El Racing supera al Gernika en una gran segunda mitad
Óscar Fernández celebra el gol del empate del equipo santanderino. (Foto: Real Racing Club)

Gernika y Racing de Santander estrenaban su casillero de enfrentamientos en competición oficial. Alejados a lo largo de la historia por diferentes categorías, han competido de tú a tú en un entretenido y disputado partido.

Ya avisaba el técnico racinguista, Ángel Viadero, de que el partido no iba a ser nada fácil. Y quizás, temiéndose un partido duro, realizó un cambio en la portería que dejaba en el banquillo a Iván Crespo para sustituirle por Raúl Domínguez. Y no se equivocaba. A los pocos segundos de comenzar el envite, el Gernika se adelantaba en el marcador, tras finalizar Abaroa un buen balón a la espalda de la zaga cántabra. No había transcurrido ni un minuto de juego y el Racing ya iba perdiendo, circunstancia muy poco habitual en este equipo con Viadero en el banquillo.

Con el resultado en contra, se veía a un Racing muy mal colocado, muy impreciso y con muchas dudas con el balón. Circunstancia que supieron aprovechar muy bien los pupilos de Javi Luaces durante esos primeros minutos. La otra novedad en el once racinguista, Borja Granero, no imponía su fuerza y su criterio en el medio campo. Etxabe pudo poner el dos a cero en el marcador, pero su disparo terminó despejado por la defensa cántabra.

Sin ideas y superado por el juego directo del Gernika, el Racing apenas salía, aunque a los siete minutos, el peligro de un jugador como Dani Aquino se puso de manifiesto, tras estrellar un fuerte disparo en el palo de la meta de Altamira. Tras esa jugada, César Díaz dispuso de una buena oportunidad tras prolongar Regalón una falta lateral botada por Héber, pero su remate se fue alto.

Tras esos minutos de dominio local, el partido se volvió brusco, a lo que contribuyó también el colegiado mostrando tarjetas a Madrazo, Torrealdai y Granero con suma facilidad. Sin embargo, una circunstancia cambió la dinámica del partido. César Díaz abandonaba el terreno de juego con una posible lesión muscular, y era sustituido por Óscar Fernández. Sin duda, la entrada del extremo racinguista cambio el rumbo de un partido que estaba siendo controlado por el Gernika, y que seguía acumulando llegadas al área verdiblanca con remates de Olaetxea y Madrazo.

En el minuto 33, una gran cabalgada de Óscar termina con un potente disparo que entra por la mismísima escuadra de la portería defendida por Altamira. El Racing conseguía empatar sin grandes alardes y con una gran efectividad. El último cuarto de hora de la primera mitad sirvió para revolucionar la contienda, sobre todo, con la aportación de Óscar que mostraba una velocidad endiablada por la banda derecha. Con un Racing dominador finalizaba la primera mitad. El Gernika no se recuperó del duro golpe que supuso el empate.

Nuevo partido tras el descanso

Y es que el intermedio sentó muy bien a los santanderinos que salieron con una actitud diferente, llevando la iniciativa del juego y contrarrestando las envestidas locales. A los pocos minutos de la reanudación, se sucedieron las oportunidades de Borja Granero, Dani Aquino u Óscar Fernández, que bien pudieron adelantar al equipo cántabro pero que se toparon con un magistral Altamira.

Ángel Viadero quiso asentar el dominio de su equipo y dio entrada a Javi Cobo, por Matías, para controlar más el juego y tener mayor presencia cerca del área. El Gernika intentaba superar y robar el balón al Racing pero le costaba sorprender y buscar segundas jugadas. Mediada la segunda mitad, Juanjo sustituía a un desafortunado Granero. Los hombres de banda del Racing continuaban haciendo mucho daño al Gernika, que tenía muchos problemas para frenarles. Fruto de esta insistencia fue el penalti que cometió el equipo vasco, tras una gran jugada de Héber  y que terminó derribado dentro del área. La pena máxima era lanzada por Dani Aquino que anotaba el segundo gol racinguista y el primero de su cuenta personal. Apenas sin tiempo para la recuperación, y tres minutos después, el Racing anotaba su tercer gol, tras culminar Dani Aquino un gran centro de Castañeda desde la banda izquierda.

El doblete de Dani Aquino hacía justicia a una buena segunda parte del conjunto racinguista, que se sobreponía a las envestidas del Gernika y apenas dejaba opción a escasos acercamientos. Es cierto que los equipos vascos son muy duros y rocosos, y siempre saben sacar provecho de un juego directo y aguerrido. Madrazo intentaba, sin éxito, recortar distancias pero la zaga cántabra desbarataba su intención. Entre tanto, Dani Aquino a punto estuvo de conseguir su primer hat-trick de la temporada, pero cuando su balón entraba, Kevin sacaba bajo palos.

En los últimos minutos del partido, el Racing supo guardar el resultado y el Gernika intentaba entrar de nuevo en el partido. Alain lo intentaba desde lejos y el meta Raúl desbarataba el remate de Pradera. Con la lesión de Dani Aquino, el partido moría en sus minutos finales, en los que Javi Cobo pudo anotar el cuarto gol cántabro, pero su remate era reducido por una excelente parada de Altamira.

En conclusión, un buen Gernika durante los primeros minutos de partido, que dominó y desarboló a un Racing inoperante y descolocado. La segunda parte fue de claro dominio santanderino, donde se puso de manifiesto la calidad y velocidad en el juego por bandas, con Héber y Óscar excepcionales, y que cerró el partido con los goles de su mejor jugador, Dani Aquino. Un jugador que se retiró lesionado y que puede dejar al equipo verdiblanco sin su artillero de referencia.

Puntuaciones VAVEL

Óscar Fernández

3

Dani Aquino

2

Héber

1

 


 

VAVEL Logo