Jandro Orellana, el arquitecto
de La Masía
Jandro Orellana / Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

El fútbol sonríe a Jandro Orellana, y nunca fue más que merecido. Pese a su temprana edad, la vida le atisbaba un duro revés en el mes de mayo de 2017, obligándole a conocer el lado más oscuro de un deporte que ama con fuerza. Con sólo 17 años a sus espaldas, Jandro se rompía en el Estadio de Varazdin en plena disputa de la final del Europeo Sub17 de Croacia, donde la selección se acabaría alzando con el oro tras vencer a Inglaterra en la tanda de penaltis.

Sin embargo, punto de reaparecer para el inicio de la nueva temporada, el centrocampista azulgrana recaía ese mismo verano, obligándole a pasar por el quirófano por sus problemas con los isquiotibiales.

Armado con las vestimentas de un auténtico samurái, Jandro dejaba a un lado casi diez meses de duro calvario apartado del verde para regresar en el momento más decisivo de la temporada con el FCB Juvenil A de García Pimienta, entonces comandante del cuadro juvenil. La consecución de la segunda UEFA Youth League de la historia para el club catalán culminaba un retorno trepidante, consolidando la huella de un guerrero de alma inquebrantable.

Jandro tras su reaparición con el FCB Juvenil la temporada 2017/2018. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El idioma del fútbol

Pocos entienden el fútbol como él. Un visionario desde el centro del verde, Jandro baila con elegancia con el cuero entre los pies. Adornado con el más puro estilo ADN Barça, el de Gavà camina hacia su sexta temporada en ‘Can Barça’. Meticuloso en cada entrenamiento, el fútbol corre por sus venas.

Después de cuatro años caminando sus primeros pasos en la EF Gavà y dos campañas en el RCD Espanyol en el equipo infantil, la llamada del Barça captó la atención de Jandro Orellana. Su llegada a la pedrera el curso 2014/2015 de la mano de Franc Artiga con el FCB Cadete B presagiaba el inicio de una historia con muchas páginas por trazar.

Criado al compás del fútbol de calle, Jandro tratará de llevar el suyo a lo más alto. Tras una temporada en blanco con el FCB Juvenil A de Denis Silva, el horizonte despliega ahora un sinfín de posibilidades para el catalán en las filas del Barça B. Nombrado prodigioso capitán con la escuadra juvenil, Orellana buscará colocarse en la pizarra de ‘Pimi’ como la manija perfecta del filial. Las puertas de la Segunda División B se abren de nuevo para recibir al comandante estrella, listo para embarcar al Barça B rumbo de nuevo al edén.

Jandro con el filial el curso anterior. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Testimonial en su estreno con el filial la pasada campaña frente al CD Ebro (jornada 11) con un par de minutos previos al pitido final, Jandro lograba repetir la hazaña de defender la zamarra del Barça B hasta en seis ocasiones más, sumando un total de 144 minutos con el cuadro de García Pimienta en el Grupo III de la categoría de bronce. Preparado para dar el salto definitivo, su asentamiento queda lejos de ser una quimera.

Una brújula en la medular

Pretendido por muchos, Jandro tiene claro que sus sueños calzan de azulgrana. Dotado con una técnica exquisita y capaz de adornarse con el esférico en sus botas, el mediocentro aflora en uno de los mejores momentos de su carrera. Reflejado en la estela de Xavi Hernández, su admiración asoma para quedar patente sobre el verde, bañando con filosofía y carácter cada jugada.

Aprendiz de un maestro de leyenda, sus similitudes sobre el tapiz evocan además a las de Sergio Busquets, eternamente en la sombra del ‘pulpo de Badía’. Sin embargo, lejos de amedrentarse con la eterna equiparación, Jandro aplaude el reto de igualar, al menos, la estela de dos mitos bancados en el Barça.

Orellana con el FCB Juvenil A la temporada anterior. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Acicalado con una magia especial, la vida volvía a recompensar el cometido incansable de Jandro: un nuevo oro con la ‘rojigualda’. Coleccionador de grandes títulos con las categorías interiores de la selección, al Europeo Sub17 de Croacia se sumaba el Europeo Sub19 de Armenia este mes de julio, desquitando la espina de su ausencia por lesión en la India con el telón del Mundial Sub17 de fondo.

Dos torneos de envergadura con el combinado nacional que se suman a la UEFA Youth League conquistada con la elástica azulgrana en 2018 y las innumerables ligas alcanzadas en su etapa cadete y juvenil.

Bajo su batuta los acordes más melódicos dibujan el pentagrama de una orquesta que no se entiende sin su presencia. Un talento prodigioso acunado en La Masía que apunta con perseverancia y gratitud las miras de una nueva etapa. Aderezado con un olfato goleador celestial, Jandro se encumbraba además la temporada pasada como tercer máximo goleador del FCB Juvenil A, sumando siete dianas en su bagaje y la posesión precisa de una cátedra irrefutable.

Dirigido por García Pimienta, Jandro Orellana tratará de pulir una clase carente de fronteras. Hechizado con un encanto especial, la sala de máquinas aguarda su presencia para seducir a una hinchada que ya se deleita con su manera celestial de interpretar el fútbol.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo