Los Angeles cierra la
persiana
usatoday.com

45 minutos y dos goles de ventaja parecían un colchón suficiente para que los angelinos lograsen el pase a los PlayOff´s, pero cayeron, sufrieron una derrota incomprensible. En la primera mitad, los locales realizaron un gran juego que le permitieron anotar dos goles a Kei Kamara. En la segunda parte, con algo que parecía imposible dar la vuelta, Houston Dynamo supo aprovechar el bajón de rendimiento y anotó tres goles que mandaron fuera de la post temporada a su rival, terminando así con una pésima campaña.

Los Angeles enfilan PlayOff´s

Salida en tromba de los angelinos que desde el primer minute asedió la portería visitante, buscando declinar el marcador a su favor lo antes posible. La presión ejercida en este tiempo permitió al equipo tener un par de ocasiones. Zlatan Ibrahimovic fue el protagonista de las dos acciones, pero en ninguna de ellas consiguió encontrar portería.

Con el paso de los minutos Houston Dynamo fue teniendo mayor número de apariciones en campo rival. Aprovechando los espacios a la espalda de la defensa, los texanos colocaron un par de balones para aprovechar la velocidad de Elis, haciendo que el hondureño consiguiese poner en problemas al guardameta.

Sobre el ecuador de la primera mitad, Los Angeles Galaxy volvieron a tomar el control de la pelota, y aunque sin demasiada profundidad en sus acciones. La falta de espacios provocó que el ataque local no tuviese ideas claras por donde hacer daño a su rival. A causa de ello, los californianos encontraron la manera de hacer daño a su rival, a balón parado. En un saque de esquina, Ola Kamara consiguió aprovecharse de un error en el marcaje de la defensa texana y de cabeza logró adelantar a su equipo.

A los pocos minutos y aprovechando el positivismo del gol conseguido, el Galaxy amplió su ventaja con un nuevo tanto de Kamara. El delantero noruego se anticipó al defensor para rematar al fondo de la red un centro desde la banda de Cole.

En el tiempo restante hasta el final de la primera mitad, los texanos trataron de responder al dominio de su rival, pero no encontraron la manera de generar ocasiones de peligro. Todos los balones fueron rechazados por una defensa que cuajó uno de los mejores encuentros de la temporada.

Houston revive

La segunda mitad tuvo el inicio esperado. Houston Dynamo como claro dominador del juego e insistiendo sobre la portería angelina, tratando de encontrar un gol que les permitiese recortar distancias.

Su insistencia le permitió tener una primera acción de peligro a los diez minutos, pero fue instantes después cuando llegó la sorpresa al StubHub Center. Romell Quioto recibió el balón en las inmediaciones del área y con una acción individual en la que ‘quebró’ a dos defensores, y ajustó un disparo al palo que ayudó a recortar distancias.

Este gol dejó muy tocado al conjunto local que a pesar de intentar generar peligro, sus acciones llegaron a cuenta gotas y no pusieron en problemas a la defensa local. Los buenos primeros 30 minutos quedaron a un lado y dejaron un equipo sin ideas, sin profundidad y sin aparentes ganas de cerrar un resultado muy importante.

Este bajón en el rendimiento de los locales fue aprovechado por el Dynamo para sorprender y anotar un gol con el que empataba el encuentro y dejaba a los angelinos fuera de los PlayOff´s. En una acción a balón parado, una patada a destiempo de un jugador local, derribó a un rival, obligando al colegiado a señalar la pena máxima. Manotas fue el encargado de llevar la igualada al marcador, haciendo saltar la sorpresa.

Pero la pesadilla angelina no había terminado. Todavía quedaba un gol más que dejaba prácticamente al equipo local sin opciones para clasificarse a la post temporada. Desde la banda derecha, los texanos colocaron un centro al interior del área pequeña donde apareció Manotas para anotar un doblete que dejaba su rival muy tocado.

En los minutos restantes y hasta el final del encuentro, los locales trataron de revertir la situación, pero por más que lo intentaron, no lograron su objetivo y acabaron cayendo en una temporada para olvidar.

VAVEL Logo