Reparto de puntos que
no sirve a ninguno
@WhitecapsFC

El partido no pudo tener mejor inicio para el equipo local quienes en el primer acercamiento sobre la portería de su rival, gracias a un saque de esquina, lograron aprovechar un falló en la salida del portero para anotar el primer gol. Omar Gonzalez remató en el segundo palo pero el balón salió rechazado por el portero al interior del área pequeña donde apareció Luke Singh para anotar a portería vacía.

Este tanto no cambió el planteamiento de los Whitecaps FC que en los siguientes minutos tomó la manija del partido y con un juego muy directo y vertiginoso que cargaba los balones sobre las bandas, buscó generar ocasiones de peligro que no consiguieron llegar a buen puerto. Las únicas acciones que consiguieron finalizaron con disparos sobre portería se marcharon a muchos metros lejos de esta.

Con la tranquilidad de un marcador a favor, Toronto FC no arriesgó en su juego, y con el control de la pelota y transiciones rápidas intentó mantener la presión sobre la portería de su rival, aunque no tuvieron la clarividencia deseada. La única manera en la que pisó con peligro el área de su rival fue con acciones a balón parado que sin embargo no terminaron con disparo sobre la portería.

Los que sí consiguieron dar un aviso fueron los visitantes. Entrando en los minutos finales y buscando el empate antes del descanso, Dájome tuvo la mejor ocasión para los Whitecaps FC gracias a un libre directo desde la frontal del área que Bono sacó con una magnífica estirada. Esta ocasión dio alas los visitantes quienes continuaron insistiendo sobre la meta de Toronto, logrando tener un par más de disparos que obligaron al portero a esforzarse para no conceder un gol.

En los minutos finales los visitantes trataron de apretar un poquito más pero el partido estaba muy controlado por el conjunto local que no permitió ningún acercamiento sobre su portería. Fueron estos últimos los que tuvieron algún disparo de larga distancia, combinado con alguna llegada como una de Laryea que erró en la definición que cerca estuvieron de haber aumentado la distancia en el luminoso.

La segunda parte comenzó con los dos equipos muy parejos, disputándose entre ambos el control de la pelota con mucho juego en el centro del campo y con pocas llegadas sobre ninguna de las áreas. Pero con el paso del tiempo, la necesidad del Whitecaps ante su desventaja en el marcador hizo que diesen un paso adelante, y tras varios minutos de iniciativa, consiguieron la recompensa a su iniciativa.

Sobre la hora de partido, en una de las pocas llegadas generadas por los visitantes, Cavallini fue derribado en el interior del área por Laryea. El colegiado no mostró ninguna duda y mostró la pena máxima que Déiber Caicedo ejecutó a la perfección colocando la pelota pegada al palo, colocando así el empate en el marcador.

Tras este gol continuaron buenos minutos de Vancouver Whitecaps FC en los que mantuvieron el control de la pelota, pero no fueron tan incisivas sus llegadas sobre el área. Esto permitió a Toronto FC sacudirse parte de la presión a la que estaba siendo sometido y volver a tener el control de la pelota en campo rival, aunque eso no sirviese para general peligro.

Sobre el ecuador de la segunda parte la sorpresa llegó al estadio cuando en una nueva acción a balón parado, los visitantes daban la vuelta al marcador. Un saque de falta lateral ejecutado por Baldisimo fue rematado en el corazón del área pequeña por un Andy Rose libre de marca que ponía en aprietos a Toronto FC.

Este gol hizo que, de manera definitiva, Toronto FC se viese obligado a dar un paso adelante, apoyado por varios cambios, todos ellos ofensivos, con la intención de volver a llevar la igualdad al marcador y recuperar unos puntos que había perdido. Durante los siguientes minutos asedió la meta rival hasta que encontró lo que buscaba cerca del final del partido. Osorio disparó a puerta y en dos tiempos el guardameta trató de sacar la pelota, pero terminó por introducírsela en su propia portería.

Con poco más de cinco minutos por jugarse todo estaba abierto para que ocurriese cualquier cosa. Los dos equipos estaban volcados al ataque y en cualquier despiste de la defensa el resultado podría volver a cambiar. Y los Whitecaps FC fueron los que se quedaron con la miel en los labios cuando, en el tiempo de descuento, Ryan Raposo estuvo cerca de anotar con un disparo que se marchó cerca del palo.

VAVEL Logo