Tuchel conduce al Chelsea a una final 'inglesa'
Por primera vez, Zidane perdió una eliminatoria de semifinal como técnico. Foto: UEFA

El Chelsea venció por 2-0 al Real Madrid y jugará una nueva final de Champions League. El 29 de mayo irá en busca de su segunda 'orejona' frente al Manchester City en Estambul.

Los Blues salieron al campo con su clásico 3-4-2-1, que le trajo problemas a su rival en el encuentro de Ida. Tuchel prescindió de Pulisic y decidió que Havertz, de gran partido frente al Fulham, ocupase su lugar.

El equipo español utilizó un 4-3-3, que le ha dado confianza y seguridad a Zidane. El técnico francés contó con el regreso de Sergio Ramos a la titularidad, que reemplazó a un lesionado Varane. Mendy ocupó el sector izquierdo, en lugar de Marcelo y Hazard junto a Vinicius Junior acompañaron a Benzema en ataque.

  • Werner le trajo calma al Chelsea durante la primera parte

Los primeros movimientos fueron para el conjunto inglés que dominaba el balón, mientras que los Merengues esperaban en su campo. Con el correr de los minutos, el Madrid buscaba tener el control del encuentro, pero su rival se defendía bien.

El equipo español no permitía que el Chelsea quisiera dominar el partido. La firmeza de la defensa local obligaba a los visitantes a disparar desde afuera del área. Los ingleses empezaron a desnivelar y llegar hasta línea de fondo a través de la derecha. Courtois debió interceder para despejar el peligro que generaron Rüdiger y Werner.

Durante el primer cuarto de hora, los Blues cedían la iniciativa y apostaban a forzar el error del Real Madrid para atacar. Por los costados lograba lastimarlo. Sin embargo, los españoles han sabido cómo obstruir a su rival y merecieron anotar el primer gol a través de un gran disparo de Benzema, que Mendy lo desvió al córner.

No obstante, a los 28 minutos, el Chelsea aprovechó una distracción del Madrid para abrir el marcador. Gran jugada de Kanté que filtró un buen balón para Havertz que picó la pelota ante la salida de Courtois, el balón golpeó el travesaño y le cayó a Werner que remató de cabeza a placer.

El alemán anotó su gol N°12 en la temporada. Foto: UEFA

Tras la ventaja, los ingleses se retrasaban aún más en el campo y apostaban a jugar de contraataque. El cuadro español no encontraba la manera de generar daño en el último tercio, salvo mediante centros al área.

Sobre los 35 minutos, Modrić envío una gran asistencia que conectó Benzema con la cabeza tras alejarse de sus marcas. Una vez más, Mendy despejó el peligro con una "palomita".

Los Merengues volcaban todo su juego ofensivo hacia el costado izquierdo. El equipo de Tuchel se mostró firme en el campo e impreciso en ataque pero supieron defender la ventaja en la primera parte.

  • La ineficacia del Chelsea dejó vivo al Madrid durante el complemento

Los ingleses comenzaron más precisos la segunda mitad. Azpilicueta lanzó un buen centro que remató de cabeza Havertz y el travesaño evitó el gol. La defensa visitante entró dormida ante un rival que se disponía a atacar tratando de sentenciar la eliminatoria.

El Chelsea buscó recuperar el protagonismo en el campo de juego e igualaba los porcentajes de posesión. A los 53 minutos, Mount desperdició una oportunidad inmejorable de anotar. El inglés se plantó en un mano a mano con Courtois que no supo resolver.

Zidane no encontraba la forma para que reaccionara su equipo, que dejaba espacios en defensa cuando atacaba. Mientras tanto, los Blues continuaban desperdiciando situaciones de gol. Un contragolpe terminó con un débil remate de Havertz que desvió con su pie el portero.

Courtois mantuvo con vida al Madrid a partir de sus grandes atajadas. Foto: UEFA

En cada balón detenido, los Merengues se lanzaban con todo para forzar la prórroga. De contraataque, Werner condujo el esférico hacia la izquierda para Kanté, que no acertó en la definición ante el rápido cruce de Valverde. 

El Madrid resistía en el campo y les costaba recuperar la pelota cada vez que su rival se animaba a atacar. Benzema se vio obstaculizado por la defensa local y no pudo conducir al equipo en ataque.

A falta de 5 minutos, los Blues sentenciarían la eliminatoria. Kanté ejecutó un pase filtrado para Pulisic, que engañó a Courtois, y terminó dando el pase de la muerte para que Mount empujase el balón.

Mount celebrando el gol que confirmó el pase de su equipo a la final. Foto: UEFA

Los visitantes quedaron abatidos tras el segundo gol de su rival. Tuchel utilizó la ventana de cambios para que el tiempo transcurriese y así evitar una posible reacción del rival.

Tras 9 años, el Chelsea jugará una nueva final de Champions. La llegada de Tuchel ha revolucionado al cuadro londinense, que solo ha perdido dos partidos en el 2021 y alcanzó su segunda final en la temporada (jugará la final de la FA Cup). El Real Madrid no podrá levantar su 14ª 'orejona' y apuntará a levantar el título en LaLiga por segunda temporada consecutiva

 

VAVEL Logo