Harry Maguire: mal fario en Manchester, talismán con Inglaterra
Harry Maguire se enfrenta a dos realidades diametralmente opuestas / Foto: @England

Muchas veces la carrera deportiva de un jugador puede quedar marcada por ciertos sambenitos que acaban arrastrando forzosamente hasta el último de sus partidos. Bien sea de manera justificada o de forma completamente inmerecida, los futbolistas de hoy en día deben saber paliar y gestionar la imagen que se tiene de ellos en el pensamiento popular.  

Hay perfiles que, por muchos logros o desméritos que hagan a lo largo de los años, siempre serán catalogados como “eternas promesas”, “piscineros”, “violentos” o “soberbios”. Puede darse el caso, algo más extremo, en el que una mala racha, una mala dinámica, un contexto desfavorable o cierta acción puntual puedan dejar una marca en tu historial que puede acabar siendo extremadamente difícil o imposible de subsanar. 

También existen las famosas “cabezas de turco”: personajes que, por ‘a’ o por ‘b’, se convierten en el centro de las críticas, las más agravantes inclusive, y en el foco de todas las culpas de una afición. 

Uno de los casos más representativos de estos días es, sin duda, la coyuntura que vive y a la que se ve expuesta Harry Maguire. Y eso es de lo que hablaremos hoy. 

  • Un dominó de infortunios 

No es noticia que el Manchester United vaga de manera inexorable por una deriva de apariencia eterna desde que Sir Alex abandonase la disciplina de los red devils tras 26 temporadas de servicio impecable. Los máximos campeones históricos del campeonato inglés no han conocido la paz en esta era post Ferguson que ya se acerca a la década. 

Esto, de manera bastante comprensible, ha formado un malestar generalizado en el corazón de cada aficionado que se sienta a ver los partidos de su equipo en Old Trafford cada fin de semana. Tras una época de éxitos nacionales e internacionales, estos casi 10 años alejados de la gran élite, añadido a grandes fracasos deportivos, un dispendio económico como ningún otro club y la mala gerencia, han provocado una brecha en Manchester difícil de curar. 

Y, como en todos lados, alguien tiene que pagar los platos rotos de esta situación que empieza a presentarse insostenible. Y, aunque haya culpas repartidas, quien se está llevando el trozo más grande del pastel es sin duda Harry Maguire.

  • Repudiado en su club

Porque cuando uno se refiere al capitán del United estamos hablando de una cuestión que ha traspasado hace tiempo el tema puramente deportivo. El linchamiento generalizado que sufre el inglés es, como bien he dicho antes, una actividad popular. Tal es el punto de acusación que muchas veces se le cataloga como uno de los peores defensas del momento o uno de los tipos más odiado del mundo del fútbol. Un motivo de burla constante que ha hecho que vestir la camiseta de su actual club se convierta en un trabajo el doble de costoso. 

<strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/futbol-internacional/2021/09/24/premier-league/1086942-previa-manchester-united-vs-aston-villa-la-jornada-6-comienza-con-todo.html' href='https://www.vavel.com/es/futbol-internacional/2021/09/24/premier-league/1086942-previa-manchester-united-vs-aston-villa-la-jornada-6-comienza-con-todo.html'>Harry Maguire</a></strong> ha vivido todo tipo de escenas en los campos ingleses / Foto: @ManUtd
Harry Maguire ha vivido todo tipo de escenas inverosímiles en los campos ingleses / Foto: @ManUtd

Exagerado o no, parece que, a sus 29 años, el central más caro de la historia tiene complicado no seguir pagando en sus carnes la desesperada búsqueda de identidad que sufre el club mancuniano y su actual filosofía de paliar las carencias con derroche. Para colmo, el actual técnico, Erik ten Hag, le ha despojado de la titularidad por primera vez desde que llegase al equipo en 2019. 

Sin embargo, Maguire ha encontrado un sitio donde refugiarse y manifestar el futbolista que puede ser si está bien arropado: su selección.

  • Gareth Southgate, su gran valedor

Lejos del ambiente hostil que sufre Harry en su club, hay una persona que, a día de hoy, sigue depositando su fe incondicional en el inglés. Gareth Southgathe. 

El entrenador de los Three Lions se ha convertido en una especie de padrino futbolístico para el central y no ha dudado en depositar su confianza en él cuando Inglaterra ha salido a jugar. No le han importado las circunstancias o las críticas en torno a su figura, el seleccionador lo tiene claro: el jugador del United es inamovible en su esquema

El central ha sido un emblema para Southgathe desde que es seleccionador / Foto: @England
El central ha sido un emblema para Southgathe desde que es seleccionador / Foto: @England

Y, pese a lo que pueda parecer, esa confianza siempre ha sido devuelta en forma de grandes actuaciones. Sin lugar a dudas, el ex del Leicester es otro jugador totalmente distinto cuando se viste la camiseta de la selección. 

De hecho, esta Copa del Mundo está siendo un momento crucial en su carrera. Disipó las dudas que había alrededor de su titularidad el primer día y se ha convertido en el baluarte defensivo que se presupone que debe ser. 

Las estadísticas hablan por sí solas:

En definitiva: al César lo que es del César.

  • ¿Punto de inflexión? 

Inglaterra ha sido una de las primeras selecciones en clasificar a las rondas del K.O. Su papel en la fase de grupos no ha sido nada desdeñable y llega a los octavos invicta, compartiendo coliderato de goles marcados con España y con sólo dos tantos recibidos, habiendo dejado la portería a 0 en dos de los tres partidos que han disputado. 

Aunque todavía no podemos hablar de logro, puesto que se espera que los ingleses sean uno de los combinados que llegue a las rondas finales, no hay que desdeñar el buen hacer que han tenido en este Mundial. Y, sin duda, parte de ese mérito ha de recaer sobre las espaldas de Harry. 

Si se les ocurre caer en octavos ante Senegal, lo más seguro es que parte de estas actuaciones terminen en el olvido y el foco volverá a situarse en los de siempre. No obstante, el equipo de las rosas tiene en sus manos hacer algo grande en este torneo. Las esperanzas se mantienen más firmes que nunca y el grupo que ha reunido Gareth es de los más talentosos de las 32 candidatas.  

El potencial para volver a ver a los británicos en una final 56 años después está más latente que nunca. Y, si Maguire sigue al mismo nivel que ha ofrecido hasta ahora, quizá, y sólo quizá, pueda pasar, de una vez por todas, de ser el antagonista principal de esta historia a ser héroe nacional antes de que termine si quiera diciembre.

VAVEL Logo