‘Los Martínez’ se
reivindican
archysport.com

El conjunto local consigue alzarse con a la segunda posición de la Conferencia Este y aprovecha a recortar puntos a su máximo rival. En la primera mitad el protagonismo fue para los guardametas que consiguieron desbaratar las pocas ocasiones que ambos equipos consiguieron generar sobre las porterías. En la segunda mitad se mantuvo la igualdad entre ambos equipos y no fue hasta los minutos finales cuando apareció al figura del ‘playmaker’ argentino para primera adelantar a los locales con un gol y posteriormente asistir a un compañero para incrementar la ventaja y asegurar la victoria.

Protagonismo bajo los palos

Inicio esperado por estos dos equipos en el que Atlanta United FC fue quien tuvo el control de la pelota durante los primeros minutos y su rival se mantuvo bien posicionado en defensa y tratando de no verse sorprendido por la salida en tromba. A pesar del dominio local, los capitalinos’ fueron los que dieron el primer aviso pero Guzan apareció para desbaratar la ocasión.

Los locales no tardaron en responder a este contraataque y en una jugada elaborada, Josef Martínez obligó al guardameta visitante a responder para sacar el balón de un gol más que cantado. Esta ocasión dio confianza al equipo y de la mano del delantero venezolano, Atlanta United tuvo otra oportunidad de anotar pero que volvió a toparse con Bill Hamid que salvó a su equipo.

Con el paso de los minutos, la igualdad de juego entre ambos equipos se convirtió en la tónica del encuentro, convirtiendo el centro del campo en el protagonista con constantes cambios en el control de la pelota. Pero en esta alternancia, los locales fueron los que estuvieron más cerca de adelantarse en el marcador, llegando con el control de la pelota a las inmediaciones del área, pero no consiguieron generar espacios con los que disparar a puerta.

Sobre el ecuador de la primera, DC United encontró la manera más clara de crear peligro a su rival. Al contraataque y con balones a la espalda de la defensa, los visitantes tuvieron un par de ocasiones en las que se quedaron en un mano a mano con el portero, pero Guzan consiguió desbaratar estas acciones estando muy atento.

Los minutos transcurrían y la intensidad en el juego de ambos equipos fue disminuyendo en las acciones ofensivas, dando la impresión ambos equipos de no querer arriesgar a cometer  errores que es llevasen con desventaja al descanso.

‘El Pity’ se reivindica

La segunda mitad comenzó con un planteamiento muy similar a como acabase la anterior. Un juego muy plano por parte de los dos equipos, sin apenas intensidad en el juego y provocando que las porteros pasasen a ser meros espectadores. El miedo a perder llevó a no conceder espacios en defensa, olvidándose de la faceta ofensiva del juego.

Tuvo que llegar la hora de partido para ver las primeras llegadas sobre alguna de las porterías, con un planteamiento similar a lo visto con anterioridad. Mientras que Atlanta United FC llevó el peso del juego, asediando la portería rival y tratando de adelantarse en el marcador con un fútbol más intenso que el de los visitantes; estos trataron de volver a buscar contraataques para tener sus oportunidades. Ambos fueron capaces de conseguir generar peligro, pero los porteros estaban cuajando grandes actuaciones.

Cerca del ecuador de la segunda mitad, el equipo local tuvo su gran oportunidad para haberse adelantado en el marcador. Tras los cambios realizados por De Boer, el equipo tuvo una mayor presencia en el ataque y eso provocó que en una de las acciones de ataque, un jugador local fuese derribado en el interior del área y haciendo que el colegiado señalase los once metros. Josef Martínez fue el encargado de tratar de dar ventaja a su equipo, pero su disparo se marchó alto.

A partir de ese momento el encuentro se convirtió en un monólogo para los locales. El juego se desarrolló casi por completo en el área de los visitantes, permitiendo a estos generar una ocasión de peligro tras otra y dejando muy cerca la posibilidad de anotar. El primer aviso lo dio Hyndmann que en un remate que era gol cantado, falló.

En los minutos finales, cuando todo hacía presagiar que el empate sería el resultado final, apareció la magia del ‘Pity’ Martínez para cambiar el sino del encuentro. A un minuto del final, el mediapunta apareció desde segunda línea para rematar de cabeza el balón al fondo de la red. Pero Martínez no terminó ahí su espectáculo y en el tiempo de descuento, con un pase prácticamente imposible, dejó solo a Josef Martinez a la espalda de la defensa, encarando portería y superando al guardameta con una vaselina y cerrando así de manera definitiva la victoria.

VAVEL Logo