Un Leioa con nueve jugadores apea de la Copa al Racing en el 90'
Los jugadores del Leioa celebran el primer gol de Undabarrena

Leioa y Racing de Santander se veían las caras en Sarriena en la primera ronda de la Copa del Rey 2017/2018 bajo una intensa lluvia que no cesó en todo el encuentro.

La tarde comenzaba mal para los cántabros, antes incluso de que el balón echara a rodar. Y es que Ángel Viadero, técnico del conjunto racinguista, se vio obligado a cambiar el once titular por la lesión de Borja Granero en el calentamiento, que se sumaba a las ya conocidas bajas de Dani Aquino, César Díaz, Juanjo, Javi Gómez, Regalón y Antonio Tomás. Fue el canterano Juan el que sustituyó a Granero.

El partido comenzó con un muy buen Leioa, que creó peligro en los primeros minutos por banda derecha a cargo de un Leandro que se mostró muy activo durante el primer tiempo. El Racing no conseguía hacerse con el control del juego, hasta el punto en que Viadero decidió cambiar el 4-2-3-1 inicial al 4-3-3. Fue Javi Cobo, que estaba actuando de enganche en el sistema inicial, quien retrasó su posición para juntarse con Kike Rivero y Sergio Ruiz en el medio campo.

Pese a la modificación táctica del conjunto visitante, el Leioa seguía siendo superior. Los vizcaínos manifestaban esa superioridad en las jugadas a balón parado. En el minuto 27, tras dos contras que los delanteros del Racing no supieron aprovechar, Undabarrena cabeceaba a placer un córner botado desde la izquierda por Camporro para poner el 1-0 en el marcador. Con este resultado se iba a llegar al descanso.

La lluvia no cesaba y, tras el descanso, el campo empezó a hacerse más pesado, lo que no favoreció al equipo cántabro. Sin embargo, el segundo tiempo nos iba a deparar el que seguro será uno de los momentos más épicos de la temporada en el fútbol de bronce.

El segundo tiempo comenzó como terminó el primero, con un Leioa dominante y un Racing que no terminaba de ir a por el partido, pese a que necesitaban un gol para forzar la prórroga. El partido empezó a trabarse y Viadero aprovechó para meter a Matías, el menor de los Aquino, que tuvo un gran impacto en el partido. En el minuto 68, tras un paradón de Iturrioz a un disparo desde la frontal, Héber recogía el rechace en el pico del área, recortaba al exracinguista Alain y éste le derribaba, cometiendo un penalti muy protestado por jugadores y afición local.

Fue el propio Héber el encargado de lanzarlo, y no falló. El ‘9’ puso el empate en el marcador con un disparo centrado que entró tras tocar ligeramente el portero local. Esta jugada le iba a costar caro a los de Lambea, ya que iban a ver la primera amarilla tanto Alain y Goti, éste último por protestar.

Tras el empate visitante, al Leioa le entraron los nervios y el Racing se animó a ir por el partido. Apenas cinco minutos después del gol de Héber, Alain iba a ver la segunda amarilla al agarrar a Matías Aquino en una jugada que no parecía tener mucho peligro. Pero no iba a quedar ahí la cosa. Después de diez minutos en los que no hubo ningún acercamiento claro, Goti iba a cortar con una falta un contraataque del conjunto cántabro, motivo por el que vio la segunda amarilla y, por lo tanto, dejaba al equipo con 9 jugadores a falta de cinco minutos para el final.

Se antojaba una prórroga agónica en Sarriena: con dos jugadores menos y bajo una lluvia incesante que no hacía más que hacer más pesado el campo. El Racing aprovechó la superioridad numérica para irse arriba contra un Leioa que se defendía con uñas y dientes. Incluso dispuso de una clara ocasión de Kike Rivero que se marchó desviado por muy poco. Todos los pronósticos apuntaban a que el partido se iba a decidir en el tiempo extra cuando el árbitro señaló una falta rigurosa en el minuto 89, a priori inofensiva, en la zona de tres cuartos. Los nervios invadían el estadio mientras el balón volaba hacia el área cántabra, como si el tiempo se hubiese parado. Tras un remate fallido y un barullo de piernas importante dentro del área, aparecía de nuevo Undabarrena para empujarla al fondo de las mallas y marcar así uno de los goles más épicos de la historia del Leioa.

El conjunto vizcaíno apeaba así a un histórico como el Racing de la Copa del Rey, y se enfrentará en la próxima ronda al Club Deportivo Calahorra, de Tercera División. Pero pase lo que pase, seguro que los aficionados del Leioa no olvidarán esta edición de la Copa en mucho tiempo.

VAVEL Logo