Ernesto Valverde: "Me costó adaptarme a la rutinas del equipo"
Ernesto Valverde en un partido esta temporada | Foto: Ernesto Aradilla - VAVEL

El año no podría haber finalizado de mejor manera para un FC Barcelona que aspira a todo. Una victoria en el Bernabéu contra el Real Madrid que solo reafirma lo que se está viendo desde el inicio de la Liga. El conjunto dirigido por Ernesto Valverde ha empezado el curso y finalizado el año como un tiro; primeros de la Liga con diferencia, primeros de la fase de grupos de la Liga de Campeones y clasificados para los octavos de Copa del Rey. “Nuestra intención siempre es ganar, ir a por el partido desde el comienzo”, afirma. Valverde sabía dónde aterrizaba y se ha encontrado un equipo “orientado a la competición”. “Son jugadores ganadores y competitivos, y se nota”, recalca el preparador azulgrana en la entrevista que ha concedido a los medios del Club, donde ha hecho balance de la situación actual en el FC Barcelona.

La dura travesía hacia el éxito

El técnico azulgrana ha querido hacer hincapié en este año que comienza. Hay que dejar atrás las alegrías para seguir con la concentración. Pese a ello, es consciente del buen trabajo del equipo y durante este parón ha tenido tiempo de echar la vista atrás. La temporada empezó con aura pesimista en torno al FC "El adiós de Neymar fue un momento difícil" Barcelona. La marcha de Neymar y la derrota en Supercopa dejó tocado a un equipo que necesitaba arrancar bien. Valverde vivió esos momentos de incertidumbre de primera mano y reconoce que “el adiós de Neymar fue un momento complicado por la sensación que se generó”. Finalmente, se acabó de rematar con la desilusión en la Supercopa, ya que se empezó a generar una "sensación pesimista alrededor del equipo”, afirma el extremeño.

El 'txingurri' Valverde en el trasncurso del FC Barcelona - Celta esta temporada | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
El 'txingurri' Valverde en el trasncurso del FC Barcelona - Celta esta temporada | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Valverde lo tenía claro: “A los equipos se les mide en la adversidad”. Era el momento de revertir la dinámica y empezar algo grande. El equipo se rehizo y ahora ya son 25 partidos sin perder, equipo más goleador, menos goleado y líder de la Liga a nueve puntos del Atlético, 11 del Valencia y 14 del Real Madrid. “Dichas así de corrido impresionan”, reía Ernesto Valverde. Sin embargo, el técnico asegura: “Somos partidarios de analizar el juego para que los resultados caigan de "Las cifras impresionan, pero hablan del pasado. Ahora tenemos que hablar del futuro" nuestra parte”. Y añade: "Estas cifras dicen mucho de esa capacidad de reacción y superar las adversidades que nos hemos encontrado". Ahora bien, “hablan del pasado, ahora tenemos que hablar del futuro”, sentencia el ‘txingurri’.

En este sentido valora estos seis meses al frente del banquillo culé con alegría: “Estamos contentos porque hemos conseguido ser un poco más optimistas”. “Tener golpes de estos y que el equipo los vaya superando es positivo. Es como remontar un partido. Por ello le doy mucha importancia al partido del Getafe. Esas pequeñas cosas "No podemos especular. Que los rivales vean que no fallamos, desgasta" siempre te ayudan”, expresa el técnico. Finalmente, recalca: "No podemos especular en que tenemos nueve, 11 o 14 puntos de ventaja. Lo que tenemos que hacer es que los rivales vean que nosotros no fallamos porque eso es lo que desgasta".

Los momentos clave como entrenador

"Le doy mucha importancia al partido del Getafe" En este sentido, Valverde ha puntualizado dos momentos clave esta temporada, uno de ellos considerado una "adversidad". El primero fue el inicio de la fase de grupos de la Champions contra la Juventus, mientras que el segundo fue la remontada en el campo del Getafe. Y es que ambos partidos marcaban un poco lo que iba a ser el devenir del equipo en sendas competiciones, pues el partido y primera victoria en Champions contra el verdugo del curso pasado sirvió como inicio del buen juego y resultados, mientras que la remontada en Liga fue un punto de inflexión para “coger confianza” y seguir ganando.

