Nacho es el “one club man” del Madrid
Nacho celebrando un gol con el Madrid. Fuente: EFE

Han pasado más de 6000 días desde que Nacho Fernández llegara a la cantera del Real Madrid. Desde entonces hasta hoy no ha vestido otra camiseta de un club que no sea el de Concha Espina, siendo así el único jugador de la actual plantilla que solo ha vestido la blanca madridista. Este tipo de jugadores son conocidos como One Club Man, entre los que se encuentran Francesco Totti, Carles Puyol, Paolo Maldini o el propio Manolo Sanchís.

Llegada a la Casa Blanca

José Ignacio Fernández Iglesias, alías Nacho, llegó al Real Madrid procedente del equipo de su barrio, la Agrupación Deportiva Complutense de Alcalá, lo hizo en septiembre del 2001, Nacho entró en el alevín A del Real Madrid, así hasta llegar al Castilla, pasó por los infantiles, cadetes y juveniles.

Paso por el Castilla

En la temporada 2008/2009 Nacho se empezó a colar con el Real Madrid Castilla, por aquel entonces entrenado por el técnico del primer equipo y actual técnico del Sevilla, Julen Lopetegui. Esa temporada Nacho disputó tan solo dos partidos. La siguiente temporada el central madrileño disputó 21 partidos e hizo un gol, de está forma Nacho consolidó su sitio en el primer filial madridista.

Al año siguiente Nacho disputó 30 partidos con el Castilla, que dio un salto de calidad con la llegada de Alberto Toril al cuerpo técnico del segundo equipo madridista. El Castilla acabó tercero metiéndose así en los play off por el ascenso a Segunda División. La suerte no estuvo del lado del Castilla que acabó quedándose otra temporada más en Segunda B.

Nacho con el Castilla. Fuente: VAVEL
Nacho con el Castilla. Fuente: VAVEL

En el curso siguiente Nacho debuta con el primer equipo ante la Ponferradina en la victoria de los blancos por 5-1. La gran temporada de Nacho terminará con 33 partidos, 3 goles y el ascenso a la categoría de plata del fútbol español.

En la promoción de ascenso el Castilla le endosó un global de 8-1 al Cádiz y un 6-0 al Mirandés para ascender por todo lo alto.

La siguiente temporada Nacho disputaría sus últimos partidos con el Castilla y lo izo en el fútbol profesional, pues el canterano madridista jugó un total de 19 partidos con el filial y cada vez fue entrando más en los planes de Mourinho.

Llegada al primer equipo

Mourinho empieza a llamarle con el primer equipo, el portugués le hizo debutar en la temporada 2011-2012 en Copa del Rey pero no lo hizo en liga hasta el 8 de diciembre de 2012 en el partido frente al Rea Valladolid, los blancos ganaron el partido por 2-3. Nacho jugó un total de 9 partidos durante la temporada, además fue convocado el día que el Real Madrid se proclamó Super Campeón de España frente al F.C Barcelona.

Temporada de consolidación y doblete

Nacho con la décima. Fuente: Real MAdrid
Nacho con la décima. Fuente: Real MAdrid

Nuevo entrenador, nuevo proyecto, nuevos fichajes y ahí seguía Nacho, ya más asentado, el central y a veces lateral jugó doce partidos y formo parte del equipo que conquistó la Décima UEFA Champions League y la Copa del Rey.

El asentamiento

Tras finalizar un año de ensueño, la siguiente campaña no fue del todo buena para un Madrid que empezó como un tiro y que acabó desinflándose poco a poco hasta quedarse en blanco. El canterano dejó siempre buenas sensaciones y cada vez se escuchaba más eso de: “tiene 24 pero juega como uno de 30”. Y es que Nacho siempre cumple, rara vez suele ser menos de notable en un partido. Aquel año el Real Madrid se hizo con la Super Copa de Europa y el Mundial de Clubes.

La trilogía de Champions y un doblete

Sitúense en el verano de 2015, tras la catástrofe de la temporada anterior el Real Madrid se ve obligado a cesar a Carleto y darle el puesto a Rafa Benítez que no tardó ni medio año en se cesado lo que dio lugar a la llegada de Zidane. Esa misma temporada se recuerda uno de los mejores partidos para Nacho ante el PSG, pues el central, en ese partido de lateral, hizo su primer gol en la Champions y tumbó a todo un Paris Saint-Germain que llegó al Bernabéu con aires de grandeza pero que se fue con una derrota. Los blancos acabaron cerca de hacerse con la Liga además de iniciar una de las mayores hegemonizas de Europa, pues con la Undécima comenzó el reinado del Real Madrid en Europa durante tres años consecutivos.