Segunda Copa del Mundo para Francia

Inédita final del campeonato mundial entre Francia y Croacia. La selección gala, la cual posee una estrella en su pecho merced al campeonato conseguido en 1998, se vuelve a plantar en una final de un campeonato tras la que llegó en la Eurocopa de 2016 y que perdió frente a Portugal. Por su parte, la inexperiencia croata, que tras vencer a Inglaterra en semifinales y tras superar esa ronda, además de cuartos de final y octavos de final tras jugar prórrogas e incluso tandas de penaltis, se plantaba en su primera final de un Mundial en su historia

Finalmente, la selección gala fue la que se llevó el gato al agua y la que acabó venciendo en la final disputada en Luzhniki. Tras una primera parte en la que los croatas merecieron más y se fueron perdiendo 2-1, en la segunda parte la contienda se igualó algo más y el último partido de este campeonato acabó con el resultado de 4-2 a favor de los de Deschamps

El trofeo mundialista finalmente fue para la selección francesa / Fuente: Getty Images
El trofeo mundialista finalmente fue para la selección francesa / Fuente: Getty Images

Inicio de superioridad croata

No le pesó la responsabilidad ni el cansancio de rondas anteriores a la selección croata, la cual salió muy metida en el encuentro y dominando los quince primeros minutos. Sin llegar a tener ocasiones claras, la presencia era continuamente en campo galo. La cosa cambió, pues en el minuto 17, sin haber prácticamente pisado el área de la portería de Subasic, una falta lateral botada por Griezmann suponía el primer gol de la final

Dudoso derribo de Brozovic sobre el propio jugador del Atlético de Madrid y el "7" ponía un centro exquisito de esos que con que toque un jugador sea quien sea crea peligro. Y así fue, pues Mario Mandzukic, en su intento por despejar, desviaba el esférico de su trayectoria natural sorprendiendo a Subasic. Gol en propia puerta del héroe de las semifinales para cambiar el rumbo del partido. El dominio croata no tenía premio y los de Deschamps, sin hacer nada, se adelantaban en el luminoso. 

Subasic observa como el remate de Mandzukic se cuela en su propia portería / Fuente: Getty Images
Subasic observa como el remate de Mandzukic se cuela en su propia portería / Fuente: Getty Images

No merecían tanto castigo los croatas, y apenas diez minutos más tarde del gol francés, los balcánicos igualaban el encuentro gracias a otra jugada a balón parado. Jugada de estrategia tras una falta de Kanté que le costaba la amarilla y que Modric colgaba al segundo palo. Hasta tres prolongaciones (Vrsaljko, Manduzkic, Lovren) antes de que Vida cediera el esférico a Perisic en la frontal del área. Recorte para orientarse el balón a su pierna izquierda y disparo inapelable ante el que no podía hacer nada Lloris. Merecido empate antes de la media hora de encuentro. 

Perisic conecta el disparo que suponía el 1-1 / Fuente: Getty Images
Perisic conecta el disparo que suponía el 1-1 / Fuente: Getty Images

De nuevo el balón parado... y la polémica

Un nuevo balón parado otorgaba a Francia la ventaja en el marcador. Y  tras una presencia notoria a lo largo de todo el campeonato, el VAR no podía faltar en esta cita tan importante. Tras un saque de esquina francés (de nuevo balón parado), Matuidi intentaba prolongar en el primer palo y el protagonista Perisic, interceptaba el balón con la mano en el primer palo. Tres minutos de consulta de Nestor Pitana para acabar señalando pena máxima. Una mano que genera multitud de opiniones y que al final fue pura interpretación del argentino. Con un toque sutil a la derecha del portero, Griezmann engañaba por completo a Subasic y adelantaba de nuevo a su equipo

Griezmann engaña a Subasic y anota el 2-1 desde los once metros / Fuente: Getty Images
Griezmann engaña a Subasic y anota el 2-1 desde los once metros / Fuente: Getty Images

 Los croatas reclaman que no hay falta en el primer gol y además fuera de juego de Pogba. El segundo, consideran que no hay penalti. 

