de Maradona

Scifo pelea un balón con Maradona en aquellas semifinales de México 1986 / Fuente: Getty Images
Scifo pelea un balón con Maradona en aquellas semifinales de México 1986 / Fuente: Getty Images

Enzo Scifo fue designado mejor jugador joven de aquella edición del Mundial, guiando a una selección belga que apunto estuvo de hacer historia. Tras caer en semifinales, curiosamente, se enfrentaron en el duelo por el tercer y cuarto puesto a Francia, como el duelo que se vivirá este próximo martes. Los galos ganaron por 4-2 en la prórroga, en el duelo más reciente entre ambos equipos en campeonatos mundiales. 

Camino de la historia

Si aquella selección belga es recordada hoy en día, seguro que también lo será esta generación. Tras varios años demostrando un gran nivel de juego y un alto número de jugadores de calidad, su rendimiento en campeonatos dejaba algo que desear. Este año parece que ha cambiado y han demostrado que pueden hacer frente a cualquier selección. Ahora en semifinales tratarán de lograr algo histórico, llegar a su primera final. 

Bélgica quedó primera del grupo G con 9 puntos de 9 posibles, 9 goles a favor y 2 en contra

El camino no ha sido fácil, pues el combinado dirigido por el español Roberto Martínez ha vivido momentos de apuro y se ha tenido que enfrentar a potentes conjuntos de los que ha salido victorioso, demostrando que este puede ser su campeonato. Encuadrada en el grupo G, tuvo que enfrentarse a Panamá, Túnez e Inglaterra. Frente a los norteamericanos vencieron por 3-0, frente a los del norte de África lo hicieron por 5-2 y frente a los europeos por 0-1. Pleno en fase de grupos para acceder a octavos de final como primeros.

De Bruyne celebra su tanto anotado frente a Brasil en cuartos / Fuente: Getty Images
De Bruyne celebra su tanto anotado frente a Brasil en cuartos / Fuente: Getty Images

Como primera del grupo G se enfrentó a Japón en octavos de final, segunda en el grupo H. El partido fue más complicado que lo que todo el mundo esperaba y los de Roberto Martínez tuvieron que remontar un 0-2 en la segunda mitad. Finalmente, con un tanto en el tiempo de descuento se clasificaron para los cuartos de final, enfrentándose a Brasil. Fue el encuentro de consagración de esta gran selección, realizando una primorosa primera mitad en la que fueron muy superiores a la canarinha. Colocándose 2-0, encajaron un tanto en el tramo final del encuentro y supieron resistir el 2-1 para clasificarse a las semifinales por segunda vez en su historia

Los puntos fuertes

La selección belga no ha demostrado un único punto fuerte en este evento, si no que han demostrado varias facetas del juego en las que se desarrollan a un nivel muy alto. Analizando su juego por líneas y comenzando por la parcela defensiva, Courtois ha vuelto a demostrar porque es uno de los mejores porteros del mundo, apareciendo en cada momento que su equipo lo ha necesitado, como hizo en cuartos de final realizando una gran parada a Neymar en los minutos finales del encuentro. 

Recordemos que, centrándonos en la defensa, "Bob" Martínez juega con línea de tres centrales. Tres centrales altamente cualificados (Alderweireld, Vertonghen y Kompany) han demostrado una gran seguridad, aunque quizá aquí encontramos uno de los pocos defectos que podría ser la velocidad. No son centrales veloces y teniendo en cuenta la velocidad de la línea ofensiva francesa ese podría ser uno de los peligros con los que cuentan los belgas. Los carrileros (Meunier y Carrasco presumiblemente) han demostrado un gran rendimiento y una gran profundidad, ejemplo de ello es Meunier llegando en el minuto 92 a línea de fondo para asistir a Chadli y que anotara el 3-2 frente a Japón que los metía en cuartos. 

Lukaku acumula cuatro goles en la cita mundialista y además han anotado los otros tres hombres de ataque como son Hazard, Mertens y De Bruyne

Pasando a la línea medular, aquí encontramos una de las sensaciones del torneo. Una de las sensaciones aunque ya está más que consagrado en el mundo futbolístico. Hablamos de Kevin De Bruyne, quien con su gran mundial y la compañía de Witsel han dotado de equilibrio y juego a su selección. De ahí en adelante, electricidad. El punto fuerte de esta selección ha evidenciado que es el contragolpe, ya que con jugadores rápidos como Eden Hazard, Mertens, Chadli o el propio De Bruyne el salir a la contra es un arma letal, y así lo han demostrado. A ello se une el grandísimo nivel demostrado por Romelu Lukaku. Tras una temporada algo gris en el Manchester United, el belga ha demostrado un nivel espectacular de cara a portería y también en lo referente a asociarse con sus compañeros. Quizá algo haya tenido que ver que Thierry Henry sea el segundo entrenador de los belgas. 

Chadli culmina el contragolpe perfecto para meter a Bélgica en cuartos / Fuente: Getty Images
Chadli culmina el contragolpe perfecto para meter a Bélgica en cuartos / Fuente: Getty Images

Por lo tanto, tanto la selección belga como la selección francesa han demostrado tener un contragolpe letal y su principal arma para acceder a la final. Por lo tanto, será interesante ver quien asume las riendas del juego y quien opta por esperar y salir a la contra. El ataque belga es temible y por ello es el equipo más goleador del torneo, el que más remates al arco realiza y el que más tantos anota de jugada colectiva, demostrando un alto nivel de asociación entre sus futbolistas. 

Esta es la oportunidad

Aquella selección del 86 comandada por Scifo y Pfaff ha sido relevada con garantías por esta hornada de futbolistas representada por Eden Hazard. El pobre rendimiento en citas importantes lo han borrado de un plumazo en esta edición y han demostrado que están capacitados de vencer a cualquier selección, como demostraron en cuartos de final dejando fuera a una de las favoritas como era Brasil. Por ello, el nivel de confianza está muy alto tras ese cruce y el optimismo es muy alto tras el nivel mostrado a lo largo de todo el campeonato. Enfrente tendrán un hueso muy duro como es la Francia de Deschamps, pero Roberto Martínez, sus jugadores y toda la afición confían en que este es el momento de hacer algo grande

La selección belga celebra con su afición el pase a semis / Fuente: Getty Images
La selección belga celebra con su afición el pase a semis / Fuente: Getty Images

 

 

VAVEL Logo