Entrevista. Quique Cubas: "Mi abuela fue como mi primera presidenta"
Fotomontaje: Adrián Godar / VAVEL

Se ha acabado la pretemporada. Este próximo sábado en O Vao, retornará el fútbol de manera oficial. El encuentro será ante el Valladolid B; un encuentro en el que hay muchas incógnitas. Tras finalizar la fase preparatoria, Quique Cubas (Marín, 18/4/1989) atendió a Vavel para hacer balance de su carrera deportiva y recordar sus mejores anécdotas.

Siempre con una sonrisa en la cara, se muestra amable y extrovertido (algo característico del delantero) que, en su sexta temporada en la categoría, buscará ser importante por el bien del bloque. Argumentos hay, 5 goles en esta pretemporada avalan un trabajo que, de manera oficial, pueden dar sus frutos.

Consagrado en el fútbol de bronce

P: Deportivamente hablando, 'cabalgó' entre las canteras de Celta y Pontevedra en su época de fútbol base. ¿Cómo recuerda ese periodo de formación?

R: Cuando era benjamín y alevín, mi abuela me daba 100 pesetas por cada gol. Cada fin de semana llegaba a casa y me decía: "no me puedes marcar tantos goles". Mi hermano (Luís Cubas) también marcaba bastantes goles y siempre sacabamos unas 'perrillas' cada fin de semana para comprar los videojuegos....Yo creo que fue mi primer sueldo. Más adelante, en juveniles que era más complicado anotar, me subieron el sueldo. Mi abuela fue cómo mi primera presidenta.

Fotografía: Base Pontevedra CF
Fotografía: Base Pontevedra CF

En lo deportivo, siempre me sentí cómo un paso por delante debido a jugar con gente mayor que yo. Pienso que eso me ayudó a crecer un poco más rápido. En ese sentido lo valoro de manera positiva, aunque eres pequeño, creces más.

P: Tras ello, debutó en la Segunda División B con el Pontevedra CF. Curiosamente, con Rafa Sáez cómo técnico. ¿Momento especial?

R: Tengo un recuerdo agridulce. Era mi primer año cómo senior y. evidentemente, muy ilusionado con jugar en el Pontevedra. Es cierto que Rafa fue quién me dio la oportunidad de debutar en la categoría ante el Sestao River y por ello guardo un gran recuerdo.

Por otro lado, tengo mal sabor de boca ya que en la tercera jornada de liga me lesioné de la rodilla en Guijuelo y me paso media temporada en el médico. En ese sentido, es la parte negativa de esa etapa.

Cuando me recupero de la lesión, el Pontevedra B necesitaba mantener la categoría en 3º División, entonces me bajaron para ayudarles. Por ello, mi estancia en el primer equipo fue corta por la lesión, pienso que fue lo que me lastró. En ese sentido creo que Rafa tenía confianza en mí y creo que podía haber hecho un poco más de lo que hice de no haber sido por esa circunstancia.

P: Una vez terminada su etapa pontevedresa, Celta B...

R: Sí. Ficho por el filial con Milo Abelleira cómo entrenador. Es una etapa complicada: no tengo muchos minutos, pocas oportunidades.... la verdad es que en un filial es complicado jugar. Al final, siempre aprendes mucho: entrenar con el primer equipo, progresas, etc. Las etapas nunca son del todo negativas, siempre hay que sacar lo positivo.

P: Tras no gozar de muchas oportunidades, su destino es el Montañeros. Ahí está dos campañas.

R: La primera temporada voy cedido por el Celta B y el segundo con la carta de libertad. Allí, la verdad, es que siendo bastante joven, creo que tuve bastantes minutos, hice 5 goles cada temporada... pienso que con mi juventud y los minutos que tuve, no estuvo nada mal. La verdad fue una etapa muy buena quitando el descenso del segundo año. Creo que en esos dos años crecí mucho cómo jugador.

P: Tristemente, el Montañeros desaparece. Le toca buscar acomodo, baja un peldaño y ficha por el CCD Cerceda.

R: En ese verano, el primer equipo del Montañeros se disuelve. Tras haber descendido, me fue complicado encontrar destino aún siendo sub 23. Decidí irme al Cerceda que era puntero en 3º y que, habitualmente, jugaba fases de ascenso. La realidad es que la temporada no salió bien y quedamos novenos o por ahí.

Fotografía: Vero Martínez


Fotografía: Vero Martínez

P: Tras ese año en tierras cercedenses, firma dos año con el Arosa SC.

R: Del Arosa me llevo un muy buen recuerdo los dos años. Es un club muy familiar dónde la afición (que es mucha para la categoría) te arropa mucho, te anima, por la calle te conocen y en ese sentido te sientes futbolista.

En el primer año me rompí el peroné. A pesar de ello, la etapa fue muy bonita y el recuerdo muy bueno.

