Los errores condenan al Oviedo
Viernes negro para el Real Oviedo | Imagen: LaLiga 1|2|3

Los errores condenan al Oviedo

El Real Oviedo se queda sin sumar por primera vez en las últimas cuatro jornadas ante una de las bestias negras del club carbayón.

marcos-granda
Marcos Granda
Real ZaragozaC. ÁLVAREZ; DEIMÁS, D. VERDASCA, GUITIÁN, LASURE; EGUARAS, A. ZAPATER, POMBO, J. IGBEKEME; A. VÁZQUEZ, G. PAPUNASVILI
Real OviedoN. CHAMPAGNE; D. JOHANNESSON; C. HERNÁNDEZ, O. ALANÍS, BOLAÑO, J. HERNÁNDEZ; R. FOLCH, S. TEJERA, Y. BÁRCENAS, MOSSA; JOSELU.
MARCADOR1-0, MIN. 76, A. VÁZQUEZ. 2-0, MIN. 90, A. VÁZQUEZ.
INCIDENCIASENCUENTRO CORRESPONDIENTE A LA JORNADA 23 DE LA LIGA 1|2|3 ENTRE REAL ZARAGOZA Y REAL OVIEDO, DISPUTADO EN EL ESTADIO LA ROMAREDA ANTE 17.700 ESPECTADORES

El Real Oviedo se fue de vacío de Zaragoza en un encuentro en el que las bajas, el poco tiempo de descanso y los errores (uno arbitral, de Anquela y de Alanís) condenaron al conjunto de la capital asturiana.

Control en defensa

Aunque al Real Oviedo de esta temporada le guste apoderarse de la pelota y jugar con ella, el planteamiento del Real Zaragoza para este encuentro fue muy ofensivo, acumulando gran cantidad de jugadores en campo rival (hasta ocho) y sin dejar que los asturianos pudiesen disfrutar de la posesión. El único problema para el equipo aragonés fue el escaso acierto que tuvieron de cara a puerta en los primeros 75 minutos de partido, ya que en las pocas ocasiones con las que contaron que no fueran desbaratadas por el portero o defensa, los delanteros zaragozanos erraron en exceso.

Sin embargo, este estilo de juego abocaba al Real Oviedo a un posible fracaso por la falta de energía. Carlos Martínez, que se suponía titular tras su gran partido ante el Extremadura la pasada semana (bueno, esta misma semana, ya que el conjunto asturiano jugó lunes y viernes), se cayó de la convocatoria a escasos minutos de empezar por atravesar un proceso vírico que probablemente le tenga sin entrenar varios días de la próxima semana. Su falta obligó a Mossa a jugar de extremo, una posición que no es la suya, y en la que no se siente especialmente cómodo, e hizo que Javi Hernández tuviese un mayor recorrido al jugar de carrilero, algo que en ataque beneficia a los azules, pero que cansa en exceso al joven futbolista jerezano. Además, en el banquillo no había apenas opciones, especialmente para la defensa, por lo que la carga de partidos (tan solo cuatro días de descanso entre ambos encuentros y dos viajes bastante largos) se hizo notar en cuanto el estado anímico del Real Oviedo decayó, concediendo dos tantos en apenas 15 minutos en un partido que parecía dirigido al empate sin goles.

Parada de Cristian Fernández al penalti | Imagen: LaLiga 1|2|3
Parada de Cristian Fernández al penalti | Imagen: LaLiga 1|2|3

Las malas decisiones lastraron a los carbayones

Fue un partido de malas decisiones. Ahí estuvo la clave. En el minuto 61, Yoel Bárcenas fue derribado claramente en el área por Eguaras, lo que permitió al conjunto ovetense disfrutar de su segundo penalti de la temporada. En el primero, Joselu fue el lanzador, pero erró el lanzamiento, aunque Bárcenas estuvo listo para recoger el rechace y entregárselo al andaluz para anotar el definitivo tanto de la victoria ante el Reus. Con Anquela, si se falla desde la pena máxima no se vuelve a tirar, y en este caso Joselu se quedó fuera de la lucha por el esférico, siendo entonces el central Oswaldo Alanís el encargado de tomarla. Es cierto que el mexicano lanza muchos penaltis y con una elevada calidad, ya se le ha visto en anteriores ocasiones, pero en el encuentro ante el Zaragoza estuvo especialmente impreciso con los pases, haciendo ver que quizás no era su mejor día como para tirar un penalti. Posteriormente, aunque hizo un buen lanzamiento, escogió mal el lugar, ya que la puso exactamente al sitio al que se tiró el guardameta Cristian Fernández, siendo capaz de detener el esférico y, además, atraparlo antes de dar pie a cualquier tipo de rechace.

Este evento descentró al equipo, que al verse acosado continuamente por el rival, y desaprovechar la única gran ocasión para marcar, comenzó a echarse más y más atrás. La siguiente mala decisión que condenó a los azules, fue del colegiado del encuentro, Jorge Figueroa Vázquez, aunque su fallo viene de un error de Diegui Johannesson. El hispano-islandés realizó un horrible despeje a un balón largo, que rebotó en un atacante del Zaragoza, quedándole el balón franco a Álvaro Vázquez en la banda, que solo tuvo que avanzar unos metros y batir a un Nereo Champagne ya vencido. Sin embargo, en la repetición, se ve que el ariete zaragozano está en fuera de juego, aunque su señalización era difícil de apreciar, ya que el balón sale rebotado de un horrible despeje de Diegui, y es muy probable que el asistente de banda no fuese capaz de ver ese rechace, creyendo que la pelota venía del canterano del Oviedo, y que por lo tanto no había posición antirreglamentaria por no ser un envío entre jugadores del mismo conjunto.

Finalmente, Juan Antonio Anquela, tras el error desde la pena máxima de Alanís, se vio tan perdido como sus jugadores. El técnico del Real Oviedo tardó 80 minutos en realizar el primer cambio del encuentro, y aunque las opciones en el banquillo no son abundantes, dejó a Richard Boateng y Javi Muñoz echando raíces en los asientos de la Romareda. Con tan solo diez minutos de tiempo, entró un Toché que sigue demostrando que no está en forma para jugar en un equipo de Segunda División, y la siguiente sustitución solo la hizo tras el segundo y espectacular gol de Álvaro Vázquez, en el minuto 90, y con nada que decidirse ya. Se quedó sin hacer una sustitución a pesar de ir perdiendo, y eso es algo que en La Liga 1|2|3 no se puede perdonar, menos aún si tu equipo es el que menos tiempo ha tenido para descansar esa semana por una horrible planificación de horarios.

Rostros de decepción en el Real Oviedo | Imagen: LaLiga 1|2|3
Rostros de decepción en el Real Oviedo | Imagen: LaLiga 1|2|3

Se termina la racha inmaculada de 2019 de la peor manera posible, y los puestos de playoffs vuelven a alejarse tras un viernes para olvidar en la capital del Principado de Asturias.

VAVEL Logo