Tres puntos de casta y coraje en un típico partido de antaño.
JB MONTERREY

Típico partido del Norte, barro, lucha y entrega

Partido totalmente condicionado por la constante lluvia caída ayer por la tarde en el campo fabril que hizo que  estado del césped no fuera el más idóneo e hiciera dificil la práctica del fútbol. Desde el principio se vio que el campo no estaba para florituras y el que mejor se adaptase al embarrado campo de Lasesarre se llevaría el gato al agua. El objetivo era  tirar cuanto más alto y lejos el balón mejor y a partir de ahí a luchar.

Que no iba a ser un choque sencillo para el Barakaldo y que iba a sufrir para mantener su fortín a salvo se vio desde el principio ya que anegado césped de Lasesarre que no iba a dejar desarrollar el típico juego del Barakaldo en casa se le unió la lesión fortuita de Ito al intentar disparar a porteria en los compases iniciales, su lugar lo ocupó Buenacasa a la postre héroe del Barakaldo ayer. Esto no hizo más que desconcentrar al equipo, El Caudal se sentía cómodo desde el arranque, estaba bastante mejor  posicionado a la hora de recoger los rechaces, y ahí, en ese tipo de fútbol trabado , el conjunto de Mieres controlaba con soltura la situación. Y así llegamos al minuto 15, un balón largo gran un error en el pase propiciado por el mal estado del terreno de juego provocaba un desajuste en las líneas de retaguardia del Barakaldo que aprovechaba el caudal mediante Iker Alegre para provocar un justo penalti cometido por Txusta. El mismo Iker Alegre era el encargado de lanzar la pena máxima y era ahí donde Txusta portero gualdinegro con una actuación de mucho mérito se erigía en salvador y metía al Barakaldo otra vez en el partido.

El Caudal se seguía adaptando mejor al estado del césped y con pases largo creaba incertidumbre en la zaga local. Aun así el partido no tenía dueño, se encaminaba al descanso cuando otro fallo en un pase local era aprovechado por el Caudal para hacer un pase largo, el cual tras pararse en un charco le jugaba una mala pasada a Txusta e Iker Alegre casi a puerta vacía enmendaba su fallo del penalti. Era el minuto 44, gol psicológico y mazazo para la parroquia fabril.

El Barakaldo sale con más brío.

El descanso sintió bien al equipo local y con el 0-1 salió empujando desde el principio , siendo Alain en el minuto 45 quien casi llevará el balón a las mallas. El Barakaldo seguía achuchando pero el Caudal se defendía bien y sin demasiados agobios antes las acometidas locales, buscando la ocasión que no llegaba de cerrar el partido. Aitor Larrazabal movió el banquillo e introdujo en el verde a Iru y a Cuerva jugadores que han resultado fundamentales en el partido y bien que lo noto el equipo. 

El Barakaldo siguió intentándolo con casta y coraje y buscaba la igualada. Se acercaban los minutos finales , esos minutos que tantos puntos han quitado al Barakaldo esta temporada cuando Sergio Buenacasa de manera magistral bajaba el balón y de forma inverosímil se iba de los defensas batiendo por bajo a Borja Prieto. Era el minuto 81 y la parroquia local soñaba con la remontada, cuando Alberto Oca , todo un especialista en estas lides ponía un balon perfecto para quien sino el bueno de Sergio Buenacasa hacia el 2-1 en el minuto 89 desatando la locura en las gradas de Lasesarre.

No hubo tiempo para más , un buen Caudal moría en la orilla después de remar durante todo el partido y el Barakaldo se llevaba 3 puntos que tal y como se había puesto el partido era muy difícil de conseguir , algo que el equipo ha tenido la capacidad de hacer.

BUENACASA 3 PUNTOS
TXUSTA 2 PUNTOS
IKER ALEGRE 1 PUNTO

VAVEL Logo