El Chelsea obtiene una importante ventaja en la Ida
Ambos equipos se enfrentaron por segunda ocasión en una eliminatoria de Champions League. Foto: UEFA

Por la ida de los cuartos de final, el Chelsea venció 2-0 al Porto y consiguió un gran resultado que lo acerca a las semifinales de la UEFA Champions League.

El encuentro debió disputarse en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, ubicado en Sevilla (España), debido a las restricciones de movilidad que existen entre Portugal e Inglaterra a causa del coronavirus.

Los locales salieron con un clásico 4-4-2, con la intención de presionar de manera constante a su rival, que siempre sale jugando desde el fondo. El técnico Conceição no pudo contar con sus dos referencias en el ataque, Oliveira y Taremi, que fueron suspendidos por acumulación de tarjetas.

El equipo inglés utilizó un 3-4-3, que suele emplear Tuchel desde su llegada al Chelsea. El técnico alemán apostó por Mount para ocupar la línea ofensiva al lado de Timo Werner y Kai Havertz, y por Rudiger y Christensen en el sector defensivo.

  • Los Blues supieron aprovechar su momento en la primera parte

El Chelsea comenzó el partido con el control del balón, ante un rival que lo apretaba en la salida. Con el correr de los minutos, los visitantes avanzaban y se instalaban en campo contrario.

A los 11 minutos, llegó la primera situación de peligro para el Porto. Uribe disparó un tiro desde la frontal del área que se marchó desviado. Ambos equipos se disputaban el dominio del partido a través del control del balón. El conjunto portugués intentaba profundizar por la banda derecha pero la defensa visitante se mostraba sólida y no concedía espacios.

La presión ejercida por el equipo de Conceição surtía efecto. Otávio lanzó un centro que pudo haber terminado en gol olímpico. No obstante, Mendy despejó el peligro que le cayó a Sanusi que terminó mandando el balón por encima de la portería.

Sin embargo, en el mejor momento de los Dragones, llegó el gol de los Blues. Jorginho filtró un pase para Mount, que entró en el área y ejecutó un tiro cruzado para batir a Marchesín.

Mount se convirtió en el goleador más joven del Chelsea en una Eliminatoria de la Champions. Foto: UEFA

Los visitantes empezaron a dominar con mayor tranquilidad la posesión tras abrir el marcador. Los portugueses buscaban reaccionar antes de que finalizara la primera etapa. Los defensas Pepe y Mbemba se instalaban en la mitad de campo con la intención de presionar la salida rival.

En los últimos minutos, el Oporto pudo empatar el encuentro a través de una pelota detenida, su mayor arma. Otávio envió un centro que conectó Pepe. El defensor cabeceó con firmeza el balón, dirigiéndolo hacia el poste cercano, pero Mendy estuvo atento y paró el peligro.

  • El Chelsea se mostró más calmo en el complemento 

Los Blues comenzaron más preciso la segunda parte. Kovačić liberó a Havertz, que se escapó por el sector derecho, y envió un centro que Werner conectó, pero el disparo se marchó por encima de la portería.

A partir de los 50 minutos, el Porto aceleraba el ritmo del partido y volvía a generarle peligro a su rival. Primero, Marega se plantó en el área rival y remató con fuerza contra Mendy, que despejó el balón. Unos minutos más tarde, Díaz remató desde la frontal del área y el tiro se fue rozando el palo izquierdo.

Una vez más, el francés vuelve a ser importante para sostener la ventaja de su equipo. Foto: Sky Sports

Los visitantes intentaban atacar por los costados, sacando ventaja de la rapidez de sus extremos, y buscaba que su rival cometiera una falta cercana al área. A través de un tiro libre ejecutado por James, Azpilicueta casi amplió el marcador con un fuerte disparo de cabeza.

Sobre los 68 minutos, de espaldas a la portería, Marega remató con la derecha desde el centro del área, pero Mendy detuvo el peligro sin inconvenientes. Los Dragones llegaban con mayor continuidad al área rival, pero no estaban precisos a la hora de disparar.

A medida que transcurría el complemento, el ritmo del partido comenzaba a bajar ya que se detenía constantemente por las faltas cometidas en el centro de campo. El equipo inglés estaba tratando de frenar el juego, mientras que los anfitriones perdían la posesión cuando pretendían atacar.

Tuchel pretendía, en los últimos minutos, defender su portería e intentar aprovechar los espacios que dejaba su rival. De contraataque, Pulisic se marchó hacia la portería y disparó, pero el balón se estrelló en el travesaño.

A los 85 minutos, los Blues sentenciarían el partidoChilwell aprovechó el fallo de Corona, recortó a Marchesín y empujó el esférico al fondo de la red.

Chilwell anotó su primer gol en la Champions League. Foto: UEFA

En los últimos minutos del encuentro, los visitantes buscaban el tercer gol. El equipo portugués presionaba la salida del balón de su rival, pero el equipo de Londres se mantenía firme en defensa.

El Chelsea dejó atrás la dura derrota ante el West Brom y logró su tercera victoria consecutiva por Champions League, ambas conseguidas a partir de la llegada de Tuchel. El martes 13 buscará asegurar su lugar en semifinales, instancia que jugó por última vez en 2014.

VAVEL Logo