Análisis del rival: Málaga, directo a Segunda División

El conjunto boquerón se enfrentará al Real Madrid el próximo domingo con una situación que dista de ser la que se merece el conjunto andaluz.

Análisis del rival: Málaga, directo a Segunda División
Once del Málaga contra el Real Madrid en la ida liguera. Foto: Daniel Nieto - VAVEL

A cuatro puntos de la segunda posición, el Real Madrid luchará una jornada más por tres puntos que le acerquen a ese objetivo. El rival de este fin de semana será nada más y nada menos que el colista, el Málaga C.F. Los andaluces han llegado a final de temporada metidos en un agujero del que no salen, un agujero que les conducirá al descenso. Repasamos cuál es la actualidad del equipo blanquiazul

Un desastre liguero

Nostálgicos quedan ahora los aficionados que recuerdan ese EuroMálaga de hace unos años con figuras como Isco, Joaquín y Ruud Van Nistelrooy. El panorama del Málaga es completamente distinto al de esos gloriosos años. El conjunto que dirigía Míchel y que ahora está a las órdenes de José Manuel González no parece levantar cabeza y va camino de la Segunda División, ya que se encuentra a catorce puntos de la salvación.

Con tan solo 17 puntos logrados, sería algo más que un milagro la permanencia malagueña en la élite del fútbol español. El técnico madridista calificaba así a su rival: “Es un Málaga que va último y a lo mejor no se merece este sitio, viendo partidos del Málaga me sorprende la posición que ocupa”. El juego boquerón no es del todo malo, pero su mala gestión y concentración les ha llevado a la ruina.

Imágenes del Real Madrid-Málaga de la ida liguera. Foto: Daniel Nieto . VAVEL

En cuanto a las estadísticas, el Málaga refleja bien los números de un último clasificado. Con 31 jornadas disputadas, ha perdido 22 partidos (nueve en casa y trece fuera), habiendo encajado un total de 48 goles. Por otro lado, suma 19 goles a favor en la competición con Diego Rolan y Gonzalo Castro como máximos goleadores del equipo blanquiazul (cuatro goles cada uno).

Un tema que ha generado debate ha sido la historia del portero, Roberto. Su cesión al plantel boquerón se daba casi como un fichaje, ya que el club pagaría su ficha en el caso de permanecer en Primera División. Sin embargo, viendo la situación del club, su decisión está tomada: "Es una realidad que si el equipo no consigue su objetivo yo tengo que volver al equipo en el que estaba, pero eso lo pensaré cuando termine la competición". El portero español ha logrado mantener la puerta a cero en cinco ocasiones esta temporada, pero la defensa de la portería no depende solo del arquero.

En Copa, más de lo mismo

Aún recuerdan los malagueños ese octubre en el que ya se empezaba a ver la caída de sus jugadores. El ente blanquiazul debía enfrentarse al Numancia para pasar a la siguiente ronda de la Copa del Rey. En la ida, los numantinos consiguieron imponerse por dos goles a uno y en la vuelta, el equipo de Primera División no pasó del empate a uno y fue el primero de la máxima competición en caer en el torneo.

Eran muchos los aficionados que no le dieron importancia a la eliminación ya que es un trofeo al que dicen no poder aspirar y que les podía distraer de La Liga. Lo cierto es que al club le dolió bastante esa temprana caída que pudo ser algo premonitoria para los meses siguientes.

Un duelo pobre en lo deportivo

Siendo realistas, los aficionados boquerones están con muy bajos ánimos. Ven imposible la salvación y poco tienen que hacer contra un Real Madrid que busca la segunda posición como agua de mayo. Aunque no saque a todos sus habituales, Zidane va a por los tres puntos y tiene bastantes más posibilidades que el Málaga de sacar algo positivo esta jornada. La lógica dice que ganará el Madrid, pero está claro que el fútbol es impredecible.