La mano derecha de Setién ya dejó huella en Villarreal
Eder Sarabia, junto a Quique Setién. | Foto: Canarias Hora

La cantera del Villarreal es una de las más prestigiosas a nivel nacional: grandes servicios, instalaciones, dos ciudades deportivas y una red de jugadores y entrenadores de lo más selecto del panorama español. Un número tan grande de profesionales que, pese a que su desempeño sea adecuado, al final tengan que buscar nuevas oportunidades lejos de Castellón. Este es el caso de Eder Sarabia, quien entrenara a Villarreal B, Villarreal C y juvenil A, ganando la Liga de División de Honor con estos últimos y que hoy es la mano derecha de Quique Setién en la Unión Deportiva Las Palmas. La reciente visita de los canarios al Madrigal, supuso su regreso a una tierra donde dejó su huella.

Eder Sarabia (27 de septiembre de 1980), es hijo de Manu Sarabia, uno de los mejores delanteros de la historia del Athletic Club de Bilbao en los años 80, por lo que el gen futbolístico corre por sus venas. Eder arrancó su carrera como jugador llegando a Tercera División, donde jugó en el Arenas de Getxo y el Leioa, pero ante la dificultad de alcanzar la cima como futbolista, decidió desviar su carrera hacia los banquillos. Sus comienzos fueron en la cantera del Athletic, pasó por el Danok Bat (equipo de fútbol base vasco por el que han pasado jugadores de Primera División como Iñaki Goitia, Ander Capa o Sabin Merino). Y, tras siete años, cumplió su voluntad de enrolarse en la cantera del Villarreal, con un deseo tan fuerte que le llevó a aceptar un cargo poco rentable económicamente para alguien de fuera: el de técnico de un equipo infantil. De ahí pasó a ayudante del juvenil Roda, luego entrenador en el juvenil B y del juvenil A.

Su mayor logro en la escuela grogueta fue a los mandos del juvenil A en la campaña 2012/2013, con un cuerpo técnico en el que figuraban ex jugadores amarillos como Nihat Kahveci y Javi Calleja, y con el que se proclamó campeón del Grupo VII de la División de Honor Juvenil, pulverizando todos los récords. En la primera vuelta del campeonato consiguieron 14 victorias, un empate y ninguna derrota; un registro verdaderamente destacable para acabar la temporada en el liderato con 72 puntos merced a 22 victorias, seis empates y tan solo dos derrotas. Una plantilla en la que figuraban jugadores como el extremo hispano argentino cedido en el Betis, Nahuel Leiva, o el centrocampista del filial Pablo Larrea. Tras alzarse con la victoria en el campeonato territorial, el equipo de Eder Sarabia pasó sin pena ni gloria por la Copa de Campeones juvenil.

Al término de la temporada 2012/2013, Sarabia fue ascendido al Villarreal C y posteriormente al Villarreal B, donde no obtendría resultados igual de positivos, pero él ya había dejado su impronta para los anales de la historia del fútbol base amarillo. Tras su salida de Vila-Real, dirigió la Escuela de Fútbol de la Fundación Real Madrid-ARMID, en la República Dominicana. Pero volvería a relanzar su carrera al recibir la llamada de Quique Setién para ser su segundo entrenador en la Unión Deportiva Las Palmas. La relación de Setién con la familia Sarabia es muy estrecha por la gran amistad del entrenador con el padre de Eder, Manu Sarabia, así como su hermana Oihane, que es su representante. Es por esto que no sorprende la elección de Setién, pero no por ello niega las grandes aptitudes de Eder para dirigir a un equipo de fútbol.

VAVEL Logo