Hasta luego Lucas, bienvenido de nuevo Víctor
Víctor Fernández en un partido frente al Villareal | FOTO: M. José Segovia

Hasta luego Lucas, bienvenido de nuevo Víctor

La directiva del Real Zaragoza ha decidido tomar la decisión de despedir a Lucas Alcaraz como entrenador de la primera plantilla del club, puesto que ocupará Víctor Fernández. 

jorge-serrano
Jorge Serrano

El Real Zaragoza, en una reunión de urgencia, ha decidido no prescindir de los servicios de Lucas Alcaraz. Tras ocho partidos, el granadino solamente ha conseguido una victoria y dos empates. Para más inri, ese triunfo fue frente al último clasificado en aquel momento. Los resultados han sido esta vez los que han hecho salir al hasta ahora técnico.

Pero este no era el único problema del conjunto blanquillo con el andaluz en el banquillo. El equipo se mostraba apático, prácticamente sin la posibilidad de enlazar tres pases seguidos. Ni con cinco defensas, consiguió Alcaraz dejar la puerta a cero en varias ocasiones.

Ni los jugadores ni la dirección deportiva -que también se encuentra en peligro de destitución- estaban contentos con el fútbol que mostraba el Real Zaragoza. El equipo ofensivamente era un desastre, los delanteros no sabían cómo acudir a la presión…

Se va Lucas, pero alguien tiene que llegar. En este caso el elegido es Víctor Fernández. Seguramente justo lo que necesitaba. Un hombre que conoce al Real Zaragoza, que sabe lo relevante que es el fútbol en la ciudad y lo más importante, que tiene el escudo del conjunto aragonés en el pecho grabado a fuego.

El debut de Víctor en el fútbol profesional como primer entrenador (previamente había sido el segundo de Antic) fue en el Deportivo Aragón en el año 1990. En el año 1991 sustituyó a Ildo Manero como técnico de la primera plantilla de la escuadra blanquilla. Ese mismo año se mantuvo en la Primera División en un play-out contra el Murcia. Sus éxitos llegarían a la siguiente temporada, clasificando al Real Zaragoza en UEFA.

En la temporada 1993-94, el club maño ganó la Copa del Rey frente al Celta en los penaltis, lo que le daba acceso a disputar la Recopa de Europa al año siguiente. Y sí, la ganó. Víctor Fernández fue el entrenador del título más importante de la historia del Zaragoza. Y, por lo tanto, el técnico más importante en la historia de la escuadra aragonesa.

Pero el club de la capital de Ebro se encuentra actualmente en otra batalla. Una mucho más importante: la de la supervivencia. Este partido es de vital importancia. Mucho más diferente que su segunda etapa. Trágica también. Sí. El equipo acabó  en segunda, pero el zaragozano no llegó a terminar la campaña en el banquillo de La Romareda. Pero esto es mucho más. Esta afición no se puede quedar huérfana. Y Víctor lo sabe. Vuelve a su ciudad. Esta vez en una posición diferente. Se arriesga por la entidad. Vuelve a salvar a su club. Ojalá más como Víctor.

VAVEL Logo
CHAT