Parecía que los goles ni afectaban a los croatas ni alentaban a los franceses, ya que pese a adelantarse en el marcador por dos veces, los de Deschamps no ofrecían nada al encuentro, y eran los de Dalic los que continuaban teniendo mayor presencia en el encuentro. Así se llegaba al descanso, con mayor presencia croata en el juego y en campo rival y una Francia que se limitó a aprovechar las dos únicas aproximaciones que tuvo, ambas a balón parado. Con un gol en propia portería del rival y un penalti señalado tras mucho tiempo de consulta, los franceses enfilaban los vestuarios venciendo 2-1 en el marcador de la final. En ambas jugadas, polémica, pues la falta señalada en el primer gol es discutible al igual que el penalti de Perisic

Últimos 45 minutos del Mundial

Tras el paso por el vestuario, los de Dalic salían igual de enchufados que al inicio del encuentro. Tras un flojo disparo de Griezmann que no inquietaba a Subasic cuando se cumplía un minuto de juego, Rebic ponía en apuros a Lloris con un disparo desde la frontal que el del Tottenham enviaba a córner. A los cinco minutos iba a tener Francia su primera ocasión clara en todo el encuentro tras aprovechar una de sus mejores armas. Mbappé arrancó de forma endiablada escorado a la parte derecha del ataque para plantarse frente a Subasic, el cual detenía el uno contra a uno y salvaba lo que hubiera supuesto el 3-1. 

La dupla Pogba-Mbappé que tantos resultados ha dado a los de Deschamps en esta Copa del Mundo iba a ser protagonista, pues iba a anotar el 3-1 y otorgaba casi medio título a los franceses. Un pase desde el centro del campo impresionante para aprovechar la velocidad de Mbappé por parte de Paul, plantaba a Kylian dentro del área croata, el cual recortaba a su pierna derecha y ponía el balón dentro del área para que Griezmann cediera el balón al "6" en la frontal. Su primer golpeo era rechazado por la defensa croata, pero en el rechace quedaba el balón franco para que con su pierna izquierda colocara el balón pegado al palo y anotara el 3-1. El arma del contragolpe y la velocidad de Mbappé volvían a dar frutos a la selección gala

Mbappé y Griezmann, máximos anotadores de Francia en el campeonato, volvieron a anotar en la final

Ha sido uno de los mejores del Mundial para su selección y en la final tenía que aparecer. Kylian Mbappé, tan sólo siete minutos después de contribuir al 3-1, anotaba el 4-1, la sentencia de la final. Tras una buena jugada de Lucas Hernández por banda izquierda, este cedía la pelota al joven prodigio francés, el cual se orientaba el esférico a su pierna derecha para conectar un certero disparo pegado al poste ante el que no podía hacer nada Subasic

El primer error, el peor día

Pese a encontrarse con el partido casi sentenciado merced al 4-1, Hugo Lloris iba a cometer su primer error en este Campeonato del Mundo. Tras una cesión de Umtiti, en el intento de devolverle la pelota el del Tottenham, Mandzukic interceptaba el esférico y ponía emoción al encuentro a algo más de 20 minutos para el final

Otro dato importante que se vivía al final del encuentro era la marcha de Olivier Giroud en el minuto 80. Francia ha ganado el Campeonato del Mundo de Rusia sin un solo tanto de su "9". La falta de gol, sin embargo, el del Chelsea la ha suplido con un trabajo y un sacrificio descomunal en cada uno de sus encuentros. 

De ahí al final del encuentro, la selección francesa se limitó a defender las intentonas croatas, las cuales fueron un fiel reflejo del querer y no poder. Se volcaron hacia la portería de Lloris pero no lograron tener ninguna ocasión con la que crear peligro. 

20 años después

De esta forma, 20 años después de lograr su primer Mundial en la historia, en 1998, la selección gala se ha alzado con su segundo campeonato mundial tras vencer a Croacia en la final por 4-2. Tras una primera parte con muchas dudas, finalmente han demostrado ser un equipo muy completo, muy compensado en todas sus líneas y con las ideas muy claras. Todo esto le ha llevado a ganar este prestigioso campeonato. Antoine Griezmann, uno de los protagonistas de la final, fue designado mejor jugador de la final

Por otra parte, hay que reconocer el gran mérito de la selección croata en este Mundial. Los de Dalic, que no aparecían en la lista de favoritos ni siquiera para llegar a la final, han realizado un campeonato muy completo y se han plantado en la final disputándola hasta el último minuto. Superando los octavos de final, los cuartos de final y las semifinales tras jugar prórrogas e incluso tandas de penaltis, han caído en la final frente a Francia pese a realizar un gran partido. Esta edición del 2018 no la olvidarán jamás, pues ha sido la primera ocasión en su historia en la que llegaban a la final de un Mundial

Corluka consuela a Ivan Rakitic tras perder la final / Fuente: Getty Images
Corluka consuela a Ivan Rakitic tras perder la final / Fuente: Getty Images

Un Mundial de Rusia 2018 disputadísimo, con muchas sorpresas en el camino y que finaliza con la Francia de Didier Deschamps y de Kylian Mbappé (MVP de su selección) como campeona logrando su segunda estrella mundialista tras vencer a la Croacia de Dalic en la final (4-2), la cual era la primera en su historia. Hasta Catar 2022, la selección campeona del mundo llevará el nombre de Francia tras ser la selección más regular y más efectiva en todo el campeonato. 

 

 

 

VAVEL Logo