Arnau Tenas, una eclosión
divina
Arnau Tenas con el FCB Juvenil A Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El mundo del fútbol descubría en Ereván la calidad innata de un arquero forjado en La Masía. Sin embargo, en las entrañas de la Ciudad Condal pocos llegaban a sorprenderse de la actuación estelar de Arnau Tenas, conscientes del talento intrínseco de uno de los arqueros más prometedores de la cantera azulgrana.

Recorriendo un arduo trayecto, con la mochila repleta de sueños los hermanos Tenas Ureña aterrizaban la temporada 2010-2011 en las instalaciones de ‘Can Barça’. Incapaces de pasar desapercibidos, el FC Barcelona pescaba en el VIC Riuprimer REFO a los gemelos con más proyección del panorama nacional. Con sólo 9 años de edad, ambos se estrenaban con la elástica azulgrana en las filas del FCB Benjamín A de Marc Serra y David Sánchez, emprendiendo el camino de un relato con muchas páginas por trazar.

Arnau en un entrenamiento el curso pasado. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Caminando por un sueño

Mientras su hermano Marc Tenas abandonaba temprano la disciplina ‘culé’, Arnau proseguía en su empeño por rubricar su historia de la mano del Barça. Fraguando las bases de una leyenda, el guardameta comenzaba su aprendizaje compartiendo directrices al lado de Joan Noguera, curiosamente defendiendo en la actualidad el escudo del VIC Riuprimer REFO, conjunto que abrazó los primero pasos de Arnau. Sin prisa, pero sin pausa, la figura de Arnau Tenas lograba sobresalir con elegancia temporada tras temporada en la Ciutat Esportiva Joan Gamper, acaparando las miradas de una hinchada que no tardaría en corear su nombre.

Pilar infranqueable en la columna vertebral de cualquier escuadrón, Arnau conseguía consolidarse paso a paso en todas las categorías inferiores del club. Brillante en la consecución de la novena Liga consecutiva del FCB Cadete A de Franc Artiga y Xavi Franquesa el curso 2016/2017, su madera de líder comenzaba a esculpirse a un ritmo trepidante. Acomodado en el salto de cadete a juvenil, el meta de Vic comenzaba a despuntar semana a semana afianzando así la naturaleza del guardián silencioso de La Masía.

Arnau Tenas con el FCB Juvenil A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Defendiendo una humildad constante, los años le vestían con una madurez cada vez más latente. Capaz de volar como el pájaro más bravo sobre el aire, no hay esférico que no logre atrapar sobre sus guantes. Erguido como un virtuoso en el baile aéreo, Arnau también domina con una soltura celestial el juego de pies, seña de identidad peculiar en cualquier arquero balanceado en los estribos de la pedrera azulgrana.

Fiel a sus estigmas, sus mandatos retumban sobre el verde. Siempre atento a cada jugada, el cancerbero azulgrana mantiene una comunicación constante con el resto de sus compañeros en la cancha. Capaz de abordar la mejor decisión en cada momento, Arnau no se arruga cuando el peligro aflora en su área. Instintivo y aguerrido, su silueta se engrandece en el uno contra uno, encogiendo su portería ante la mira del rival.

La espina despojada

Decidido y con las ideas claras danzando en su cabeza desde temprana edad, Arnau se aferró a sus guantes para no soltarlos jamás. Impregnado con el gen, el legado está a salvo en sus manos. Y nunca mejor dicho. Nieto e hijo de cancerberos, el vicense sigue la estela de los porteros Tenas. Mientras su abuelo y su padre le enseñaban el camino, Arnau decidió sujetar en sus manoplas unos sueños reflejados en la estirpe familiar.

Arnau Tenas en el Miniestadi. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Lejos de flaquear en la derrota, Arnau Tenas trazó su nombre en letras de oro en Armenia. Pese a degustar el sabor amargo en su primer gran torneo como titular en el Europeo Sub17 celebrado en Londres en 2018 dónde los ibéricos caían en los cuartos de final ante Bélgica, el canterano azulgrana despojaba su espina a lo grande bajo el cielo de Ereván. Incapaz de batirle en jugada, los tres goles recibidos durante el torneo sólo llegaban a balón parado. Ejecutando un repertorio de paradas deslumbrante y rebelándose como héroe atajando una de las penas máximas decisivas en la tanda de penaltis contra Francia en semifinales, Arnau invistió su leyenda en la esperada final ante Portugal, salvando las embestidas de los lusos y guiando al combinado nacional a tocar el cielo del Republican Stadium.

Siempre modesto dentro y fuera del verde, Arnau no tardaba en acaparar el núcleo mediático tras su excelso papel en Armenia, encumbrado como uno de los actores principales del hito alcanzado por la Selección Sub19 de Santi Denia. Pese a ello, su calidad no sorprendía a sus seguidores de La Masía, fieles conocedores de una clase carente de techo.

Nuevos retos en el horizonte

Acicalado con el oro, Arnau regresará de nuevo a la disciplina azulgrana con el FCB Juvenil A dónde le esperará uno de los mitos del FC Barcelona, el legendario Víctor Valdés. La vuelta de la pantera de Gavà para reconducir el rumbo del escuadrón juvenil inyectará de ambición al meta de Vic, dispuesto a seguir trabajando sin descanso por fortalecer el sueño de alcanzar algún día la portería del Camp Nou. Con el mejor maestro posible, Arnau intentará convertirse en el próximo portero formado en La Masía en adueñarse de la meta del Barça.

Arnau Tenas la pasada temporada. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Con objetivos más cercanos, volver a ganar la Liga y por qué no, la UEFA Youth League, resuena en el horizonte del FCB Juvenil A y de Arnau Tenas. Pese a conquistar la temporada 2017/2018 el título europeo con el escuadrón de García Pimienta como tercer portero, el vicense aspira a reeditar el trofeo esta vez como portero titular tras caer el curso pasado en semifinales frente al Chelsea FC en la tanda de penaltis.

Hambriento y con ganas de más, nuevos episodios aguardan en su vida. Lejos de amedrentarse por la competencia, el guardameta seguirá instruyéndose para enriquecer unas aptitudes que ya le mantienen en lo más alto. Con Iñaki Peña y Lazar Carevic fijos en la portería del Barça B, a sus 18 años Arnau Tenas aspira a seguir creciendo bajo los brazos de La Masía. Un futuro prometedor para alguien que ya ha saboreado las mieles de entrenar con el primer equipo. Muchos le descubrieron en Armenia, sin embargo su estela hace ya tiempo que comenzó a eclipsar.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo