Entrevista. Ander Franco: "Las Llanas era una 'espinita clavada' desde hace dos años y medio"
FOTO: UGS Visión.

A sus 28 años Ander Franco Tejerina está dispuesto a aprovechar la segunda oportunidad que el caprichoso mundo del fútbol le ha dado de jugar en uno de los campos más míticos de la categoría de bronce como es Las Llanas. En verano de 2014 este delantero nacido en Vitoria-Gasteiz, y con largo recorrido por equipos de Tercera División como Alavés B, Recreativo B, Noja y Haro, llegaba al equipo dirigido por entonces por Ángel Viadero para hacerse un hueco en la pretemporada con el conjunto sestaoarra. Tras no convencer al técnico cántabro fue curiosamente fichado por el Eibar, que lo cedió primero al Lagun Onak, y posteriormente al Gernika, que le permitía debutar la pasada campaña en Segunda B. Inmerso esta temporada en el proyecto deportivo del San Rafael de Ibiza, el Sestao River de Pablo Turrillas se acordó de él para reforzar su maltrecha plantilla en el mercado invernal. Dos meses después aporta su primer granito de arena en forma de gol para la esperanza de los sestaoarras.

PREGUNTA: Victoria por 0-1 ante la UD San Sebastián de los Reyes. ¿Hacer el camino de vuelta desde tierras madrileñas con tres puntos en el autobús ayuda mejor a superar la resaca del lunes?

RESPUESTA: Claro que sí, no es lo mismo venirte con un empate a cero. Ya nos tocaba volver a ganar a domicilio, que sólo lo habíamos conseguido en Zamudio en la cuarta jornada de liga.

P: Y si el triunfo llega con gol de uno, la alegría es doble…

R: Por supuesto, siempre hace ilusión marcar, y más cuando es el primero que consigues. Pero sobre todo que sirva para llevarte los tres puntos en juego y ayudar al equipo en su objetivo.

P: Convertirse en héroe de la hinchada sestaoarra, al menos por una semana, nos obliga a prguntarle por cómo prefiere que le llamen futbolísticamente hablando. Alentar a Franco en Las Llanas podría sonar mal según cómo se interpretase…

R: (Risas). Hombre, me llamo Ander y mi primer apellido es Franco, y ante esto no puedo hacer nada. Bromas aparte,  en algunos equipos me han llamado ‘Ander’, y en otros ‘Franco’, por coincidencia con otros compañeros que se llamaban igual que yo.  A mí sinceramente me da igual como me conozcan.

P: Pudo verse la importancia de este gol en la forma en que se celebró desde el banquillo.

R: Había ganado el Amorebieta y estaba ganando el Mensajero, así que sólo nos valía ganar esta jornada si no queríamos incluso ver más lejos a nuestros rivales por evitar el descenso. Además el gol llegaba en el minuto 87, cuando el partido parecía abocado al empate. Teníamos que ganar sí o sí porque mientras hay vida hay esperanza. Los nueve partidos de liga que nos quedan los vamos a afrontar así, como nueve finales en las que tenemos que  ir a muerte.

" Empujé la pelota con la cadera, y tras dar en el larguero, entró "

P: Todo ello, con la dificultad añadida que supone esta temporada para el Sestao ver portería. Ya habían desperdiciado en la segunda mitad una clarísima ocasión para adelantarse y en su caso, el gol llego a verse acompañado de cierta incertidumbre y suspense.

R: Fue una jugada que empezó en banda Azkorra, pasándosela a Barrenetxea. Éste sirvió en profundidad a Ander Gago, que tras un buen control centró al segundo palo donde remató Yanis. Luego yo con la cadera empujé la pelota, que tras dar en el larguero, entró. Es verdad que cuando fuimos a celebrarlo vimos al línea que hizo una cosa extraña, levantó el banderín pero luego se fue inmediatamente al medio campo.

P: ¿Gol fantasma?

R: El balón entró claramente, lo vio también el línea afortunadamente, Pero cuando juegas fuera de casa y el árbitro no lo ve claro…

En un once inicial, ´ultimo a la derecha en la fila inferior
En un once inicial, último a la derecha en la fila inferior

P: ¿Se puede considerar que medio gol fue de Yanis? Para seguir alimentando la incertidumbre circuló por varios medios su autoría, aunque el acta recoge para usted los honores de goleador.

R: Sí. Yo no sé si Yanis fue a pasar o a rematar a portería, pero si no lo toco el balón hubiese ido fuera. De todas formas considero que me correspondió a mí meterlo, pero que si lo llega a hacer otro compañero no habría pasado nada. Lo importante era conseguir el gol y la victoria.

P: Todo ello, en apenas cinco minutos que llevaba en el campo, pues había entrado en el minuto 82 en sustitución de Leandro. A eso se le llama salir enchufado a un partido…

R: La verdad es que llevaba calentando en la banda con mis compañeros de banquillo toda la segunda parte. Pero yo intento estar siempre preparado para cuando me llegue el momento, ya sean 10 minutos como en Matapiñoneras, o el partido completo como hace dos jornadas. Hay que aprovechar las oportunidades que te da el míster.

P: Oportunidades jugando de segunda punta o extremo derecho. ¿Puede definirse como futbolista y en qué posición se encuentra más a gusto?

R: Más que como segunda punta yo siempre había jugado en punta, lo que pasa es que por ejemplo en el Sestao es muy difícil jugar ahí teniendo la referencia de Gorka Azkorra. Pero ya en Gernika, y también en el San Rafael, he venido jugando pegado a la banda derecha, quizá por mi velocidad y capacidad de trabajo. Yo me adapto bien y también me encuentro a  gusto ahí.

"Gracias, en parte, a Jito tuve mi primera oportunidad en el Sestao"

P: Hablando de su velocidad. Se preguntan algunos aficionados si es consciente de la habilidad que tiene para desmarcarse justamente para el lado contrario al que va destinado el pase de su compañero.

R: (Risas). Vaya pregunta…Si juegas de delantero tienes que estar en constante movimiento, porque si juegas demasiado estático terminas siendo muy fácil de marcar por los defensas, más en estas categorías, que suelen estar muy encima de ti. Intento constantemente desmarques de ruptura a un lado y a otro, y por ello será que a veces no se intuye a dónde va el balón del compañero…

P: Nacido en Vitoria-Gasteiz y forjado en el Aurrerá de Vitoria y en el filial del Deportivo Alavés. ¿No esconderá su simpatía por el equipo babazorro?

R: Aunque suene a tópico yo soy de mi equipo, y éste a día de hoy es el Sestao River. Lo que pienso es en luchar por conseguir la permanencia, aunque como vitoriano que soy claro que simpatizo con el Alavés. Pero también debo decir que me gusta el Athletic.

P: Hablar del Alavés y del Sestao nos trae obligatoriamente a la memoria la imagen de Jito Silvestre, todo un icono en la reciente historia verdinegra con el que usted llegó a coincidir en la pretemporada de hace dos años.

R: Los dos veníamos de Vitoria a Las Llanas todos los días compartiendo coche, y, gracias en parte a él, se puede decir que tuve mi primera oportunidad e hice la pretemporada con el Sestao. Ya había coincidido con él cuando yo formaba parte del Alavés B y el jugaba en el primer equipo, y eso era un punto a favor. Yo llegaba de hacer una buena campaña en el Haro, mientras Jito era ya en el Sestao un referente, recién salido de una gran temporada en cuanto a goles conseguidos y habiéndose proclamado campeón de liga. Fue una lástima no haber podido quedarme en el Sestao para haber compartido vestuario. Las Llanas es una 'espinita clavada' que por circunstancias de la vida me he podido arrancar dos temporadas y media después casi sin esperarlo.

Con Jito Silvestre en el Verode
Con Jito Silvestre en el Verode

P: Un corto período de tiempo entre ambas etapas de verdinegro en el que, sin embargo, apenas hay elementos en común en el vestuario. ¿A quién ha encontrado de tu anterior etapa en el River?

R: Pues, en cuanto a jugadores, sólo permanece Eneko Rubio, que desgraciadamente está lesionado a día de hoy. Luego sí que sigue gente del club como, por ejemplo, el cuerpo médico, con Fernando y Urtzi.

"Anoté 17 tantos con Turrillas en el banquillo del Lagun Onak"

P:Salió del Sestao para ser fichado sorprendentemente por el Eibar, que lo cedió al Lagun Onak. En Azpeitia tuvo como entrenador al mismo Pablo Turrillas.

R: Sí, me salió una gran temporada, muy fructífera en cuanto a goles. Anoté 17 tantos con Turrillas en el banquillo, y respondí bien a la confianza que me dio el míster para jugar en punta.

P: ¿Y quién cree que pesó más a la hora de que el Sestao volviese a llamar a su puerta a finales del pasado año, Turrillas o Alfonso Del Barrio?

R: Bueno, yo estaba jugando en Ibiza, en el San Rafael, que es un equipo del grupo balear de Tercera División, cuando recibí la llamada del Sestao.Supongo que tanto el conocimiento que tenía el míster de nuestra etapa en Garmendipe, como la de Alfonso Del Barrio, que ya era Director Deportivo en mi primera aventura en Las Llanas, influyeron por igual en su interés. Intercambiamos un par de llamadas, y las tres partes implicadas nos pusimos de acuerdo bastante rápido aprovechando el parón de la competición en navidades. Yo conocía la complicada situación que vivía el Sestao, tanto a nivel clasificatorio como de bajas en el equipo por lesionados, y no tardé en decidirme por esa oportunidad de regresar a casa y de dar otra vez el salto de categoría a un equipo que necesitaba .

P: Habla de los lesionados como una de las circunstancias que favoreció su llegada al Sestao. Un lastre para el equipo antes, pero también después de su incorporación.

