La pizarra: el gran partido de Phillippe Coutinho
Foto: Noelia Déniz - VAVEL

La pizarra: el gran partido de Phillippe Coutinho

Las claves de la victoria del FC Barcelona en La Liga tras el estrepitoso tropiezo en Roma. Phillippe Coutinho, la cara positiva del equipo culé.

sergi-sanchez-perez
Sergi Sánchez Pérez

El conjunto blaugrana, que desplegó un 4-4-2 en el terreno de juego, comenzó con dudas. La ausencia de Rakitic la suplió un Paulinho que ocupó el centro del campo con Busquets e Iniesta. La presión avanzada del equipo valencianista logró desestabilizar a la defensa local en los primeros minutos. 

Firme planteamiento del Valencia CF

Los hombres de Marcelino, también apostaron por su formación habitual (4-4-2) y salieron con todo a por la victoria. La convicción de los visitantes provocó algunos fallos de la zaga azulgrana. Ter Stegen tuvo que sacar varios balones, que venían principalmente de errores en la salida desde atrás del FC Barcelona

Tras varios sustos -la mayoría provenían de las botas de Guedes- los de Valverde comenzaron a encontrar más acomodo en el terreno de juego. El Barça desplegó el ya conocido 4-3-3 en acciones ofensivas, esta vez con Iniesta como interior izquierdo y Coutinho ensanchando la banda derecha, algo menos habitual para el brasileño. 

Jordi Alba contagió a los suyos

El Valencia CF no dio ni un suspiro a su rival. Las internadas del portugués Guedes en el área y sus potentes disparos desde la frontal, fueron una amenaza constante. Sin embargo, los locales se inspiraron con la ambición de Jordi Alba. El de Hospitalet se mostró incansable y determinante en secuencias defensivas y además ejerció prácticamente de extremo en las jugadas ofensivas. 

Genialidad de Coutinho

Aunque el equipo de Valverde dejó muchos espacios a la espalda de Busquets, los ché no consiguieron plasmarlo con un gol que bien podría haber cambiado el rumbo del encuentro. Cuando los locales lograron controlar el ritmo, las botas de Phillippe Coutinho le brindaron a Luis Suárez un gol en bandeja. Un pase al espacio que remató el uruguayo a placer, infiltrándose entre los centrales (1-0). 

Kondogbia, que vio amarilla en el minuto 11, no pudo contener a los centrocampistas rivales por temor a ser expulsado. El francés era a priori el encargado de destruir el toque del Barça. 

El Barça mermó al Valencia 

Los hombres de Marcelino se vieron abocados a dar unos pasitos atrás en la presión, sobretodo en el segundo tiempo donde los azulgrana, con un gol de diferencia en el marcador, se sintieron más confiados. Cabe destacar el trabajo de Paulinho, que jugó los noventa minutos y cumplió con creces en sus tareas. Asociándose con Busquets para darle salidas al esférico y uniéndose al ataque cuando fue preciso. 

Coutinho, preciso en todas sus intervenciones, centró un saque de esquina que cabeceó e introdujo en la portería Samuel Umtiti. El 2-0 era insalvable, pero los visitantes persistieron -acabaron con 17 tiros, seis de ellos entre los tres palos- y encontraron la recompensa. 

Cambios intrascendentes

Valverde dio entrada a DenisDembélé y Semedo. Las sustituciones, todas en la recta final del encuentro, no favorecieron al equipo local. Dembélé salió en el 84' y pocos segundos más tarde provocó penalti, que transformaría Parejo para darle morbo al encuentro. Denis pudo rematar la contienda en el mano a mano que tuvo ante Neto pero el arquero respondió atajando el balón. Semedo apenas participó, siendo el último cambio en el añadido. 

Marcelino, impasible en sus cambios

El entrenador del Valencia no tocó el esquema principal del 4-4-2 y no dio alternativas, cambiando jugadores posición por posición. El gol en el 87' de Dani Parejo -penalti provocado por Dembélé- llegó muy tarde. ViettoZaza y Pereira no cambiaron la dinámica y el técnico no varió en demasía el juego. Aprovechar los errores blaugrana y salir a la contra fueron las consignas en los noventa minutos, que finalmente acabaron dándole el triunfo al FC Barcelona por 2-1

VAVEL Logo