El regreso a Lyon

El regreso a Lyon

El Atlético de Madrid vuelve a la ciudad francesa con el recuerdo de la final de 1986 en la cabeza.

yaiza-jg
Yaiza Justo

Los atléticos más jóvenes se han acostumbrado a ver a su equipo ganar y disputar finales, sobre todo europeas, con cinco en ocho años. Este año, esos ojos podrían volver a soltar lágrimas de alegría porque el Atlético vuelve a disputar una final continental en Lyon. Para ellos es una final más, pero para los más mayores no es una final cualquiera. Para ellos, oír Lyon es sinónimo de pesadilla. 

Lyon 1986

Desde que el cuadro rojiblanco recaló en la Europa League, los abuelos, bisabuelos e incluso algunos padres  de estos ‘nuevos’ rojiblancos, han hecho memoria contando 32 años para atrás y han recordado aquella final de la Recopa ante el Dinamo de Kiev donde encajaron tres goles que le privaron de sumar un nuevo trofeo a sus vitrinas.

Desde entonces, las cosas han cambiado mucho. Comenzando por el equipo, dirigido por Luis Aragonés, que llegó a esta última ronda de este torneo europeo. Por aquella época, eso de tener muchas estrellas no se veía. Aquel Atlético estaba plagado de canteranos, lo que dio más mérito a la situación, que el equipo del Manzanares alcanzase aquella final en la que fue superado totalmente por un conjunto que era la base de la selección soviética. Cierto es que no es el mismo estadio. En 1986 el escenario fue en Gerland y no en el Parc OL, donde será este año, pero el guiño es evidente.

Oleg Blokhin trata de superar la entrada de Julio Prieto Foto: Getty
Oleg Blokhin trata de superar la entrada de Julio Prieto Foto: Getty

Los 11 de la Recopa

Ubaldo Fillol, Tomás Reñones, Juan Carlos Arteche, Miguel Ángel Ruiz, Clemente Villaverde, Julio Prieto, Quique Ramos, Roberto Simón Marina, Jesús Landáburu, Luis Mario Cabrera, Jorge Da Silva fueron los 11 futbolistas que salieron a poner el nombre del Atleti en lo más alto de Europa. 

Curiosamente, dos de de ellos revivirán, de cierta manera, aquella final. Clemente Villaverde, lateral izquierdo en aquella cita ante el Dinamo y hoy gerente del club, cargo que ostenta desde hace muchos años. El otro, Miguel Ángel Ruiz, central del Atlético durante muchas campañas que en la actualidad es director de la Academia rojiblanca. 

A estos hay que añadirles a Pedro Pablo, delegado del cuadro colchonero y que será el único que este miércoles estará en el césped del Stade de Lyon. Si bien no tuvo minutos ese 2 de mayo, sí formaba parte de la plantilla. 

El Atleti de Aragonés

El 'sabio' de Hortaleza era el capitán de aquel equipo y sabía de la dureza de ese Dinamo de Kiev. Alguno jugadores de entonces han recordado aquel mal momento y hablar sobre Luis. 

Luis, un adelantado

"Luis intentó motivarnos, pero era muy complicado; tenían mucho potencial y eran muy superiores a nosotros", comenta Landáburu.

"Cuando vio los vídeos se dio cuenta del potencial que tenía ese equipo. Aragonés siempre era un gran motivador, nos decía que nadie estaba por encima de nosotros, que éramos un equipo fuerte y lo que siempre solía decir de los equipos del Este, que no tenían intuición, que no tenían imaginación... Lo que se decía siempre de esta gente, que no es cierto, pero que te lo hace creer cuando tienes 24 ó 25 años para que salgas y te creas mejor", dice Marina.

Otro integrante, Miguel Ángel Ruiz lo tiene claro en ese sentido. "No había un conocimiento del fútbol internacional como el de ahora, pero Luis fue un adelantado a su tiempo. Preparaba los partidos de forma espectacular, aunque siempre terminaba diciendo 'pero lo importante son ustedes y vamos a hacer esto, esto y esto...", comentaba. 

Juan Carlos Arteche, era el líder moral y espiritual de aquel Atlético de cantera. El cántabro siempre reconoció que nunca se había enfrentado a un rival tan cualificado táctica, técnica y físicamente. 

El Atleti de hoy

El que fuera el delantero de referencia frente al Dinamo, Jorge Da Silva, ha hablado del Atleti del Cholo. "Es otro Atlético, un plantel con gran experiencia en los últimos años en todas las competiciones a nivel local y a nivel europeo, que llega muy fortalecido. El Atlético es el gran favorito, más allá de que el Marsella sea como quien dice local. Futbolísticamente está por encima, pero son 90 minutos y hay que pelearlo", declaró el uruguayo. 

Honor a aquellos 20.000

Ya se sabe que el Atlético es un club muy ligado a mostrar tifos, mosaicos, pancartas...En el Parc OL no van a ser menos. Cuando ambos equipos salten al césped del estadio lionés, instantes antes de las 20:45, los más de diez mil aficionados rojiblancos, situados en el fondo norte y el lateral este, desplegarán un mosaico que recordará a aquellos desplazados, más de 20.000, que se volcaron con el Atleti en la final, tras no pisar una europea desde la de la Copa de Europa de 1974. 

Aficionados atléticos en la grada del Gerlan Foto: Getty images
Aficionados atléticos en la grada del Gerlan Foto: Getty images

Una segunda oportunidad

Esos 20.000 inundaron el suelo francés con lágrimas. Pero la vida siempre guarda segundas oportunidades. Seguramente muchos de ellos ya no están en este mundo. Pero todos, estén donde estén, quieren sacarse aquella espinita y transformar aquellas lágrimas en risas. ​

32 años después de aquella fatídica noche, el Atlético y los atléticos vuelven a Lyon para reivindicar a sus antecesores y levantar ese título que se les negó aquel 2 de mayo. Ahora las circunstancias han cambiado, a diferencia de ese día, no habrá tantas bufandas, banderas y camisetas pero esta vez el Atlético sí parte como favorito.

Lo que si está claro es una cosa: el sentimiento rojiblanco estará presente y el deseo por levantar la Copa es más fuerte si cabe. El recuerdo de 1986, los aficionados desplazados, despedir a su 'Niño' con un título...¿algún motivo más para que la Europa League viaje a Madrid? La fe y la ilusión es la bandera de los rojiblancos. 

VAVEL Logo