Ojeando al rival: Cádiz CF, un muro en el que fijarse
LALIGA

Hace tan solo seis semanas parecía una auténtica utopía ver al Cádiz CF en la tercera posición de la tabla. Se disputaba la jornada 11, y el Cádiz perdía en Huesca (1-0) y sumaba tan solo 13 puntos de 33 posibles, dejando a su entrenador, Álvaro Cervera, en la cuerda floja. Seis jornadas después, la realidad es totalmente opuesta. El equipo amarillo ha logrado encadenar cinco victorias consecutivas, sin encajar gol, además de un empate en la jornada 12 en casa frente al Rayo (0-0). Además, entre medio, ha logrado la hazaña de remontar al Real Betis en Copa en el Villamarín con un contundente 3-5, por lo que su moral es inmejorable.

Pese a su mal inicio, la campaña del Cádiz de Cervera no sorprende, teniendo en cuenta la temporada anterior en la que, siendo unos recién ascendidos, lograron clasificarse para el Play-Off de ascenso a Primera División con un meritorio quinto puesto, en el que cayeron derrotados frente al CD Tenerife en las semifinales.

La solidez defensiva, clave

Buena parte de la culpa de esta mejoría se basa en la defensa, logrando dejar la portería a cero en un total de 11 partidos de 17 posibles, siendo uno de los equipos menos goleado de toda la élite europea. Esta solidez les permite no depender exclusivamente de su ataque, ya que les permite rentabilizar sus goles al máximo. 

Futbolistas como Kecojevic, Marcos Mauro o Servando permiten al Cádiz CF ser el equipo menos goleado de la categoría, con tan solo diez goles encajados en 17 jornadas. Sin embargo, no destaca por su capacidad goleadora, ya que promedia menos de un gol por partido (16 goles), siendo su máximo goleador David Barral, que suma cuatro goles en Liga y tres en Copa.

Salvi y Álvaro, dos puñales para cinco temporadas más

Una de las ausencias más notadas en ataque es la del ex zaragocista Alfredo Ortuño, pilar fundamental la campaña pasada en los esquemas de Cervera. Por ello, es la solidez defensiva la principal culpable del buen hacer amarillo actualmente. Pese a la ausencia de Ortuño, actualmente sin equipo tras un convulso verano, el conjunto andaluz logró retener y renovar hasta 2022 a dos de sus principales efectivos en ataque, los extremos Salvi Sánchez y Álvaro García, pretendidos durante todo el verano por clubes de Primera División como el Getafe.

Cervera apuesta por un clásico 4-2-3-1 con ambos extremos como piezas fundamentales en el engranaje gaditano, escoltados en muchas ocasiones por Jon Ander Garrido y otro viejo conocido de la afición zaragocista, el roteño José Mari

Posible once

VAVEL Logo