FC Dallas conquista el
Mercedes-Benz Stadium
laprensahn.com

FC Dallas conquista el Mercedes-Benz Stadium

El equipo texano consiguió llevarse la victoria y prolongar la crisis del actual campeón tras un partido en el que aprovecharon las ocasiones que tuvieron y se encomendaron a los palos y su guardameta para mantener el resultado.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

FC Dallas consiguió dar la sorpresa ante el campeón de la pasada temporada en un partido donde aprovechó las ocasiones en las que llegó sobre portería rival; mientras que estos tuvieron innumerables, pero no consiguieron estar acertados. En la primera mitad, los visitantes consiguieron adelantarse en el marcador durante los primeros minutos, ventaja que supieron gestionar hasta el descanso. Su rival insistió sobre la portería texana, pero los palos se interpusieron entre ellos y el gol. En la segunda parte, los locales continuaron insistiendo sobre la portería rival, pero el guardameta y los palos, continuaron impidiéndoles el gol, mientras que los visitantes aprovecharon un contraataque para anotar un segundo que fue definitivo.

La madera detiene a Atlanta

Uno de los encuentros más llamativos de la semana, mantuvo las expectativas desde el inicio. Los texanos visitaban un estadio muy difícil, aunque se veían las caras ante un equipo que estaba muy lejos de su mejor nivel.

A pesar de ello, FC Dallas salió al encuentro con ‘el cuchillo entre los dientes’ y en los primeros minutos dio la sorpresa al adelantarse en el marcador. Una vertiginosa acción por banda derecha en la que Barrios superó a su marcador en velocidad para colocar un centro raso al interior del área donde apareció Jesús Ferreira. El joven delantero sólo tuvo que empujar el balón al fondo de la portería.

Este gol espoleó a un Atlanta United FC que había salido ligeramente dormido y que comenzó a tener mayor presencia en el ataque. La insistencia y la pólvora de sus delanteros hizo que fuesen constantes sus llegadas sobre la portería, pero apenas tuviesen claras ocasiones de peligro. La que estuvo más cerca de finalizar en gol fue un disparo desde el interior del área que golpeó en el travesaño con la portería libre.

Durante este periodo de presión por parte de los locales, el conjunto visitante apenas consiguió tener presencia en el ataque. Las únicas jugadas en las que consiguió salir con el balón controlado fuero contraataques dirigidos por Barrios que se quedaron muy lejos de la portería.

El poco acierto de los locales de cara a portería permitió a su rival volver a tener mayor presencia en el ataque y poner en riesgo la portería de Atlanta United. Fue con alguna jugada aislada en la que se quedaron cerca de aumentar la ventaja, pero el guardameta lo impidió.

En los últimos minutos, los locales, con acciones a balón parado generaron un par de ocasiones con las que estuvieron cerca del objetivo del gol, pero el palo y el guardameta se interpusieron.

Jesse Gonzalez para a los locales

La segunda mitad mantuvo un desarrollo muy similar al visto hasta el momento. Atlanta United FC se lanzó al ataque, buscando un gol que se le estaba resistiendo. Ya fuese por el buen hacer defensivo de su rival o por sus errores en el último pase, sólo lograron poner en riesgo el resultado con acciones a balón parado.

Fue así como llegando a la hora de partido, los locales se toparon nuevamente con el que estaba siendo su peor enemigo en este encuentro, el palo. En esta ocasión fue la escuadra la que se interpuso en un libre directo que dejó a los aficionados locales con ganas de cantar el ansiado gol.

Esta ocasión despertó al equipo, sobre todo en una banda izquierda por la que Shea se convirtió en un puñal y consiguió generar un par de ocasiones claras de peligro. Marchándose en velocidad logró encarar al guardameta en ambas acciones, pero Jesse Gonzalez estuvo muy acertado para sacar el balón lejos de su marco.

Conforme el encuentro fue entrando en los últimos minutos, el asedio de los locales sobre la portería texana fue total. Los disparos a puerta buscando el gol fueron constantes, y sólo la increíble actuación del guardameta visitante impidió que el resultado se moviese. Hubo dos manos totalmente espectaculares, con disparos a la cepa del palo que estuvieron muy cerca del objetivo.

Con todo el equipo local volcado al ataque, FC Dallas encontró un espacio con el que dio el golpe definitivo al partido. Barrios recibió un balón solo en campo contrario y con terreno para correr, logró dirigir una contra que finalizó con un centro a Bryan Acosta que llegaba solo desde segunda línea. El hondureño colocó el balón en el fondo de la portería.

Con este resultado, el encuentro parecía ya finalizado, pero Atlanta United FC consiguió dibujar esta derrota en el tiempo de descuento. Josef Martínez acabó con su mala racha goleadora anotando un penal que dejó el marcador a favor de los visitantes con un tanto de diferencia.

VAVEL Logo