Ñoño impulsa a la UD Logroñés
Ñoño celebra uno de los dos tantos que hizo al Vitoria junto a Jaime Paredes | Foto: riojapress.com

La Unión Deportiva Logroñés reluce con orgullo en lo alto de la tabla del Grupo II. Y lo hace por méritos propios, después de que en la tarde del pasado domingo volviera a sumar los tres puntos al superar al CD Vitoria en Las Gaunas por 3-1. Los de Sergio Rodríguez ofrecieron a su afición una exhibición futbolística durante el primer tiempo que bastó para arrollar al cuadro vasco, pero por encima de todos destacó la figura del hombre del partido: Antonio Asencio, más conocido como Ñoño.

Un rayo por banda izquierda

No especuló lo más mínimo. Apenas dos minutos de partido y prácticamente en el primer balón que tocaba Ñoño encaró a su par y provocó penalti. Era un aviso. Muneta no acertó desde los once metros, pero poco importó. El Vitoria se mostraba desordenado y desubicado sobre el césped de Las Gaunas, concediendo cantidad de espacios a un conjunto blanquirrojo que tuvo todas las facilidades del mundo para combinar tanto por dentro como por fuera. De las botas de Carles Salvador, encargado de llevar la batuta, saldría el primero de la tarde. Envío milimétrico a la espalda de Cipetic para que el propio Ñoño picara el balón por encima de Cebriá. Gol que hacía justicia a lo visto en los primeros veinticinco minutos.

Pero querían más los riojanos. Y el Vitoria, que hacía aguas, no sabía como parar el vendaval. Probó Gordibil pasando a defensa de tres centrales para llegar mejor a las coberturas, reajuste que dio sus frutos durante algunos minutos. Pero Ñoño estaba de dulce y se encargó de destrozarlo. Al filo del descanso recogió un balón suelto en banda izquierda. Dos recortes hacia dentro. Dos amagos y disparo con el interior al palo largo. Jugadón de extremo eléctrico para poner en pie Las Gaunas, que brindó una sonora ovación a su equipo cuando se retiraba al vestuario con 2-0 en el marcador. Un primer tiempo de ensueño, manchado únicamente por la pena máxima errada en el inicio.

Superioridad continua

No varió el guión del partido tras el receso. Igor Gordobil hizo dos cambios en la zaga para tratar de frenar las acometidas blanquirrojas, gran prueba de la superioridad que los riojanos estaban mostrando. Y la respuesta fue el tercer tanto en la meta de Cebriá. Esta vez obra de Marcos André, al rematar un centro de Paredes tras una falta provocada por Ñoño. Tres a cero y sensaciones inmejorables. Para la 'UDL' de Sergio Rodríguez es como si no hubiese pasado el verano. Desde que cogiera al equipo este sólo sabe ganar. Y ganar bien, además. 

Ya con el choque decidido el ritmo del encuentro bajó considerablemente, y el filial armero comenzó a acechar el área de Miguel. Julen López se atrevió con un disparo lejano que obligó a estirarse a Miguel poco después de que Azkue gozara de un remate dentro del área que el poste escupió. No era el día del filial armero y, aún así, los centrales riojanos, especialmente Caneda, se mostraron muy solventes durante los noventa minutos. Los banquillos, además, comenzaron a moverse y el público de Las Gaunas pudo ver por unos minutos a Rayco García, posiblemente el fichaje más ilusionante del verano y que está llamado a hacer grandes cosas en la capital riojana.

El paso de los minutos otorgó el balón al cuadro visitante y la 'UDL', con los deberes hechos, se limitó a lanzar contragolpes. Ñoño, antes de ser sustituido bajo una sonora ovación, provocó otro penalti en una de ellas. Hubiera sido el colofón perfecto a una actuación sobresaliente, pero el poste desvió el cuero para frustración del andaluz. Cuando el encuentro ya moría, Azkue encontró su consuelo particular al anotar el definitivo 3-1. Marcador que de haber sido más abultado no hubiese sido para nada desmedido. Aún no se ha consumido el mes de agosto y faltan nombres por llegar, pero ya se puede decir que la 'UDL' de Sergio Rodríguez aspira a todo.

Puntuaciones VAVEL

Ñoño (UD Logroñés) 3 puntos
Carles Salvador (UD Logroñés) 2 puntos
César Caneda (UD Logroñés) 1 punto

VAVEL Logo