La redención de Marcus Rashford
Marcus Rashford celebrando uno de sus dos goles de la noche / Foto: @ManUtd

Marcus Rashford entró ayer al césped del Ahmed bin Ali Stadium como titular por primera vez en esta Copa del Mundo. Con un rol de recambio sobre sus espaldas y sin acaparar demasiado las miradas de todos aquellos que estaban sentados y listos para disfrutar del partido.  

Sin embargo, tras 90 minutos de genuina e inmaculada magia, esa magia que aguarda con recelo ser liberada cada 4 años, que es única y exclusiva del evento más grande del deporte, el cielo qatarí despidió a ese mismo hombre como héroe de una nación que, pese haber sido verduga tiempo atrás, lo encumbró como su gran abanderado por una noche.

Reencontrarse con su mejor versión 

Esa es la tarea que tiene entre manos el mancuniano, una de las más difíciles de su carrera: dar el salto y convertirse en la estrella. No obstante, Marcus ha escogido el mejor momento para adentrarse en tan complicada empresa.  

El Mundial ha parado en el tiempo la colosal reconstrucción que está llevando a cabo el Manchester United. Unos cimientos que están siendo levantados por uno de los arquitectos más especiales que acapara el fútbol actual, Erik ten Hag y que ha visto en Rashford un pilar sólido y fuerte sobre el que construir su proyecto

Un pilar olvidado y maltratado por las circunstancias en tiempos pasados y que, desde su gran irrupción en 2015, se había visto contagiado por la tortuoso situación, ya histórica, que atraviesa el lado rojo de Manchester. 

Sin embargo, tras estrellarse contra la frustración en las épocas de Solskjær y Ralf Rangnick, el técnico holandés parece que tiene la fórmula que le recupere para la causa, y no sólo como alguien importantes sobre el campo, sino como el gran jugador que su talento le permita ser tanto en el panorama nacional como en el internacional. 

Y, como he recalcado, si había un momento para dar ese paso que le llevase al siguiente nivel, ese era el Mundial.

Rashford fue titular por segunda vez con Inglaterra en un Mundial / Foto: @England
Rashford fue titular por segunda vez con Inglaterra en un Mundial / Foto: @England

La estrella de Inglaterra

Y eso es lo que hizo justamente el día de ayer. En el primer gran voto de confianza que le daba Southghate en el torneo, colocándolo de titular por delante de Raheem Sterling o Bukayo Saka, Marcus vivió la noche de sus sueños, y la vivió en a la hora correcta y en el escenario perfecto. 

“Por momentos como este juego al fútbol”, declaraba.

Y no es para menos, con los dos tantos de ayer, ambos, por cierto, de un registro exquisito, el extremo se alzó como el primer jugador en marcar tres goles en un Mundial para los Three Lions desde Sir Bobby Charlton en la Copa del Mundo de 1966. 

Precisamente igualando a una leyenda, quizá la mayor de todas, del Manchester United e Inglaterra a partes iguales. Y, para cerrar el círculo, aquel año 1966 fue cuando los británicos se alzaron por primera y última vez con el trofeo de oro. 

Rashford se convierte en el primer jugador desde el 1966 en marcar tres goles en un Mundial / Foto: @England
Rashford se convierte en el primer jugador desde 1966 en marcar tres goles con Inglaterra en una Copa del Mundo / Foto: @England

Tiempo de hacer historia

Ahora, con el pase a octavos ya asegurado, queda un duro camino hasta la ansiada gloria, aquella por la que todos luchan, aquella que dejará tu nombre escrito en los anales de la historia, aquella que podría convertirte en la leyenda viva más importante de toda una nación

Inicialmente será Senegal el primer escalón a batir antes de llegar a colocarte entre las 8 mejores selecciones del mundo, pero parece que Rashford tiene en sus botas una parte de la llave que catapulte a Inglaterra a un torneo de memoria.

VAVEL Logo