El filial maño empata y deja buenas sensaciones en el primer amistoso
11 titular del filial zaragocista.

Pese al partidillo de entrenamiento que realizó el filial contra el primer equipo hace unos días, y que perdió 4-0, el de ayer fue el primer test serio de pretemporada. Pese a jugar frente a un rival de mayor categoría y realizar un carrusel de cambios, el conjunto maño no hizo un mal partido y pudo llevarse la victoria.

Con un once titular totalmente diferente al que terminó la temporada pasada salieron los hombres de Emilio Larraz frente al Sariñena. Con un 4-2-3-1, bajo los palos se encontraba David Aroca, Diego Rico, Dani Santigosa, De Pablo y Sergio Escuder formaban la línea defensiva. El centro del campo lo controlaban Carlos Javier y Tierno, en la izquierda Pablo Moreno, en la derecha Robert Simón, de enganche Adán Pérez y en la punta de ataque, Esnáider.

Dominio local, pero gol visitante

Los primeros 15 minutos de partido fueron de posesión y peligro de los locales, cuyos hombres más peligrosos eran Teto y Cristian Árcega. Sin embargo, fueron los visitantes los que se adelantaron en el marcador. Robert Simón recibía un pase al hueco y, tras regatear a Moso, hacía el primero de la tarde. Tras el gol, el Sariñena se quedó tocado y el balón pasó a ser de los maños. Se pudo ver a Juan Esnáider muy peleón y al autor del gol, Simón, muy activo.

Soler y Moisés vieron el partido desde la grada

Poco les duró el balón a los zaragocistas, a los cinco minutos de adelantarse en el marcador, el esférico volvió a ser del Sariñena, que dispuso de dos claras ocasiones para hacer el empate. Árcega remataba un centro de Fonsi, pero el meta maño, Aroca, atrapaba en dos tiempos. En la siguiente jugada, Teto se adentraba en el área con el balón y chutaba a puerta, pero el balón se marchaba demasiado cruzado y salió fuera.

Teto empata antes del descanso

Poco antes de llegar al descanso, Teto no falló en su tiró cruzado desde el borde del área y puso el empate en el marcador, pese a que Aroca estuvo cerca de evitarlo. Se acabaron los primeros 45 minutos con un empate justo, ya que eran los locales los que dominaban.

Con el comienzo de la segunda parte, comenzaron los cambios de Emilio Larraz para ir probando a más futbolistas. Aroca, Escuder, De Pablo y Pablo Moreno se quedaron en el banquillo, y en su lugar entraron Whalley, Meseguer, Alejandro Roy y Samba. El esquema pasó a ser 4-4-1-1 y lo formaron: Whalley en portería, Diego Rico, Santigosa, Meseguer y Roy en defensa, Carlos Javier y Tierno continuaron en el centro del campo y Simón en la derecha. Adán Pérez se colocó en la banda izquierda, Esnáider en la media punta y Samba en la punta del ataque maño.

En la segunda mitad salieron mejor los visitantes. Samba tuvo dos ocasiones para hacer el segundo tanto zaragocista, pero en ambas jugadas se le marchó el balón alto. En el minuto 61, Larraz realizó dos cambios más. Entraron Lasure y Bonilla en lugar de Adán Pérez y Santigosa. Poco después, a punto estuvieron de nuevo los maños de adelantarse de nuevo en el marcador por mediación de Samba primero y de Esnáider después. Unos minutos más tarde, Esnáider disponía de otra ocasión, pero su disparo desde fuera del área lo atrapó Ribas sin apuros.

Emilio Larraz siguió rotando y dando minutos a sus jugadores. Se sentaron Carlos Javier, Esnáider y Tierno, y en su lugar entraron Marc Mateu, Pombo y Joel Valencia.

Whalley evitó la derrota

En los últimos minutos de partido, cualquiera pudo llevarse la victoria, aunque la ocasión más clara fue del Sariñena. La primera ocasión fue para los oscenses, un tiro de Badu que se marchó desviado. Pombo tuvo la última para los zaragozanos, pero su disparo desde fuera del área lo detuvo Ribas. Y Gabarre tuvo la más clara del partido para el Sariñena. Tras un saque de esquina que botaba Loeffer, Gabarre remató de cabeza, pero el meta maño, Óscar Whalley, se lucía y sacaba una gran mano que evitaba el gol de la victoria local.

El partido acabó con tablas en el marcador y con buenas sensaciones para ambos equipos. El conjunto que dirige Emilio Larraz volverá esta tarde al trabajo para seguir su puesta a punto.

VAVEL Logo