Fotografía: Arosa SC
Fotografía: Arosa SC

P: En el propio Arosa, muchos le recuerdan por ese tanto que anotó al más puro estilo Messi o Maradona. ¿Cómo fue esa semana para usted en el que no paró de salir su tanto en medios nacionales?

R: (Sonríe) Fue muy extraño. Acabo el partido, salgo del estadio y Rubén (jefe de prensa del Arosa SC) me escribe diciéndome que tiene el vídeo. Me lo mandó al móvil y se lo enseñé a mis amigos tomando algo. Cuando se lo enseño no pienso que vaya a ir mas allá del momento.

Al día siguiente me despierto y el propio Rubén me escribe avisándome de que el gol salió en varios medios nacionales, italianos etc. Yo pensé que era broma... la 'guinda' de todo fue cuando por la noche me llama y me dice que va a salir en un programa de deportes. Cuando pongo la televisión y lo veo, despierto a mi familia. Había sido mejor gol de la jornada en el mundo.

La verdad es que fue una semana en la cual cada día que pasaba me sorprendía más. Todo ello gracias a Rubén Abal que fue el que mando el video a los medio de comunicación.

P: Tras dos años en el conjunto arlequinado, retorna a la 2ºB con el Somozas.

R: Fue una oportunidad que la verdad no me esperaba. El segundo año en Villagarcía la verdad es que las cosas deportivamente no salieron bien. Por suerte me fichan. En ese sentido no me lo pensé dos veces y quería jugar en 2ºB, me veía capacitado para ello e intenté poner 'toda la carne en el asador' y mantenerme en la categoría.

La aventura fue positiva. Hice cinco goles, jugué casi 1300 minutos y pienso que no está nada mal. Me llevo una etapa muy bonita y una gente que en As Somozas es especial, te hacen sentir cómo en casa. A nivel equipo nos juntamos un grupo muy bueno dónde cada vez que me acuerdo de mi estancia allí me emociono y alegro.

P: En el conjunto verdiblanco tuvo cómo competencia un jugador al alza: Mario Barco.

R: Mario es un delantero con muchísimo futuro. Tiene unas condiciones físicas envidiables sobre todo para 2º B y 2º dónde pienso que podría jugar.

Con él tuve que pelear viniendo de 3º División y cuesta arriba. Una competencia muy sana entre nosotros; guardo una gran amistad con él y le deseo toda la suerte del mundo en Pontevedra.

Con ganas de hacer las cosas bien en Coruxo

P: Esta será su sexta temporada en la categoría, en este aspecto destaca que todos sus clubes han sido gallegos...

R: Las mejores oportunidades que he tenido en su momento han sido aquí. Nos conocemos todos, tienes mas feeling con gente de la tierra, los entrenadores gallegos suelen tirar más por gente de aquí, etc...

Este año, venir a Coruxo para mí es un privilegio. Es un equipo que está cerca de casa, que siempre me gustó desde hace años y que nos juntamos un grupo de gente que al 90% de la plantilla los conozco tras haber jugado con algunos o contra algunos..

P: Es una persona extrovertida y eso facilita la integración al grupo. ¿cómo está siendo la adaptación a su nuevo club?

R: Mi adaptación no suele ser difícil en los clubes. El Coruxo al ser un equipo en el que conozco a la gran mayoría de los jugadores, siempre es más fácil todo. En ese sentido todo está siendo muy sencillo.

P: Tiene que luchar por un puesto con Camochu. ¿Quién va a ser titular?

R: Ojalá lo supiera. La verdad es que nunca había coincidido con él en un vestuario, si me he enfrentado. En ese sentido hemos conectado bien, tenemos un buen 'feeling' y creo que cuando la competencia es sana, ayuda al equipo a subir. Lo importante es que juegue el que mejor esté y el que más ayude al equipo.

Al final el éxito del grupo repercute en el individual. Prefiero que el Coruxo quede más arriba y meta menos goles que lo contrario.

P: ¿Qué Quique Cubas se va a encontrar el aficionado?

R: El que se ve todos los años. Un tío con ganas de jugar al fútbol, con garra y, sobre todo, con ganas de demostrar y ayudar al equipo a hacer un buen año. El único que conozco yo.

Fotografía: Coruxo FC
Fotografía: Coruxo FC

P: Por último. Usted es del pueblo de Marín, un equipo destacado en Preferente y algunos años en 3º división. ¿Qué ha pasado para encontrarse actualmente en la 2º regional?

R: Veo que es un pueblo dónde el fútbol no tira mucho a nivel ayuntamiento. Nunca fue un club dónde hubiera una masa social muy grande a pesar de su población. Podría ser un equipo de Preferente o Tercera División.

Creo que no se están haciendo bien las cosas quizás porque no hay nadie con las ganas o ideas para encabezar el proyecto. Sería bonito que tu pueblo tuviera un equipo para competir en Preferente o Tercera. Hay otros equipos que con menos hacen más.

VAVEL Logo