Un adiós que supone el fin de una etapa floreciente en Europa: cuatro Champions en cinco años
Un adiós que supone el fin de una etapa floreciente en Europa: cuatro Champions en cinco años | Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Un adiós que supone el fin de una etapa floreciente en Europa: cuatro Champions en cinco años

La salida del astro portugués del Santiago Bernabéu supone el fin de una época gloriosa entorno a su figura y el de tantos jugadores que le han acompañado en su gran hacer vestido de blanco. La historia del Real Madrid no gira en torno a un jugador, pero su trayectoria en el club sí pasará a los anales del club.

Alba_lopez
Alba López

En la historia del club de Chamartín han pasado varios grupos de jugadores de primer nivel que han marcado épocas y han dejado huella en las vitrinas y en la memoria de los madridistas: los Di Stéfano, Puskas y Gento, la "Quinta del Buitre", los "Galácticos" o "Zidanes y Pavones" y, finalmente, un grupo de jugadores que llegaron en la segunda aventura de Florentino Pérez como presidente del Real Madrid, formado por jugadores como Cristiano Ronaldo, Benzema, Modric, Isco o Bale, acompañados de otros jugadores que vinieron pocos años antes, Marcelo y el capitán del equipo, Sergio Ramos. Estos son solo algunos de los jugadores de grandes plantillas que han vestido la camiseta blanca estos últimos años de superioridad merengue en Europa, ampliando la diferencia en títulos europeos con equipos como el Bayern de Munich, el Milan, el Liverpool o el FC Barcelona.

La competencia con el FC Barcelona

Los primeros años de Cristiano en Europa con el Real Madrid no fueron sencillos. En Barcelona, Guardiola capitaneaba un equipo único en la historia de los blaugranas, realizando un juego exquisito con jugadores que han tenido un papel fundamental en la selección española ganadora: Xavi, Puyol, Piqué o Andrés Iniesta. Además, los culés enloquecían en torno a un crack que emergía: Leo Messi. El argentino ha sido el referente de un Barcelona ganador, pero el cual no ha conseguido el éxito en Europa que se esperaba, pues en los últimos cinco años, coincidiendo con la madurez futbolística de Messi, el FC Barcelona solo ha levantado una "orejona". 

Temporada tras temporada, los blancos se hicieron más fuertes en Europa, siendo habituales en semifinales hasta que llegó la final de 2014 frente al Atlético de Madrid. En esa final, Ronaldo redondeó desde el punto de penalti el 1-4 definitivo, en una prórroga que llegó gracias al gol en el famoso minuto 93 de Sergio Ramos. En 2015 el máximo título europeo recaló en Barcelona. Y desde 2016, los merengues han conseguido levantar la Champions League en tres ocasiones de manera consecutiva. Algo único en el fútbol moderno. 

Ambos clubes se han hecho mejores estos años gracias a la rivalidad existente. En España y en Europa, los dos equipos siempre han partido como grandes favoritos a llevarse los títulos. Messi y Cristiano, Cristiano y Messi han luchado durante nueve temporadas por todos los títulos a nivel de clubes y a nivel individual, viviendo una de las batallas futbolísticas más bonitas para el espectador que se recuerda. 

El máximo goleador en Europa

Para el Real Madrid la Champions es una obsesión anual. No importa lo que se hizo la temporada anterior, empieza la pretemporada y ya se empieza hablar del objetivo principal: la Copa de Europa. El Real Madrid es un club donde cada año se aspira a conseguir todos los títulos en juego, pero la competición europea siempre ha tenido un "feeling" especial con los blancos.

Tras 12 años en seco del Real Madrid en Europa, el club, liderado por Cristiano, consiguió en 2014 la deseada 'Décima'. En 2014 empezó una época dorada del Real Madrid en el continente. Grandes jugadores pueden decir que han participado en las cuatro Champions ganadas y otros muchos puedes presumir de haber estado en la plantilla de alguna de ellas. Entre ellos, muchos jugadores muy jóvenes como Raphael Varane o Isco. 

Y si hay un jugador elemental en la consecución de esas cuatro Champions es Cristiano Ronaldo. Nadie ha marcado más tantos que él en la Liga de Campeones: 105 tantos (120 en totalcontando sus 15 con el Manchester United). Le siguen Messi con 100 y Raúl González con 71. En la Champions, además, Cristiano tiene el récord de más goles en una temporada (17). Asimismo, ha sido el máximo goleador de la competición en los seis últimos años.

Otro dato destacable en las estadísticas extraterrestres del portugués está el ser el jugador con más partidos seguidos marcando en Champions. Desde la final de la Duodécima y hasta la vuelta de cuartos de final de la 2017-18 ante la Juventus, consiguió marcar durante 11 partidos de manera consecutiva.

Dos penaltis con mismo final

En las dos primeras finales de Champions, Cristiano tuvo un mismo final: sin camiseta y levantando el título. Los goles de Ronaldo en la final de 2014 frente al Atlético de Madrid y en 2016, también frente al Atleti, fueron desde el punto del penalti. El primero puso la guinda final a una prorroga de ensueño y a un resultado abultado, 1-4, que es poco revelador de un encuentro que fue colchonero hasta el fatídico número para los rojiblancos, el minuto 93. El segundo fue el gol definitivo de la tanda de penaltis. Tras el tiro al palo de Juanfran, Cristiano sabía que la Champions dependía de él. Una presión que vuelve loco al portugués. El balón rompió la red de Oblak y la camiseta de Cristiano voló, mostrando al mundo quién es el 'Bicho'.

Contra la Juventus, su mejor final y su mejor gol

Dichoso el destino, Cristiano Ronaldo ha vivido grandes noches frente al hoy su nuevo club. Al luso se le ha dado de maravilla el equipo italiano vestido de blanco. En la final de 2017, el primero de sus goles, a pase de Carvajal, adelantaba a los blancos en el marcador. El segundo, y tercero de los blancos, llegaba a pase de Modric y acercaba la segunda Champions consecutiva para el Real Madrid. 

Además, esta temporada ha firmado un gol para enmarcar. Una diana que bien merece un premio 'Puskas' y todos los piropos futbolísticos posibles. El portugués se elevó al cielo de Turín para fabricar la chilena perfecta. Buffon poco pudo hacer para impedir que ese balón no viera puerta. Por fin, y tras varios intentos fallidos, el 7 consiguió el gol que tanto deseaba y buscaba. Los había metido de todas las maneras posibles y la chilena, que tanto se le resistía, consiguió saliendo, demostrando una vez más la constancia y capacidad de superación del luso.

En Kiev, el protagonista fue Bale... pero también Cristiano

El camino hasta la capital de Ucrania no fue un paseo, sino un exigente camino con cruces de infarto. Primero, el campeón de Francia. Luego, el campeón de Italia. Después, el campeón de Alemania. Y, finalmente, el equipo revelación del año, los ingleses de Liverpool liderados por el egipcio Salah. En Kiev, Benzema y Bale fueron los protagonistas de la noche, cediendo también parte de los focos al portero Karius. Esa noche Cristiano no fue el centro de las cámaras en el terreno de juego, pero sí lo fue al finalizar el encuentro, dejando una bomba que termino haciéndose realidad: el jugador puso fin a su carrera en el Real Madrid. Una época dorada que será recordada por todos los madridistas y también por el portugués.

VAVEL Logo