Portland Timbers
mantiene su buen momento
@TimbersFC

Portland Timbers mantiene su buen momento

El equipo de Savarese logró su segunda victoria consecutiva ante un rival que planteó un buen partido, pero no consiguió superar el buen trabajo defensivo de los visitantes. La diferencia quedó marcada por los dos ‘playmakers’ argentinos, Valeri y Blanco.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Victoria y tres puntos para el conjunto de los Timbers que parece haber dado con la tecla para mejorar los resultados de las primeras semanas. A pesar que en el inicio del partido, Real Salt Lake fue el equipo que mostró un mejor planteamiento y predisposición para anotar, fue el equipo visitante el que se adelantó en el marcador con una acción aislada de Blanco. En la segunda parte, la intensidad mostrada por los locales desde el primer minuto permitió a estos igualar el resultado con un buen gol de Johnson. Sin embargo, en apenas unos minutos. Los Timbers volverían a colocase por delante en el marcador gracias a un tanto de Valeri que a la postre sería definitivo.

Real Salt Lake se queda sin pólvora

Dos equipos en una situación muy semejante, buscaron desde el primer minuto marcar la diferencia, aunque no con demasiada convicción. El equipo que lograse la victoria daría un gran paso en este pésimo inicio de temporada.

El actuar como local hizo que Real Salt Lake comenzase a llevar la iniciativa con el paso de los minutos. Tuvo un mayor control de la pelota y con un juego elaborado y buscando espacios a la espalda de la defensa, trató de generar peligro por los laterales. En un gran número de ocasiones logró encontrar estos espacios, pero no fue capaz de convertirlo en ocasiones manifiestas de gol. La única manera en la que lograron poner en riesgo el resultado fueron con acciones a balón parado.

En este tiempo, Portland Timbers apenas consiguió tener presencia en el ataque. La presión a la que estaba siendo sometido por los locales hizo que no llegase sobre la portería rival. Un par de desplazamientos en largo con balones a la espalda de la defensa fueron las únicas ocasiones, pero los atacantes no lograron acertar.

Cerca del ecuador de la primera mitad Real Salt Lake tuvo la mejor ocasión con un penalti. Fue después que Valentin tocase el balón con la mano y el colegiado tuviese que acudir al VAR para certificar los once metros. Rúsnak fue el encargado de buscar el gol, pero su disparo fue atajado por el guardameta visitante.

Este error dio alas a los Timbers que desde ese momento, tuvo una mayor presencia en el ataque. Aunque de manera aislada, pudo generar ocasiones de gol hasta que dio la sorpresa pasado el minuto 30. Una acción al contraataque en la que el balón llegó rechazado a Blanco para que este anotase con un potente disparo.

Desde ese momento el partido se enturbió, no habiendo claridad de juego para ninguno de los equipos, provocando que el descanso llegase sin que el marcador variase.

Los Timbers sorprenden

La segunda mitad inició con los Real Salt Lake volcados al ataque. El encontrarse por detrás en el marcador y haber desarrollado el mejor juego durante la primera mitad, hizo que diesen un paso adelante y asediaran la portería de los Timbers. Sobre todo con disparos lejanos lograron poner en riesgo el resultado. Uno de los disparos fue de Rúsnak, obligando al guardameta a realizar una espectacular parada que mando el balón a córner.

En este tiempo, los visitantes apenas tuvieron presencia sobre la portería rival. El planteamiento de los ‘Royals’ hizo que apenas tuviesen control de la pelota y sólo con algún disparo esporádico o acción a balón parado fue la única manera en la que lograron llegar a las inmediaciones del área.

Sobre la hora de partido, Real Salt Lake obtuvo la recompensa a la insistencia mostrada. En una acción de combinativa, Baird localizó a Johnson libre de marca y en la frontal del área para servirle un balón. Tras un gran movimiento a la media vuelta, el delantero definió a la perfección con un disparo pegado al palo.

La respuesta de Portland Timbers a este tanto no se hizo esperar. Unos minutos después de ver como su ventaja desaparecía, uno de los mejores jugadores del equipo apareció para poner nuevamente a su equipo por delante en el marcador. Diego Valeri, que hasta el momento apenas tuvo impacto en el juego, definió con un potente disparo desde el interior del área.

A partir de ese momento el partido se abrió por completó. El balón pasó de un equipo a otro constantemente, convirtiendo cada posesión en una llegada de peligro. Bajo este voraz planteamiento de partido, la necesidad por anotar de los locales hizo que cometiesen errores sencillos y quedasen muy lejos de lograr el objetivo. Por el contrario, los Timbers también tuvieron ocasiones para anotar gracias a las contras, pero el trabajo defensivo y mantener a raya a su rival hizo que no pudiesen volcar todo su juego en el ataque.

Sin apenas cambios tanto en el marcador como en el juego, el encuentro llegó al final con la victoria de los Timbers que les permite continuar escalando puestos en la clasificación tras un mal inicio de temporada.

VAVEL Logo
CHAT