El Bilbao Athletic se impone con comodidad a un flojo Burgos

Partido cómodo para el Athletic en Lezama a costa de un débil Burgos que no ha puesto en muchos apuros al conjunto rojiblanco.

El Bilbao Athletic se impone con comodidad a un flojo Burgos
El Bilbao Athletic justo vencedor ante el Burgos. (Foto: fuente propia)
Bilbao Athletic
3 1
Burgos
Bilbao Athletic: UNAI SIMÓN; SILLERO, lÓPEZ, GORKA PÉREZ, UNAI BILBAO; UNDABARRENA (NOLASKOAIN, MIN. 56), TARSI; LARRAZABAL (IÑIGO VICENTE, MIN. 56), GURUZETA, MUÑOZ, BENITO (DOPI, MIN. 76).
Burgos: SAIZAR; ENEKO, CANTERO, BORDA, JULIO RICO; DAVID MARTIN, BEOBIDE (BLÁZQUEZ, MIN. 79), CUSI, ADRIÁN CRUZ; IKER HERNÁNDEZ, ADRIÁN HERNÁNDEZ.
MARCADOR: 1-0, MIN. 3, BEOBIDE (PP). 1-1, MIN 40, ADRIÁN HERNÁNDEZ. 2-1, MIN. 60, BENITO. 3-1, MIN. 91, GURUZETA
ÁRBITRO: HUGO JOSÉ LÓPEZ (COMITÉ MADRILEÑO). AMONESTÓ A UNAI BILBAO (MIN. 25), UNDABARRENA (MIN. 41), PÉREZ (MIN. 53), BORDA (MIN.67), LÓPEZ (MIN. 69) Y ENEKO (MIN. 87).
INCIDENCIAS: DUELO CORRESPONDIENTE A LA TRIGÉSIMO CUARTA JORNADA DEL GRUPO II DE SEGUNDA B, ENTRE BILBAO ATHLETIC Y BURGOS, DISPUTADO EN LEZAMA.

16.30h. Tarde soleada en Lezama. Algo menos de un centenar de aficionados burgaleses se acercaban hasta la localidad vizcaína para apoyar a su equipo y disfrutar de una bonita tarde de fútbol. El partido era vital para los locales, metidos de lleno en la pelea por el play-off y sin margen de error. Los castellano-leoneses llegaban en mitad de tabla con la única esperanza de que aún podían meterse en la próxima Copa del Rey, pero exceptuando eso, los de Menéndez no se jugaban prácticamente nada. Y así se vio reflejado en el transcurso del partido.

Gol tempranero

El encuentro comenzaba con la sorprendente ausencia en el once del jugador local Peru Nolaskoain. El gipuzkoarra había disputado todos los partidos hasta el momento, exceptuando la pasada jornada ante el Amorebieta, debido a que cumplía sanción por acumulación de tarjetas. El colegiado madrileño señalaba el pitido inicial y para desgracia de los que llegaban tarde a las instalaciones de Lezama, Beobide introducía el balón en su portería sin dar tiempo apenas de tomar asiento. Undabarrena servía un saque de esquina desde la banda izquierda y después de que Saizar rozase el balón, éste rebotaba en la pierna de Beobide y se colaba al fondo de la red. Era el minuto 3 y el filial ya iba por delante. El Bilbao Athletic imponía su juego en los primeros compases de la primera parte, merced al poco ritmo con el que había salido el Burgos. Los hoy vestidos de amarillo, no presionaban arriba la salida de balón de los cachorros, permitiendo mover el esférico de lado a lado. Apenas disfrutaban de posesión los visitantes, pues cuando tenían el balón, sucedían equivocaciones en los pases y los locales recuperaban pronto la pelota.

La primera ocasión del Burgos llegaba a la media hora de juego, cuando Simón fallaba en la entrega y Adrián Cruz recogía el balón en banda derecha, se internaba en el área pero su centro raso no encontraba rematador gracias a la intercepción de la defensa. Poco a poco, los de Menéndez iban llegando arriba pero no eran capaces de culminar las jugadas, y siempre retrocedían el esférico hacia la defensa, sin querer arriesgar en ataque. Guruzeta iba a tener la ocasión más clara tras el tempranero gol. Muñoz centraba desde la izquierda, y Guruzeta dentro del área chica y con el interior mandaba el balón al palo derecho de la portería defendida por Saizar, quien cogía el rechace. En la jugada posterior, el Burgos provocaba una falta al borde del área. Adrián Hernández lanzaba y tras golpear en el palo enviaba el balón al fondo de las mallas. Tiro directo que se colaba por el palo de Unai Simón, quien hizo la estatua viendo cómo el esférico entraba en su portería. Se llegaba al descanso con el 1-1 en el marcador y con una leve mejoría de los visitantes, que después del tanto realizaron un mejor juego.

Segunda parte de más fútbol

Los segundos 45 minutos comenzaban con unos minutos de retraso. Los visitantes se hacían de rogar en el terreno de juego. A los cinco minutos, Julio Rico se elevaba por encima de todos en el área para rematar una falta lateral pero su remate se marchó fuera por poco, pudo ser el 1-2. Llegados al cuarto de hora, Borda despejaba mal un balón que se convertía en un pase para Iñigo Vicente, quien aprovechaba para mandar el esférico al hueco para Benito, que remataba por bajo ante Saizar haciendo el 2-1. Cinco minutos más tarde el Burgos tuvo la oportunidad de hacer lo que posiblemente sería el gol de la jornada. Adrián Hernández recibía de espaldas en campo propio, se deshacía de la presión de un taconazo que recibía Adrian Cruz. Éste, cedía de espuela pasando el balón entre las piernas de Tarsi. El balón lo recogía David Martín en mediocampo, quien después de recorrer en diagonal toda la mitad del campo del Bilbao Athletic, asistía a Eneko dentro del área, que sólo ante Simón, no pudo superar al guardameta local. Sin duda, una de las mejores jugadas del encuentro. 

Si bien el Burgos pudo hacer el gol de la jornada, Saizar pudo hacer la pifia de la jornada. Al arquero visitante se le escapaba de las manos un balón que caía del cielo y ahí estaba el recién incorporado Dopi para aprovechar el fallo del portero, que pudo redimirse de su error parando los dos tiros del atacante rojiblanco. Se iban notando de nuevo las imprecisiones del Burgos, esta vez iba a ser el recién incorporado Blázquez quien perdía el balón en el medio campo, Guruzeta se aprovechaba del error y tras una jugada en solitario llegaba a la frontal del área rival pero su tiro era rechazado por Saizar, realizando una buena intervención. El encuentro llegaba a su fin y el Burgos no conseguía neutralizar el marcador. El colegiado añadía tres minutos de prolongación, y en el primer minuto del tiempo añadido, Muñoz mandaba un gran pase diagonal a la espalda de la defensa burgalesa. Guruzeta quedaba sólo ante Saizar, y aprovechando el bote del balón, empalaba el esférico al fondo de las redes ante la salida del portero visitante, 3-1 y final del partido. 

Próxima jornada

Tres puntos bien trabajados del Bilbao Athletic que supo impedir al Burgos la creación del juego. Una victoria muy valiosa que sirve para dormir en ese 4º puesto que tanto ansían los cachorros, a espera de lo que haga el Racing en su encuentro. El siguiente fin de semana los de Garitano visitarán Mieres, para enfrentarse a un descendido Caudal. Oportunidad de oro para llevarse los tres puntos ante un equipo que ya no tiene nada más que jugarse que su propio orgullo. 

Por su parte el Burgos, se va de manos vacías de Lezama tras un flojo partido. Los de Menéndez recibirán el próximo fin de semana al CD Vitoria en El Plantío. Los burgaleses deben apurar las pocas opciones que tienen para clasificarse para la próxima edición de la Copa del Rey.