El conjunto azulgrana celebrando la victoria ante el Real Madrid en el Bernabéu | Foto: Daniel Nieto - VAVEL
El conjunto azulgrana celebrando la victoria ante el Real Madrid en el Bernabéu | Foto: Daniel Nieto - VAVEL

Ahora bien, San Mamés, El Pireo y el Bernabéu también han marcado, en el ámbito emotivo, a Ernesto Valverde. “El partido de San Mamés fue el más difícil emotivamente. Era un partido en el que íbamos a sufrir y teníamos que estar bien”, explica el técnico. Sin embargo, si tuviera que elegir entre su retorno a Bilbao, a Grecia o su visita al feudo blanco, Valverde es claro: “Me quedo con la victoria en el Bernabéu por lo que significaba después de la Supercopa. Era un partido importante que espero que nos impulse más”. Y es que el partido que cerró el año fue buenísimo, en cuanto a “resultado”, pero también en “sensaciones”, apunta.

Su adaptación al Barça

Solo lleva medio año al mando de un equipo “orientado a la competición”, tal como define él mismo. Tiempo suficiente para darse cuenta que el FC Barcelona es “una continua sorpresa”. “Hay que amoldarse constantemente a las situaciones que puedan surgir”, manifiesta al respecto. Además, reconoce que al principio le costó adaptarse: "No voy a negar que al comienzo tienes que adaptarte a los jugadores, a las formas. Me costó un poco al principio, pero poco a poco lo fuimos solventando".

"Hay que fomentar permanentemente un estilo de juego concreto"En ello influye el hecho que cada equipo es distinto: “Cada equipo es diferente, las dinámicas de grupo son diferentes. Aquí hay un nivel de calidad y un estilo de juego que hay que estar permanentemente fomentándolo”. “A veces, cuando hacemos juego de posición y te dispones a darles una indicación sobre si es mejor jugar por la derecha o la izquierda, hay veces que ellos lo ven antes que yo”, explicaba entre risas haciendo referencia a la calidad del bloque culé.

Cambio de sistema, mismo estilo. Pese a que afirma que el sistema “ayuda” a mantener el estilo, Valverde se ha adaptado a los jugadores y ha ‘impuesto’ un 4-4-2, aunque el propósito sigue siendo el mismo: mantener la posesión y generar ocasiones, jugar en campo rival y marcar goles. Lo que está claro es que, así como el Barça avanza, los rivales también. “Ahora nos conocen mejor. Hace años no se “Tenemos que evolucionar nuestro estilo, pero también en función del rival” presionaba la salida del balón o se hacia un uno contra uno en todo el campo, ahora sí”, relata el preparador. “Hay veces que el rival nos impide jugar. Tenemos que tener recursos para estos momentos”, continua Valverde. Y sentencia: “Tenemos que evolucionar nuestro estilo, pero también en función del rival”.

La lesión de Dembélé

“Es un jugador de un perfil determinado que en ese momento nos faltaba. Su lesión fue una dificultad más añadida a la situación que estábamos viviendo. El hecho de tener una plantilla larga nos ayudó a superarla”, declara respecto a la tempranera lesión del recién fichado Ousmane Dembélé. En referencia a su posición sobre el campo no quiere dar pistas: “Teniendo en cuenta las posiciones que ocupan Messi y Suárez, tendremos que irnos colocando en función de sus características. Lo iremos descubriendo”. Finalmente, sentencia: “Lo veremos pronto”.

El francés Dembélé entró en diciembre en la dinámica de grupo del equipo y su regreso está cerca | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
El francés Dembélé entró en diciembre en la dinámica de grupo del equipo y su regreso está cerca | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Mensaje a todos los azulgranas

"Lo que quiero es que el equipo siga manteniendo esta fe, mejorando día a día con el paso del tiempo y nos gustaría ganarlo todo".

VAVEL Logo