La Copa de la Liga en España: un experimento fugaz
Pepe Moré levanta la Copa de la Liga al cielo de Valladolid | Foto: Javier Jábega, VAVEL

Corría el año 1982 cuando José Luis Núñez, el entonces presidente del Fútbol Club Barcelona, tuvo la idea de poner en marcha una tercera competición nacional con el objetivo de generar ingresos adicionales a los clubes, tanto en taquilla como en televisión.

José Luis Núñez | Foto: Diario de Navarra
José Luis Núñez | Foto: Diario de Navarra

Lo cierto es que era una competición extraña, sin demasiado prestigio. Desconocemos la opinión que los clubes tenían entonces al respecto; pero los aficionados que tuvieron la oportunidad de verla y vivirla no hablan maravillas de ella. Os contamos cuales eran sus características más representativas.

¿Cómo era la Copa de la Liga?

La Copa de la Liga se estrenó en la temporada 1982/1983. Como peculiaridad, podemos decir que todas las eliminatorias se disputaban a doble partido -final incluída-; y la fecha de disputa de esta era habitualmente junio, pues tenía lugar al acabar el resto de competiciones nacionales.

Había una competición para cada categoría (1ª, 2ª, 2ªB y 3ª). La disputaban todos los equipos, cada uno en su división correspondiente; aunque a partir de la segunda temporada se sumarían un equipo de Segunda, dos de Segunda B y uno de Tercera a la de la máxima categoría, la de mayor importancia.

La competición no llegó a tener el recibimiento y el prestigio esperado, por lo que se intentó incentivar por otros medios. Aparte de incluir más equipos al torneo principal, se otorgó un puesto para disputar la Copa de la UEFA al campeón, con el objetivo principal de incrementar su importancia.

Lo cierto es que ni así consiguieron recuperarla (o si quiera conseguirla). La saturación del calendario, las fechas de competición -muy cercanas al periodo estival- y la negativa de TVE a ceder los derechos de emisión a las cadenas autonómicas, unido a que los ingresos de los que hablaba José Luis Núñez no fueron los esperados, acabaron por ir matando el torneo poco a poco, degradándose año a año.

Tuvo una duración de cuatro temporadas (desde la 1982/1983 hasta la 1985/1986); aunque en Segunda, Segunda B y Tercera solo perduró hasta la 1984/1985. La disputa de la Copa Mundial de la FIFA en el año 1986 fue el golpe de gracia a una competición que llevaba moribunda desde su nacimiento.

Y pese a todos los inconvenientes que se le presentaron y que no paraban de aparecer, una temporada más tarde de su extinción se intentó volver a recuperarla, aunque con un formato diferente: la disputarían el campeón de Liga, el campeón de Copa y el campeón de los segundos play-offs de la Liga -que constaba de una liguilla a jugar por los equipos clasificados del séptimo al duodécimo lugar-. Esta quinta edición no llegó a disputarse debido a la saturación del calendario y a la escasa rentabilidad del torneo (a la temporada regular habría que sumarle cada uno de los play-offs que había que disputar, que eran tres: campeón, Copa de la Liga y descenso).

Trofeo | Foto: esacademic.com
Trofeo | Foto: esacademic.com

Datos y estadísticas

El Fútbol Club Barcelona es el equipo más laureado con dos títulos, seguido de un Real Valladolid que aún conserva la Copa de la Liga como el único título oficial de su historia, una reliquia en Pucela; que empata en número de copas de este tipo con el Real Madrid, que también consiguió solo una.

La primera final del torneo, la que lo inauguró, fue un Clásico que se acabó llevando el Barça; la segunda fue la del Pucela, que consiguió imponerse al Atlético de Madrid en la única de las finales que llegaron a la prórroga; la tercera fue un derbi madrileño que se llevó el Real Madrid, frustrando así a un Atleti que veía como perdía dos finales en cuestión de dos años; y la última de ellas la disputaron Barça y Betis, eliminatoria que se decantó por el lado culé por diferencia de un solo gol en ambos partidos (3-0 y 2-0).

En Segunda División los campeones fueron Atlético Madrileño, Castellón y Real Oviedo; en Segunda B fueron Sporting de Gijón Atlético, Nàstic de Tarragona y Sestao por el grupo I, y Albacete Balompié (por partida doble) y Antequerano por el grupo II; y en Tercera División los afortunados fueron Tudelano, Real Madrid Aficionados y Conquense.

