España en EE. UU. 1994: maldiciones, injusticias y codazos
España en E.E.U.U. 1994: maldiciones, injusticias y codazos. | Motaje: Santiago Arxé Carbona (VAVEL)

España en EE. UU. 1994: maldiciones, injusticias y codazos

Estados Unidos 1994 fue un Mundial de época. La selección española escribió en él un capítulo más de su leyenda negra y dejó imágenes que todavía no se olvidan.

asier-cosgaya
Asier Cosgaya

El Mundial de Estados Unidos marcó una época y dio mucho que hablar: la victoria de la final en penaltis por Brasil; la llegada del Mundial de fútbol a la capital económica del globo, con lo que supuso para las marcas de ropa deportiva; el asesinato de Andrés Escobar

No obstante, para el imaginario colectivo español solo hay una relación posible con este Mundial: el codazo de Tassotti a Luis Enrique.

Con  Javier Clemente como entrenador, la selección se fue renovando, apareciendo así nuevos nombres como los de Guerrero, Alkorta, Luis Enrique o Guardiola.  España se clasificó por quinta vez consecutiva para el Mundial y fue encuadrada en un grupo junto a  Corea del Sur, la Alemania recientemente reunificada y Bolivia. Gracias a dos empates y una victoria, ante Bolivia, los pupilos del rubio de Barakaldo lograron el segundo puesto del grupo y la clasificación para octavos de final.

Once de España ante Bolivia. Arriba: Salinas, Zubizarreta, Voro, Caminero, Abelardo y Guardiola. Abajo: Goikoetxea, Barjuán, Ferrer, Miñambres y Guerrero. | Fuente: MARCA
Once de España ante Bolivia. Arriba: Salinas, Zubizarreta, Voro, Caminero, Abelardo y Guardiola. Abajo: Goikoetxea, Barjuán, Ferrer, Miñambres y Guerrero. | Fuente: MARCA

En octavos la Roja se enfrentó a Suiza, que no llegó a plantearle peligro. Los españoles vencieron con un holgado resultado de tres goles a cero (3-0).  Sin embargo, el rival de cuartos sería más correoso.

60 años después, unos cuartos de final del Mundial volvían a enfrentar a España e Italia. Esta vez sin Mussolini en el poder y en un terreno neutral, pero de nuevo con polémica.

El partido se presentaba intenso y así fue. Baggio abrió el marcador en la primera parte, pero en el minuto 60 José Luis Caminero marcó el gol del empate. Entonces, España se lanzó al ataque con la intención de lograr un tanto antes de la prórroga. Tuvo oportunidades para ello, sobre todo el clamoroso mano a mano del que dispuso Julio Salinas contra el portero italiano y que, a pesar de levantar a media España del sofá, no fue capaz de convertir.

Sin embargo, Italia no se mostró tan magnánima. En el minuto 88, tras un contraataque y un regate a Andoni Zubizarreta, Roberto Baggio marcó su segundo gol en el partido, que daría la victoria y el pase a semifinales a Italia.

Pero el partido no había acabado. Aunque quedase poco, España siguió intentándolo. Entonces, en un centro al área italiana y sin balón de por medio, el italiano Tassotti propinó un claro codazo en la cara a Luis Enrique. El asturiano, con el rostro ensangrentado, no se podía creer que el árbitro no lo hubiera visto.

Luis Enrique, con Fernando Hierro a su lado, muestra la prueba del codazo que recibió al árbitro. | Fuente: EFE
Luis Enrique, con Fernando Hierro a su lado, muestra la prueba del codazo que recibió al árbitro. | Fuente: EFE


El partido acabó, el penalti no fue pitado y Luis Enrique dejó una imagen para el recuerdo. España mereció más, pero se marchó a casa indignada y volvió a quedarse en cuartos.

VAVEL Logo