R: Sin duda, ha sido decirlo y ya estoy tocando madera ahora mismo…Al final ya sabemos que en el fútbol se pueden dar estas situaciones, pero han sido muchas lesiones, muy seguidas, y en zonas muy concretas. A veces, contra el Logroñés sin ir más lejos, hemos tenido que completar convocatoria con juveniles ante la falta de efectivos.

P:Señala la importancia que suponía para usted regresar a una categoría como la 2ªB, en la que otro club vizcaino, el Gernika, le había dado la oportunidad de debutar la temporada pasada.

R: Pues sí, precisamente en mi etapa en el Alavés B tuve de entrenador a Jabi Luaces, que me tuvo a sus órdenes los últimos meses de competición. Y luego me llamó para su proyecto en Gernika, en el que no jugué mucho en la primera vuelta por temas de lesiones.  Me costó un poco entrar en el equipo, aunque, de mitad de la temporada hacia adelante, fui teniendo cada vez más participación.

Presentación en Las Llanas | FOTO: Sestao River
Presentación en Las Llanas | FOTO: Sestao River

P: Más que la Segunda B, usted es un jugador que ha forjado su experiencia en Tercera División, donde ha conocido diferentes grupos a lo largo de su trayectoria: el vasco, el riojano, cántabro,andaluz o balear. ¿Se encuentran grandes diferencias futbolístico a nivel geográfico en estas categorías más humildes?

R: Sí, yo lo he notado. A mí me marcó mucho el grupo cántabro, los dos años en el Noja, con un nivel bastante similar al de los equipos vascos. Quizá de todos el grupo balear es el que tiene un nivel algo inferior en calidad pero sobre todo intensidad en los partidos. Aun así la gran diferencia la encuentro a nivel global entre jugar en esta categoría o en Segunda B. Es mucho más difícil pero además mucho más bonita, y compensa mucho poder participar en ella.

P: Quizá por ello se entiende mejor su decisión de abandonar Ibiza en mitad de temporada, un sitio donde parecía estar bastante contento y asentado a todos los niveles.

R: Sí, sin duda yo me encontraba a gusto. Jugaba prácticamente todo en el equipo, y me dieron muchas facilidades, hasta a la hora de encontrar trabajo tanto para mí como mi novia. Incluso compaginaba todo y me daba tiempo a entrenar a un equipito de chavales. Me acogieron muy bien, pero la llamada de Pablo me convenció por todo lo que comenté anteriormente.

P: Allí le llamaban el ‘pistolero vasco’…

R: Lo del ‘pistolero’  me lo llamaban amigos y conocidos por twitter y redes sociales. Lo que pasa es que tampoco le echaba mucha cuenta porque no suelo seguir ni leer nada. Me suelen comentar pero prefiero no saber ni participar de ello.

P: ¿Y a qué dedica su tiempo ahora Ander Franco más allá del fútbol?

R: Desde que llegué, por las mañanas, estoy haciendo un curso para monitor de natación y socorrista, que precisamente me lo da Ibai Unibaso, entrenador de la selección juvenil de Vizcaya. Pero ahora mismo la cabeza la tengo en el entreno diario por las tardes con el Sestao.

"A veces nos pueden las ganas de agradar a nuestra gente"

P: Con la llegada de Turrillas parece que el Sestao se ha hecho un equipo más sólido, cuesta más hacerle ocasiones, sobre todo fuera de casa, donde acumuláis tres partidos consecutivos sin encajar. ¿Comparte la idea de que la grada de Las Llanas transmite ciertas dudas al equipo en su exigencia por asumir riesgos, teniendo en cuenta esa necesidad que tienen por sumar de tres en tres?

R: Ya que nos está costando mucho meter gol, empezamos por que no nos metan. Reforzar el sistema defensivo y a partir de ahí coger confianza para aprovechar poco a poco las oportunidades en ataque. Es verdad que a nosotros ya no nos vale prácticamente ni los empates, y en cada partido salimos intensos a por la victoria, ya sea fuera o en casa. Nosotros estamos muy agradecidos a la gente que asiste y anima en Las Llanas. Lógicamente es un público al que le gusta ver ganar a su equipo, y que últimamente no estaba habituado a esta situación clasificatoria . No creo que salgamos dubitativos, aunque quizá nos pueden a veces esas ganas de agradar a nuestra gente. Espero que los goles que tanta falta nos hacen para sumar victorias terminanen llegando, y sobre todo en casa, donde más falta nos hacen.

P: Dada la distancia que les separa de la salvación y las jornadas que restan para el final dela competición. Entre seis o siete victorias resultan imprescindibles para lograr ese ‘clavo ardiendo’ de la permanencia al que se aferra el Sestao.

R: Tengo que recurrir a otro tópico como el del ‘partido a partido’, y todo empieza este sábado ganando en Las Llanas al Navalcarnero sí o sí. Hay que salir con todo, y  con el apoyo de Las Llanas confío en la victoria. ¡Aúpa River!

VAVEL Logo