El máximo artillero de la historia del campeonato es Hugo Sánchez, que anotó 14 goles en 26 partidos que jugó.

Hugo Sánchez | Foto: Biografías y Vidas
Hugo Sánchez | Foto: Biografías y Vidas

Una gesta histórica para el Real Valladolid

Pocos son los equipos que consiguen arrebatarle títulos a los grandes, y en esta selecta lista de afortunados se encuentra el Real Valladolid. Un 30 de junio de 1984, el equipo dirigido por Fernando Redondo se proclamaba campeón de la segunda edición de la Copa de la Liga de España. Fue en este día y momento cuando Pepe Moré fue fotografiado levantando la copa al cielo del estadio José Zorrilla, imagen famosa que ha ido cobrando peso con el paso de los años.

Pepe Moré levanta la Copa de la Liga al cielo de Valladolid | Foto: es.paperblog.com
Pepe Moré levanta la Copa de la Liga al cielo de Valladolid | Foto: es.paperblog.com

Pero para llegar hasta aquí los pucelanos tuvieron que derribar antes a sus rivales. Real Zaragoza, Sevilla, Betis y Atlético de Madrid fueron sus víctimas; y es que en ninguna de las eliminatorias consiguieron pasar sin sufrir.

En la primera ronda consiguieron darle la vuelta al 1-0 de La Romareda, cerrando un 4-2 en casa que les daba el pase a los cuartos de final (quedaron exentos de jugar la segunda ronda); a los sevillistas los noquearon en los penaltis (2-0 en el Pizjuán y 3-1 en el José Zorrilla); a los béticos consiguieron eliminarlos en el partido de vuelta imponiéndose por 3-0 (anulando así el 2-0 del Villamarín); y al Atlético de Madrid consiguieron derribarlo en la prórroga tras empatar a nada en ambos campos. Los de Redondo marcaron tres goles en el tiempo adicional y se quedaron la copa para ellos.

Fenoy, Aracil, Gail, García Navajas, Richard, Jorge Alonso, Pepe Moré, Eusebio, Yáñez, Da Silva y López fueron los protagonistas de aquella heroica gesta. Fortes y Minguela entraron desde el banquillo, y fueron ellos precisamente quienes se encargaron de marcar los goles en dicha prórroga, que sumado al tanto en propia meta del atlético Votava cerraron el 3-0 que les acreditó como campeones.

Foto: aupapucela.com
Foto: aupapucela.com

Diferencias con Inglaterra y Francia

Inglaterra es, sin duda, el sitio donde mejor funciona este tipo de competición. Este formato lo disputan todos los equipos profesionales del país (más los galeses que disputen sus ligas) que son 92 clubes en total. Sus partidos se disputan durante el año de competición.

Todas las rondas (salvo las semifinales) se juegan a partido único, mediante un riguroso sorteo sin ningún tipo de restricciones, y todos desde agosto. En caso de empate, irían a penales directamente; salvo en la semifinal y en la final, que sí habría prórroga antes de llegar a los once metros. El equipo campeón tiene acceso a la fase de clasificación de la UEFA Europa League si no estaba antes clasificado para otra competición de la UEFA.

Este año tuvo lugar la edición número 60 de la Copa de la Liga inglesa y, como se vino haciendo en las últimas 54, la final se jugó en Wembley el pasado 1 de marzo, donde el Manchester City venció por 2-1 al Aston Villa.

EFL Cup | Foto: SPORTEKZ
EFL Cup | Foto: SPORTEKZ

En Francia el formato es más o menos parecido al inglés. Lo disputan también los 40 clubes profesiones del país más otros cuatro del Championnat National, mediante un sorteo sin ningún tipo de restricciones y desde agosto o septiembre hasta marzo o abril. Las rondas son a partido único y la final se juega en un campo neutral (normalmente en el Stade de France).

El campeón, al igual que en las islas, tendrá acceso a la fase de clasificación para la UEFA Europa League. Este será el último año que se celebre esta competición debido a la saturación del calendario de partidos.

Coupe de la Ligue | Foto: BeSoccer
Coupe de la Ligue | Foto: BeSoccer

¿Qué ha fallado en España para no haber podido prolongar esta competición? ¿Ha fallado la organización o ha sido la actitud? Después de haber leído este reportaje, espero que se vean capaces de sacar sus propias conclusiones.

VAVEL Logo